MI­SIÓN: SAL­VAR LOS OCÉA­NOS

El 8 de junio ce­le­bra­mos el Día Mun­dial de los Océa­nos con muy po­co que fes­te­jar. So­bre to­do, de­bi­do al enemi­go más le­tal de la vi­da ma­ri­na: el plás­ti­co. Un do­cu­men­tal nos des­cu­bre a las mu­je­res que com­ba­ten en es­ta ba­ta­lla im­pres­cin­di­ble pa­ra nues­tra sup

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario - Por PAKA DÍAZ

Ha­ce muchos años, una gran ma­rea de­jó cien­tos de es­tre­llas de mar va­ra­das en una pla­ya, don­de mo­rían a cau­sa del sol abra­sa­dor. Un hom­bre que pa­sa­ba por allí vio có­mo una ni­ña se de­di­ca­ba sin des­can­so a lle­var­las de vuel­ta al mar. Lleno de cu­rio­si­dad, le pre­gun­tó por qué lo ha­cía cuan­do iba a ser im­po­si­ble sal­var­las a to­das. “No tie­ne sen­ti­do, es un es­fuer­zo inú­til”, le di­jo. Pe­ro la ni­ña res­pon­dió, se­ña­lan­do la

es­tre­lla que lle­va­ba en sus ma­nos mien­tras la de­po­si­ta­ba en el océano: “Pa­ra ella sí ha te­ni­do sen­ti­do”. Ka­ri­na Hol­den es una rea­li­za­do­ra de do­cu­men­ta­les aus­tra­lia­na y se ríe cuan­do le men­ciono es­te cuen­to tra­di­cio­nal su­fí. Co­mo su pro­ta­go­nis­ta, ella tam­bién es­tá com­pro­me­ti­da con la vi­da ma­ri­na y cree que cual­quier ges­to, por pe­que­ño que sea, tie­ne sen­ti­do. Hol­den na­ció y cre­ció jun­to al mar, en Ava­lon, un su­bur­bio al nor­te de Sid­ney con ex­ce­len­tes pla­yas pa­ra sur­fear. Un día, cuan­do ya era una jo­ven di­rec­to­ra de pu­bli­ci­dad, Ka­ri­na se dio cuen­ta que el océano, “su” océano, es­ta­ba ame­na­za­do por la con­ta­mi­na­ción y la pes­ca ile­gal. Co­mo la ni­ña del cuen­to, de­ci­dió ha­cer al­go, lo que fue­ra, pa­ra cui­dar del él. Así na­ció Blue, una pe­lí­cu­la do­cu­men­tal que nos su­mer­ge en los océa­nos pa­ra mos­trar­nos to­da su be­lle­za pe­ro, tam­bién, el es­fuer­zo de aque­llos que se de­di­can a pro­te­ger­lo.

Cruzada azul

Una de las “guardianas” a las que se apro­xi­ma Hol­den en su do­cu­men­tal es Va­le­rie Tay­lor, mí­ti­ca bu­cea­do­ra y con­ser­va­cio­nis­ta que se hi­zo fa­mo­sa jun­to a su ma­ri­do, Ron, en los años 70 y que ase­so­ró a Ste­ven Spiel­berg en la pe­lí­cu­la Ti­bu­rón. A sus 82 años, Tay­lor si­gue su­mer­gién­do­se en los océa­nos, aho­ra pa­ra de­nun­ciar

la de­gra­da­ción de sus fon­dos. Co­mo ocu­rre con la Gran Ba­rre­ra de Co­ral aus­tra­lia­na –el ma­yor arre­ci­fe de co­ral del mun­do–, que es­tá en es­ta­do ca­tas­tró­fi­co de­bi­do a la subida de la tem­pe­ra­tu­ra del agua por el ca­len­ta­mien­to glo­bal. “Cuan­do yo era jo­ven, es­to era un pa­raí­so y aho­ra nos to­ca lu­char pa­ra que vuel­va a ser­lo”, ex­pli­ca Tay­lor. Otra de las mu­je­res con las que apa­re­ce en Blue es la aus­tra­lia­na Ma­di­son Ste­wart –co­no­ci­da co­mo “la chi­ca de los ti­bu­ro­nes”–, que ha fo­to­gra­fia­do las ma­tan­zas de es­cua­los en los pue­blos de pes­ca­do­res en Asia: 73 mi­llo­nes de ti­bu­ro­nes son “co­se­cha­dos” y ven­di­dos en to­do el mun­do ca­da año so­lo por sus ale­tas. El res­to de su car­ne es tri­tu­ra­da pa­ra ser­vir de ali­men­to al ga­na­do. Pa­ra la di­rec­to­ra, la pes­ca ile­gal es una de las gran­des ame­na­zas a las que se en­fren­tan es­tos ani­ma­les y otras es­pe­cies, co­mo el atún ama­ri­llo o el ro­jo, que se sa­can del mar cuan­do aún no han te­ni­do tiem­po ni pa­ra re­pro­du­cir­se. El atún azul ha si­do tan so­bre­ex­plo­ta­do que aho­ra se en­cuen­tra en la lis­ta de es­pe­cies en pe­li­gro de ex­tin­ción. De he­cho, en to­do el mun­do, más del 90% de las po­bla­cio­nes de gran­des pe­ces, co­mo el ba­ca­lao o el pez es­pa­da, han des­apa­re­ci­do por cul­pa de la so­bre­pes­ca. Las ci­fras son im­pre­sio­nan­tes, has­ta el pun­to de que se es­ti­ma que en Estados Uni­dos un ter­cio del pes­ca­do que se ven­de en los su­per­mer­ca­dos po­dría pro­ce­der de la pes­ca ile­gal. “Es­ta­mos des­po­blan­do los ma­res a un ni­vel alar­man­te y las re­per­cu­sio­nes van más allá de que­dar­nos sin pes­ca –ex­pli­ca Hol­den–. Del mar na­ci­mos; sin él, nos que­da­mos sin vi­da”.

El ad­ver­sa­rio

Pe­ro si hay un pro­ble­ma que plan­tea cla­ra­men­te el do­cu­men­tal es el del plás­ti­co. Se pre­vé que den­tro de 30 años ya ha­brá más plás­ti­co que pe­ces en el mar. La to­xi­có­lo­ga Jen­ni­fer La­vers, otra de las protagonistas de Blue, tra­ba­ja con aves ma­ri­nas en Lord Ho­we, una pe­que­ña is­la del océano Pa­cí­fi­co. Su la­bor con­sis­te en ayu­dar a los pá­ja­ros a ex­pul­sar el plás­ti­co que se acu­mu­lan en su or­ga­nis­mo. “Es­tas aves pro­pa­gan la vi­da, pe­ro las es­ta­mos ma­tan­do”, ex­pli­ca. Re­cor­de­mos que en el Pa­cí­fi­co se en­cuen­tra la ma­yor “is­la” de plás­ti­co del mun­do, una gran con­cen­tra­ción de ba­su­ra que su­pera ya en ta­ma­ño a la pe­nín­su­la Ibé­ri­ca. Y no se tra­ta de un pro­ble­ma le­jano. El pa­sa­do fe­bre­ro apa­re­ció un ca­cha­lo­te muer­to en una pla­ya mur­cia­na. Al ha­cer la au­top­sia, de­tec­ta­ron que te­nía más de 29 ki­los de plás­ti­co en su or­ga­nis­mo. “Ca­da año, un mi­llón de aves y más de 100.000 ma­mí­fe­ros

Se pre­vé que den­tro de 30 años ya ha­brá más plás­ti­co que pe­ces en el mar.

ma­ri­nos mue­ren por la con­ta­mi­na­ción”, ex­pli­ca Al­ba Gar­cía, res­pon­sa­ble de la Cam­pa­ña con­tra el Plás­ti­co de Green­pea­ce Es­pa­ña, que re­cuer­da que ca­da año has­ta 12 mi­llo­nes de to­ne­la­das de des­he­chos lle­gan a los océa­nos: co­mo si ca­da mi­nu­to en­tra­ra al mar un ca­mión re­ple­to de ba­su­ra plás­ti­ca. “Aho­ra se em­pie­za a es­tu­diar el im­pac­to del consumo de pes­ca­do o ma­ris­co con mi­cro­plás­ti­co en su or­ga­nis­mo”, sos­tie­ne.

Pe­que­ños pa­sos

Ha­ce unos días, el Go­bierno apro­bó que las bol­sas de plás­ti­co de­ja­ran de ser gra­tui­tas el 1 de ju­lio. Y en abril, la Co­mi­sión de Me­dio Am­bien­te del Con­gre­so acor­dó prohi­bir la co­mer­cia­li­za­ción, im­por­ta­ción y ex­por­ta­ción de uten­si­lios de plás­ti­co de un so­lo uso (pla­tos, va­sos, cu­bier­tos o pa­ji­tas) a par­tir de 2020. ¿Es su­fi­cien­te? “No –con­tes­ta la re­pre­sen­tan­te de Green­pea­ce–. Se tra­ta de una de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes que fo­men­ta que se usen uten­si­lios “mix­tos”, que no pue­den re­ci­clar­se ni com­pos­tar si lle­van com­po­nen­tes plás­ti­cos. Así que, al fi­nal, no sir­ve pa­ra na­da”. Blue se ha pro­yec­ta­do en la se­de de Na­cio­nes Uni­das en Nue­va York y en fes­ti­va­les por to­do el mun­do. Pe­ro tam­bién en es­cue­las, uni­ver­si­da­des y has­ta en guar­de­rías. “Los ni­ños siem­pre se po­nen de par­te de los “bue­nos”, o sea, de la vi­da ma­ri­na”, ex­pli­ca Hol­den. En ellos es­tá pues­ta la es­pe­ran­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.