Rom­per (tam­bién) con in­ter­net

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - La Imperfecta - LU­CÍA TA­BOA­DA RA­QUEL CÓR.COLES Pa­raim­per­fec­tas.com

Co­mo un con­se­je­ro ma­tri­mo­nial, Facebook pue­de pre­de­cir cuán­do vas a rom­per con tu pa­re­ja. El cien­tí­fi­co Jon Klein­berg y el in­ge­nie­ro Lars Backs­trom desa­rro­lla­ron en 2013 un al­go­rit­mo ca­paz de pre­ci­sar si dos usua­rios man­te­nían una re­la­ción y si la de­ja­ban en ba­se a las in­ter­ac­cio­nes que am­bos man­te­nían en la red so­cial. Es­te es­tu­dio con­clu­yó que el pi­co más al­to de in­ter­ac­cio­nes entre una pa­re­ja se pro­du­ce pa­ra­dó­ji­ca­men­te 12 días an­tes del Día 0, es de­cir, du­ran­te el cor­te­jo de to­da la vi­da. Pe­ro aho­ra he­mos cam­bia­do las flo­res por los li­kes. De­ce­nas de li­kes ar­queo­ló­gi­cos en fo­tos an­ti­quí­si­mas, co­men­ta­rios ca­si pre­de­ter­mi­na­dos en to­dos sus es­ta­dos, ras­treo com­pul­si­vo en Goo­gle de su nom­bre, obra y ár­bol ge­nea­ló­gi­co, has­ta aná­li­sis de su cu­rrí­cu­lum vi­tae en Lin­ke­din, co­mo si fue­ses el ca­za­ta­len­tos de una mul­ti­na­cio­nal. To­do es­te hac­keo sen­ti­men­tal se pro­du­ce an­tes del Día 0, pe­ro –y que­ri­da, aquí vie­ne el pro­ble­ma– tam­bién des­pués del Día R, el de la rup­tu­ra.

Si tu re­la­ción se ter­mi­na en es­te si­glo XXI, tu do­lor se di­se­mi­na entre cen­te­na­res de per­fi­les de gen­te que os co­nec­ta. An­tes de las re­des so­cia­les, po­ner fin a una re­la­ción sig­ni­fi­ca­ba ma­yo­ri­ta­ria­men­te el fi­nal de la co­mu­ni­ca­ción. Ya no. Ya no so­lo te en­cuen­tras a tu ex por la ca­lle (nor­mal­men­te el día que peor as­pec­to tie­nes), sino que te tro­pie­zas cons­tan­te­men­te con él en in­ter­net. La re­cu­pe­ra­ción emo­cio­nal ya no so­lo pa­sa por ti­rar su ce­pi­llo de dien­tes, aho­ra tam­bién hay que me­ter en una ca­ja de car­tón to­das vues­tras fo­tos y li­kes, pre­cin­tar­la y de­jar­la fren­te al con­te­ne­dor de pa­pel. Así que aho­ra tam­bién tie­nes que pa­sar por la fa­se de due­lo con tu per­fil de Facebook o Twit­ter. Y es­te plan re­no­ve cues­ta mu­chí­si­mo, pe­ro co­mo te­ra­pia de cho­que es ca­si in­me­jo­ra­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.