FER­TI­LI­DAD

¿Cuál es su au­tén­ti­co pre­cio?

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Salud -

Si pien­sas en un tra­ta­mien­to de fer­ti­li­dad, pre­gun­ta an­tes por los efectos secundarios. Las mu­je­res que los co­no­cen de an­te­mano los to­le­ran me­jor y tie­nen me­nos ries­go de ti­rar la toa­lla. Por Ma­ri­sol Gui­sa­so­la

Ro­sa P. y Al­fre­do G., de 34 y 36 años, lle­va­ban años in­ten­tan­do te­ner un be­bé. En la Clí­ni­ca IVI (Ins­ti­tu­to Va­len­ciano de In­fer­ti­li­dad) de Ma­drid con­fir­ma­ron que Ro­sa pa­de­cía en­do­me­trio­sis ová­ri­ca y te­nía las trom­pas obs­trui­das, pe­ro tam­bién le in­di­ca­ron que era una bue­na can­di­da­ta pa­ra una fer­ti­li­za­ción in vi­tro (FIV). “Me de­ci­dí a ha­cer­lo, a pe­sar de las his­to­rias pa­ra no dor­mir que me con­ta­ba la gen­te. Lo que me ani­mó fue saber to­das las mu­je­res que ha­bían con­se­gui­do ser ma­dres con es­te mé­to­do. Más de 2.000 so­lo en Es­pa­ña en 2016”, ex­pli­ca Ro­sa. “La pa­la­bra hor­mo­na asus­ta, pe­ro si los tra­ta­mien­tos es­tán bien in­di­ca­dos y si se usan las do­sis co­rrec­tas no tie­ne por qué ha­ber pro­ble­mas”, ex­pli­ca el dr. Juan­cho Gar­cía Velasco, di­rec­tor de la Clí­ni­ca IVI de Ma­drid. Es im­por­tan­te acla­rar que esos me­di­ca­men­tos se usan en com­bi­na­ción, y los efectos secundarios son re­sul­ta­do de la mez­cla em­plea­da en ca­da ca­so, de la res­pues­ta de los ova­rios y de la pro­duc­ción de hor­mo­na. “Yo les di­go a mis pa­cien­tes que, si co­no­cen de an­te­mano sus efectos secundarios, los to­le­ra­rán me­jor y sen­ti­rán me­nos an­sie­dad”, re­su­me el ex­per­to que, a con­ti­nua­ción, nos ase­so­ra so­bre los fár­ma­cos que se usan y sus efectos. 1. Me­di­ca­men­tos pa­ra ge­ne­rar más óvu­los CLOMIFENO

¿Qué es? Es una hor­mo­na que se com­por­ta co­mo un an­ti­es­tró­geno. Se to­ma en com­pri­mi­dos du­ran­te cin­co días al mes. ¿Có­mo fun­cio­na? Ha­ce que la hi­pó­fi­sis (una glán­du­la del ce­re­bro) pro­duz­ca más hor­mo­na es­ti­mu­la­do­ra de fo­lícu­los y con­si­gue que, en vez de un óvu­lo, ha­ya dos o tres. Efectos secundarios. Al­te­ra­cio­nes en el es­ta­do de áni­mo, pin­cha­zos en el vien­tre, ce­fa­leas, so­fo­cos y, me­nos pro­ba­ble­men­te, al­te­ra­cio­nes vi­sua­les (co­mo vi­sión bo­rro­sa o de man­chas), que des­apa­re­cen al in­te­rrum­pir el tra­ta­mien­to. No de­ben ad­mi­nis­trar­se más de seis ci­clos de clomifeno, por­que nue­vos es­tu­dios in­di­can que, a más lar­go pla­zo, pue­de au­men­tar el ries­go de cán­cer de ova­rio.

GONADOTROPINAS

¿Qué son? Más pu­ras que el clomifeno, son hor­mo­nas in­yec­ta­bles. ¿Có­mo fun­cio­nan? Per­mi­ten con­tro­lar me­jor la res­pues­ta en la pa­cien­te, bien con­si­guien­do dos fo­lícu­los (el lu­gar don­de re­si­den y ma­du­ran los óvu­los an­tes de ser li­be­ra­dos) pa­ra ci­clos de in­se­mi­na­ción, o unos 10 pa­ra un ci­clo de FIV. Efectos secundarios. “Co­mo ca­da fo­lícu­lo pro­du­ce es­tró­ge­nos, si hay va­rios a la vez ha­brá más can­ti­dad de es­tró­geno cir­cu­lan­te en el or­ga­nis­mo y, por tan­to, más efectos secundarios”, acla­ra el doc­tor Gar­cía Velasco. En ge­ne­ral, la in­yec­ción de gonadotropinas sue­le pro­du­cir un pe­que­ño mo­ra­tón tran­si­to­rio en la zo­na del pin­cha­zo. Otros efectos son hin­cha­zón ab­do­mi­nal, ten­sión ma­ma­ria con sen­si­bi­li­dad do­lo­ro­sa, do­lor de ca­be­za y sen­sa­ción de náu­seas. “Los ni­ve­les ele­va­dos de es­tró­ge­nos pue­den fa­vo­re­cer una trom­bo­sis, por lo que es vi­tal ha­cer un buen se­gui­mien­to tras ad­mi­nis­trar­los. En cam­bio, son ra­ros los ca­sos de hi­per­es­ti­mu­la­ción ová­ri­ca, ya que se tien­de a ha­cer es­ti­mu­la­cio­nes más sua­ves que las de ha­ce años”,

2. Fár­ma­cos que con­tro­lan la ovu­la­ción

AGONISTAS Y ANTAGONISTAS HORMONALES

¿Qué son? Son hor­mo­nas in­yec­ta­bles. Los agonistas de la Gnrh (hor­mo­na li­be­ra­do­ra de la go­na­do­tro­pi­na) son más clá­si­cos y re­quie­ren 20 días de in­yec­cio­nes. Con los antagonistas de la Gnrh es su­fi­cien­te con tres o cua­tro in­yec­cio­nes. Los re­sul­ta­dos con uno u otro son si­mi­la­res. ¿Có­mo fun­cio­nan? Am­bos blo­quean la hi­pó­fi­sis del ce­re­bro y evi­tan que la mu­jer que es­tá en tra­ta­mien­to y desa­rro­llan­do va­rios fo­lícu­los ovu­le por su cuen­ta y se pier­dan esos ovo­ci­tos. Efectos secundarios. Los agonistas pue­den dar so­fo­cos y reac­ción en la zo­na de la in­yec­ción. Los antagonistas no pro­du­cen tan­tos efectos y re­quie­ren me­nos in­yec­cio­nes, pe­ro tam­bién pue­den oca­sio­nar mo­les­tias en esa zo­na.

3. Pa­ra ma­du­rar los óvu­los

HCG

¿Qué es? La hor­mo­na es­ti­mu­lan­te de la ma­du­ra­ción de ovo­ci­tos es la res­pon­sa­ble de la hi­per­es­ti­mu­la­ción ová­ri­ca. Se ad­mi­nis­tra a tra­vés de una in­yec­ción sub­cu­tá­nea. ¿Có­mo fun­cio­na? Es­ti­mu­la la ma­du­ra­ción fi­nal de los ovo­ci­tos, pa­so in­dis­pen­sa­ble pa­ra la in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial o la ex­trac­ción de óvu­los en una FIV. Es la hor­mo­na que se de­tec­ta en un test de em­ba­ra­zo cuan­do és­te se pro­du­ce, por lo que un test des­pués de la in­yec­ción da­rá po­si­ti­vo, aun­que no se­rá un re­sul­ta­do real. Efectos secundarios. Pue­de pro­vo­car sen­sa­ción de dis­ten­sión ab­do­mi­nal y pro­vo­car hin­cha­zón de ma­nos o to­bi­llos, náu­seas o vó­mi­tos, ce­fa­leas y una ma­yor emo­ti­vi­dad.

4. Fár­ma­cos de apo­yo al em­ba­ra­zo

PROGESTERONA

¿Qué es? Es la hor­mo­na que ge­ne­ran to­das las mu­je­res des­pués de ovu­lar y has­ta la mens­trua­ción. Pue­de ad­mi­nis­trar­se por vía va­gi­nal, oral o en in­yec­ción sub­cu­tá­nea. ¿Có­mo fun­cio­na? Se uti­li­za ge­ne­ral­men­te des­de la in­se­mi­na­ción o la trans­fe­ren­cia de los em­brio­nes has­ta, al me­nos, la prue­ba de em­ba­ra­zo. Efectos secundarios. Los sín­to­mas son pa­re­ci­dos a los de los días pre­vios a la re­gla: re­ten­ción de lí­qui­dos, dis­ten­sión ma­ma­ria y ab­do­mi­nal, do­lor de ca­be­za, náu­seas y som­no­len­cia. “Es la hor­mo­na que más al­te­ra la es­ta­bi­li­dad emo­cio­nal. Pa­sa lo mis­mo que con la progesterona, que ge­ne­ra la mu­jer en su ci­clo mens­trual y con la que lle­van los an­ti­con­cep­ti­vos”, aña­de el doc­tor Gar­cía Velasco.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.