Una juez al res­ca­te de la DIG­NI­DAD

CAR­LA DEL PON­TE

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Mujeres En Primera Línea -

Es la mu­jer que se ha en­fren­ta­do a más cri­mi­na­les de gue­rra. La co­no­cí en 2001, en su des­pa­cho del Tri­bu­nal de La Ha­ya, 18 me­ses des­pués de ser nom­bra­da fis­cal je­fe pa­ra los crí­me­nes de gue­rra en la ex Yu­gos­la­via y Ruan­da. La en­con­tré pe­que­ña pe­ro com­pac­ta, con un cuer­po de re­ma­do­ra, co­mo le gus­ta­ba de­fi­nir­se, ba­jo su tra­je de cha­que­ta. To­da­vía que­da­ba en ella al­go de la ni­ña que iba con sus cua­tro her­ma­nos va­ro­nes a la ca­za de ví­bo­ras que des­pués ven­dían a un la­bo­ra­to­rio. Ya de adul­ta, le es­pe­ra­ba la cap­tu­ra de otro ti­po de ser­pien­tes. En 1981, co­mo co­la­bo­ra­do­ra del juez Gio­van­ni Fal­co­ne, y des­de 1994 co­mo fis­cal ge­ne­ral de Sui­za, es­cu­dri­ñó y blo­queó cuen­tas de ma­fio­sos y po­lí­ti­cos co­rrup­tos de me­dio mun­do, en­tre ellos Be­na­zir Bhut­to y Bo­ris Yel­tsin. Lo­gró que se ti­pi­fi­ca­ran co­mo crí­me­nes con­tra la hu­ma­ni­dad las vio­la­cio­nes en zo­nas de con­flic­to y se pro­po­nía in­cluir en el mis­mo ran­go “la co­rrup­ción sis­te­má­ti­ca a ni­vel es­ta­tal y los pa­tro­nes de de­li­tos eco­nó­mi­cos que es­tán tras la ma­yo­ría de las gue­rras, co­mo el trá­fi­co de ar­mas o las ex­pro­pia­cio­nes for­zo­sas”. Gra­cias a ella fue­ron en­car­ce­la­dos mas de 90 al­tos car­gos por ge­no­ci­dios en la an­ti­gua Yu­gos­la­via y Ruan­da. Allí de­mos­tró su fa­ma de ins­truc­to­ra te­naz. Tam­bién su es­tó­ma­go o

POR SUS PA­LA­BRAS LA CONOCERÉIS

“Hay que juz­gar a Bas­har al-ásad. Es uno de los peo­res cri­mi­na­les, res­pon­sa­ble de un gran nú­me­ro de muer­tes de ci­vi­les”. (En­tre­vis­ta en la te­le­vi­sión sui­za RTS, en mar­zo). san­gre fría pa­ra en­fren­tar­se al re­la­to de atro­ci­da­des, co­mo la ex­trac­ción y trá­fi­co de ór­ga­nos de ser­bios se­cues­tra­dos. Creía que lo ha­bía vis­to to­do; pe­ro en 2011 la lla­ma­ron a la co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción de las Na­cio­nes Uni­das so­bre el con­flic­to en Si­ria, cu­yas con­clu­sio­nes aca­ban de pre­sen­tar­se en Gi­ne­bra. “To­das las par­tes han co­me­ti­do gra­ves vio­la­cio­nes de las le­yes hu­ma­ni­ta­rias in­ter­na­cio­na­les”, ha se­ña­la­do Del Pon­te. Pe­ro, por en­ci­ma de to­dos, es­tá la res­pon­sa­bi­li­dad del ré­gi­men de Bas­har el As­sad en el bom­bar­deo de un con­voy hu­ma­ni­ta­rio, en sep­tiem­bre de 2016. La juez pi­de que As­sad sea juz­ga­do en el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia In­ter­na­cio­nal de las Na­cio­nes Uni­das. Co­sa na­da fá­cil aho­ra que Pu­tin y Trump es­tán a par­tir un pi­ñón; pe­ro Car­la no se de­ja arre­drar. “El ter­cer po­der en una de­mo­cra­cia co­rres­pon­de a la jus­ti­cia”, me di­jo. Y es­tá re­suel­ta a que esa jus­ti­cia sea el pi­lar de un nue­vo or­den in­ter­na­cio­nal. PE­PA RO­MA

O

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.