RO­SA LÓPEZ TORRES Pre­si­den­ta del Co­le­gio de Albacete y del Con­se­jo de Co­le­gios de Cas­ti­lla-la Man­cha, es aho­ra Te­so­re­ra del CGCOF.

“He­mos ayu­da­do a fi­nan­ciar la sa­ni­dad pú­bli­ca”

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - En Directo -

“So­mos un país pri­vi­le­gia­do.

En Es­pa­ña te­ne­mos una far­ma­cia a 125 m de nues­tro do­mi­ci­lio, co­mo me­dia. La gen­te sa­be que los fár­ma­cos tie­nen el mis­mo pre­cio en cual­quier pun­to de Es­pa­ña, aun­que no cues­te lo mis­mo lle­var un me­di­ca­men­to al centro de Ma­drid que a un pue­blo. Si tu far­ma­cia no lo tie­ne en ese mo­men­to, te lo con­si­gue en cues­tión de ho­ras o de un día pa­ra otro. ¿Có­mo es eso po­si­ble? Lo es por un sis­te­ma de dis­tri­bu­ción so­li­da­rio y rá­pi­do. Sú­ma­le a eso el ser­vi­cio de guar­dia, que per­mi­te aten­der las ur­gen­cias de to­da la po­bla­ción los 365 días del año. Es un ser­vi­cio con­sen­sua­do con la Ad­mi­nis­tra­ción, que las farmacias pres­tan sin co­brar na­da por ello. ¿Y qué nos di­fe­ren­cia de las farmacias de otros paí­ses? Yo di­ría que la pro­pie­dad, por­que en Es­pa­ña la far­ma­cia per­te­ne­ce al far­ma­céu­ti­co. En otros paí­ses pue­den per­te­ne­cer a em­pre­sas, más en­fo­ca­das al ne­go­cio. Aquí, si te lle­ga un pa­cien­te con un pro­ble­ma de sa­lud, pien­sas pri­me­ro en ayu­dar­le. Eso se vio cla­ra­men­te en los peo­res tiem­pos de la cri­sis eco­nó­mi­ca, cuan­do ha­bía tan­tos im­pa­gos de la Ad­mi­nis­tra­ción a far­ma­céu­ti­cos de al­gu­nas co­mu­ni­da­des, por ejem­plo, de Cas­ti­lla-la Man­cha, que es la mía. Sin me­ca­nis­mos de fi­nan­cia­ción y te­nien­do que pa­gar los pro­duc­tos an­tes de re­ci­bir­los, mu­chos far­ma­céu­ti­cos se hi­po­te­ca­ron con su pro­pio pa­tri­mo­nio pa­ra po­der ga­ran­ti­zar los fár­ma­cos a su co­mu­ni­dad. En esos mo­men­tos, fui­mos la fi­nan­cia­ción de la Sa­ni­dad Pú­bli­ca. Ha­bía que arri­mar el hom­bro y lo hi­ci­mos. Aho­ra se han ar­bi­tra­do nue­vos me­ca­nis­mos de fi­nan­cia­ción, a tra­vés de ban­cos, pe­ro aque­lla si­tua­ción dio la voz de alar­ma. La red se po­día rom­per si las farmacias no eran via­bles. Cuan­do des­apa­re­cen, se van crean­do agu­je­ros en la red que de­jan a sec­to­res de po­bla­ción sin ser­vi­cio, ge­ne­ral­men­te los que más lo ne­ce­si­tan. Aho­ra, la tecnología nos es­tá ayu­dan­do, por ejem­plo con la re­ce­ta elec­tró­ni­ca, que te per­mi­te dar con­se­jos per­so­na­li­za­dos, aler­tar de ries­gos, ha­cer un se­gui­mien­to. No­so­tros pre­ten­de­mos que ese tra­ba­jo se re­co­noz­ca co­mo un ser­vi­cio asis­ten­cial pro­fe­sio­nal. Por su­pues­to, la con­fian­za de los usua­rios nos da fuer­za”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.