LEER pa­ra ser fe­liz

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Adolescente A Bordo - CARE SAN­TOS Escritora

a lguien va al ci­ne pa­ra apren­der a ha­cer un plano con­tra­pi­ca­do? ¿To­ma­mos apun­tes mien­tras ve­mos la pe­lí­cu­la? ¿Es­ta­mos obli­ga­dos a ha­cer re­sú­me­nes de su con­te­ni­do? Se­gu­ra­men­te, si to­do lo que aca­bo de de­cir ocu­rrie­ra, un al­to por­cen­ta­je de no­so­tros con­si­de­ra­ría que ir al ci­ne es un abu­rri­mien­to. Pues bien, más de la mi­tad de los ado­les­cen­tes ac­tua­les con­si­de­ra que leer es un abu­rri­mien­to, y la cul­pa (me te­mo), es de los adul­tos. Esos adul­tos que in­sis­ten en que hay que leer pa­ra a) ad­qui­rir vo­ca­bu­la­rio; b) ser me­jo­res en los es­tu­dios; c) ser me­jo­res per­so­nas; d) otras ra­zo­nes pin­to­res­cas. To­dos esos adul­tos con­tro­la­do­res que im­po­nen li­bros (con preo­cu­pan­te ten­den­cia a sus pro­pios gus­tos lec­to­res de mil años atrás), arru­gan la na­riz si ellos pre­ten­den leer al­go por su cuen­ta o les obli­gan a un ra­to de lec­tu­ra dia­ria. Los mis­mos adul­tos que no tie­nen tiem­po de leer ni de con­ta­giar la pa­sión por los li­bros, se que­jan de que sus hi­jos no lean. No me cuen­to en­tre ellos, por cier­to.

En reali­dad, la co­sa no es así. Leer ha­ce fe­liz, en pri­mer lugar. Ese de­be­ría ser el ar­gu­men­to más aplas­tan­te. ¿Pa­ra qué va­mos al ci­ne? Pa­ra ser fe­li­ces, pa­ra emo­cio­nar­nos, pa­ra pa­sar un buen ra­to. Las mis­mas ra­zo­nes son vá­li­das cuan­do to­ma­mos un li­bro. En los li­bros –me gus­ta a mí de­cir­les a los cha­va­les–, es­tá to­do. Lo que sus pa­dres quie­ren que apren­dan y lo que no. To­do aque­llo que ne­ce­si­tan saber pa­ra en­ten­der­se. A ve­ces no es fá­cil dar con el li­bro ade­cua­do. Por eso se ne­ce­si­tan (bue­nos) me­dia­do­res. Te­ne­mos mu­chos. Pro­fe­so­res y bi­blio­te­ca­rios que lo han en­ten­di­do, que ha­cen un gran tra­ba­jo. Qué ha­ría­mos sin ellos. Tam­bién ne­ce­si­ta­mos tiem­po. Un ra­to al día, en el au­la, pa­ra leer. Leer va con­tra el mun­do que he­mos in­ven­ta­do. En un mun­do lleno de rui­do, leer re­cla­ma si­len­cio. Qué ale­gría ir con­tra el mun­do. Y con qué ga­nas lo ha­rán ellos, cuan­do lo se­pan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.