Cui­da­do CON LO QUE DI­CES…

Loïc Pri­gent es el hom­bre que ano­ta las fra­ses más cu­rio­sas del uni­ver­so fas­hion. Por Abraham de Amé­za­ga

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Moda Libros -

Es de los que, des­de lue­go, no se to­ma de­ma­sia­do en se­rio el pla­ne­ta mo­da. El bre­tón Loïc Pri­gent (1973) es el au­tor de los do­cu­men­ta­les so­bre Cha­nel, Louis Vuit­ton y Marc Ja­cobs pa­ra la ca­de­na de te­le­vi­sión Ar­te, y de la se­rie Le jour d’avant (El día an­tes), so­bre los des­fi­les de Gaul­tier, Fen­di o Lan­vin, en­tre otros. Tam­bién fir­ma el do­cu­men­tal en el que Karl La­ger­feld re­pa­sa su vi­da me­dian­te sus pro­pios di­bu­jos, rea­li­za­dos du­ran­te la en­tre­vis­ta. Pe­ro, ade­más de ci­neas­ta y pe­rio­dis­ta, Pri­gent se ha con­ver­ti­do en es­pía de lo que se cue­ce en el front row de los des­fi­les: des­de ha­ce un lus­tro pu­bli­ca en su cuen­ta de Twit­ter, con ca­si 300.000 se­gui­do­res, las fra­ses más áci­das y su­rrea­lis­tas en torno a la mo­da. Aho­ra, reune mu­chas de ellas en el li­bro J’ado­re la mode mais c’est tout ce que je dé­tes­te (Ado­ro la mo­da, pe­ro es to­do lo que de­tes­to).

Pu­ra reali­dad

Cat­he­ri­ne De­neu­ve pu­so voz a al­gu­nas de esas ci­tas en un do­cu­men­tal ro­da­do por Loïc y emi­ti­do du­ran­te la úl­ti­ma fas­hion week pa­ri­si­na. “En va­rios mo­men­tos se mo­vía la cá­ma­ra, por­que no po­día evi­tar la ri­sa”, re­co­no­ce Pri­gent. Al­gu­nos ejem­plos: “Bien­ve­ni­da al asi­lo psi­quiá­tri­co me­jor ves­ti­do del mun­do”; “Me mi­ra co­mo mi pa­dre mi­ra los BMW”; “Mi chó­fer es in­dem­ne a to­da cul­tu­ra”; “Soy res­pon­sa­ble de pren­sa. La ver­dad es que ya no sé cuán­do mien­to. No me ha­bles, yo soy pe­rio­dis­ta y es peor”. Y por si al­guien pien­sa que en esas fra­ses hay mu­cha fic­ción, él lo de­ja cla­ro: “To­das las fra­ses son rea­les”. An­tes de ve­rano, el gran al­ma­cén Le Bon Mar­ché-ri­ve Gau­che de­di­ca­ba una mues­tra a los co­men­ta­rios di­ver­ti­dos de los clien­tes que Pri­gent ha­bía es­cu­cha­do, estampados so­bre ca­mi­se­tas, go­rras, ta­zas… Mu­chas de esas fra­ses so­lo se pue­den en­ten­der den­tro de la bur­bu­ja pa­ri­si­na, co­mo la del clien­te que di­jo a un em­plea­do: “¿Es­to en­co­je al cham­pán? Ah, per­dón, ¿es­to en­co­je al la­var?”.

Des­de que sus co­lec­cio­nes son FEAS, sus be­ne­fi­cios se han MUL­TI­PLI­CA­DO por 10”.

No LLORES. Pien­sa en tu ma­qui­lla­je”. Ten­go HAM­BRE. ¿Tie­nes una in­fu­sión? – NO, ten­go té. – En­ton­ces da­me so­lo AGUA CA­LIEN­TE”.

Tie­ne más BOL­SOS

que li­bros y AMI­GOS”.

“En­cuén­tra­me un sué­ter”, di­ce la ca­mi­se­ta, y “Quie­ro un ta­cón que ha­ga un rui­do sexy cuan­do ca­mino”, en la bol­sa.

J’ado­re la mode mais c’est tout ce que je dé­tes­te. Loïc Pri­gent. Edi­to­rial: Gras­set.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.