5. UN ES­GUIN­CE

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Salud -

Pue­de que la vi­da sea me­jor en chan­clas, pe­ro el cal­za­do que de­ja des­pro­te­gi­do al to­bi­llo, ha­ce más fá­ci­les los es­guin­ces. Cuan­do se pro­duz­ca la tor­ce­du­ra, hay que de­te­ner in­me­dia­ta­men­te la actividad que se es­tu­vie­ra rea­li­zan­do y po­ner en re­po­so el pie afec­ta­do. Lo si­guien­te se­rá en­friar la ar­ti­cu­la­ción con bolsas de hie­lo o com­pre­sas frías y, a con­ti­nua­ción, com­pri­mir la zo­na con un ven­da­je apre­ta­do. Lo ideal se­ría una ven­da elás­ti­ca, pe­ro si el ac­ci­den­te nos pi­lla sin el bo­ti­quín a mano, po­de­mos im­pro­vi­sar un ven­da­je de emer­gen­cia con un cal­ce­tín lar­go o un fu­lar pa­sán­do­lo una o dos ve­ces

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.