Sol­da­do de la fra­gi­li­dad

MA­RI­NA ABRAMOVIC

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - El Álbum Íntimo De... -

Ima­gen de la per­fo­man­ce Has­ta el 21 de abril po­drá ver­se una gran re­tros­pec­ti­va de la ar­tis­ta en el Mo­dern Mu­seet de Es­to­col­mo.

En la Yu­gos­la­via de Ti­to, Ma­ri­na Abramovic fue una ni­ña de la no­men­kla­tu­ra. Ex­tra­ña, so­la, bri­llan­te, lo­ca. Su ma­dre, la di­rec­to­ra del Mu­seo de Ar­te de la Re­vo­lu­ción, nun­ca la be­só. Su pa­dre, hé­roe par­ti­sano, tra­tó de in­gre­sar­la en un psi­quiá­tri­co. Tu­vo pri­vi­le­gios or­gá­ni­cos (in­clui­da la pri­me­ra la­va­do­ra de Bel­gra­do) pe­ro los 29 años cru­zó el te­lón de ace­ro y ja­más re­gre­só. “Al prin­ci­pio me cos­tó ajus­tar­me a mi nue­va li­ber­tad. Siem­pre me ha­bía re­be­la­do con­tra las res­tric­cio­nes po­lí­ti­cas y fa­mi­lia­res, pe­ro a la vez me ali­men­ta­ba de ellas. Ne­ce­si­ta­ba crear mis pro­pios lí­mi­tes y los apli­qué en mis per­for­man­ces”. En el ar­te, Abramovic ac­túa co­mo el ob­je­to opri­mi­do y el su­je­to opre­sor de su pro­pio cuer­po. En Rythm 0 (1974) se que­dó de pie, quie­ta, mien­tras la gen­te la be­sa­ba, mor­día o que­ma­ba (les ofre­cía una plu­ma, una ro­sa, miel, un lá­ti­go, un cu­chi­llo, una pis­to­la...). Pre­ten­día es­tu­diar có­mo ac­tua­mos cuan­do nos dan po­der el ab­so­lu­to so­bre al­guien. En The Ar­tist is Pre­sent (2010) se sen­ta­ba en una si­lla en­tre las 10 y las cin­co de la tar­de y te mi­ra­ba. So­lo eso. Na­da. Un ser hu­mano fren­te a otro. Y a ve­ces la gen­te llo­ra­ba. “Lo de la vio­len­cia, mas­tur­bar­se, ca­gar… ya lo hi­ci­mos. Aho­ra se tra­ta de des­cu­brir qué hay en nues­tra men­te”, di­ce. La obra es ella; el Deus ex ma­chi­na, tam­bién. ¿Y no­so­tros? ISA­BEL NA­VA­RRO

pre­sent. The ar­tist is

A la dcha. con Klaus Bie­sen­bach, co­mi­sa­rio de su an­to­ló­gi­ca del MOMA y su úl­ti­ma pa­re­ja co­no­ci­da.

Ha re­crea­do su vi­da en dos mon­ta­jes:the Bio­graphy Re­mix (2004) (su ma­dre so­ñó que da­ría a luz una ser­pien­te) y la ópe­ra Vi­da y muer­te de Ma­ri­na Abramovic (2012). Aba­jo, en la pie­za de ví­deo The He­ro (2001).

A la dcha. en su 70 cum­plea­ños con el ar­tis­ta trans­gé­ro Anoh­ni (an­tes An­tony He­garty).

Arri­ba, jun­to a su pa­dre, en una ima­gen de sus me­mo­rias Walk Th­rough Walls. A la dcha. en la per­for­man­ce Re­la­tion in Spa­ce (1976) con el ar­tis­ta Ulay, su com­pa­ñe­ro has­ta 1988.

A la dcha, en su ju­ven­tud. Aba­jo, jun­to a Lady Ga­ga, que hi­zo un re­ti­ro fí­si­co y es­pi­ri­tual en la ca­sa de cam­po de la ar­tis­ta me­di­tan­do des­nu­da, en­to­nan­do un gri­to has­ta que­dar­se sin res­pi­ra­ción...

Arri­ba, con Va­len­tino y Rossy de Pal­ma en una fies­ta. A la dcha., con Ro­bert Red­ford, lle­van­do cas­cos de in­so­no­ri­za­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.