QUÉ PO­DE­MOS (y de­be­mos) HA­CER LOS PA­DRES

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - En Directo -

Los psi­có­lo­gos Án­gel Pe­ral­bo y Ma­ría Ro­sa del Rin­cón nos dan las pau­tas

Afron­te­mos la reali­dad: las re­des so­cia­les no son com­pa­ra­bles a na­da de lo que vi­vió nues­tra ge­ne­ra­ción.

Ten pre­sen­te que tu hi­jo no es un ex­per­to en re­des ni en tec­no­lo­gía. Es so­lo un ni­ño, no tie­ne cri­te­rio y es vul­ne­ra­ble.

Fór­ma­te, in­ves­ti­ga. Tú tie­nes que con­tro­lar lo que tu hi­jo ha­ce, no al con­tra­rio.

Re­cuer­da que siem­pre tra­ta­rá de sal­tar­se la nor­ma… y las cla­ves. No le de­jes con su ta­blet o te­lé­fono a so­las, aun­que ten­ga con­trol pa­ren­tal.

No te ob­se­sio­nes con man­te­ner­lo al mar­gen, es im­po­si­ble. La cla­ve es­tá en “co­nec­tar” y “ha­cer­le pen­sar”.

Tra­ta de des­cu­brir qué pien­sa: pre­gún­ta­le, de­ja que te en­se­ñe. Se sen­ti­rá or­gu­llo­so y po­drás su­ge­rir­le otros con­te­ni­dos.

Pon lí­mi­tes y ha­bla a tiem­po. Cuan­do de­tec­tas el pro­ble­ma, ya lle­va mu­cho vien­do va­lo­res no­ci­vos

Com­par­te tiem­po li­bre con él y fo­men­ta que ha­ga de­por­te y otras for­mas de ocio con otros cha­va­les.

Pon ho­ra­rio de uso, aun­que las nor­mas no de­ben ser de­ma­sia­do es­tric­tas, si no se sen­ti­rá des­alen­ta­do. Tú tam­bién de­bes res­pe­tar­las.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.