TORTÍCOLIS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Salud -

An­tes de em­pe­zar con el sua­ve au­to­ma­sa­je, es ne­ce­sa­rio ali­viar la contractura. Pa­ra ello, la pri­me­ra re­co­men­da­ción es evi­tar el frío, por­que pue­de au­men­tar­la to­da­vía más. Pue­des uti­li­zar un cue­llo or­to­pé­di­co –que en­con­tra­rás en far­ma­cias– du­ran­te una o dos ho­ras al día. Otra bue­na so­lu­ción es re­cu­rrir a una man­ta eléc­tri­ca pa­ra dar­te ca­lor.

¿Có­mo con­si­go ali­vio? Ma­sa­jea el múscu­lo que par­te de la cla­ví­cu­la y que va has­ta de­ba­jo de la ore­ja, rea­li­zan­do pe­que­ños mo­vi­mien­tos cir­cu­la­res muy sua­ves y len­tos con la pun­ta de los de­dos, du­ran­te tres mi­nu­tos. Haz­lo en los dos la­dos, pa­ra equi­li­brar la ten­sión: de es­ta for­ma se con­si­gue re­la­jar de ver­dad la mus­cu­la­tu­ra. Aplí­ca­te tam­bién ca­lor en es­tos múscu­los. A con­ti­nua­ción, tum­ba­da en la ca­ma, ma­sa­jea las dos pri­me­ras cos­ti­llas,que es­tán jus­to ba­jo la cla­ví­cu­la, des­de el es­ter­nón has­ta la axi­la, abrien­do y ce­rran­do los de­dos co­ra­zón e ín­di­ce. Es­ta zo­na es, con fre­cuen­cia, el ori­gen de la contractura que ori­gi­na la tortícolis. Tam­bién es re­co­men­da­ble rea­li­zar mo­vi­mien­tos es­ti­ran­do el cue­llo de un la­do a otro, al tiem­po que lo ro­tas, du­ran­te unos 30 se­gun­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.