El au­dí­fono del fu­tu­ro ya es­tá aquí

EL PHONAK NANO es el más dis­cre­to que se pue­de en­con­trar en el mer­ca­do. Una vez pues­to, no se ve y to­do se oye. Ade­más, el usua­rio prác­ti­ca­men­te ig­no­ra su pre­sen­cia den­tro del con­duc­to au­di­ti­vo

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Especial Audición - TEX­TO: MAR­TA BROWN

Una bue­na au­di­ción es cla­ve pa­ra com­pren­der el mun­do. Es fun­da­men­tal en las re­la­cio­nes fa­mi­lia­res, la­bo­ra­les, con los ami­gos y pa­ra la ma­yo­ría de las ac­ti­vi­da­des so­cia­les que desa­rro­lla­mos. Si una per­so­na su­fre pér­di­da au­di­ti­va, mu­chos as­pec­tos de la vi­da re­sul­tan ca­da vez más di­fí­ci­les. To­do pue­de su­po­ner un re­to: las con­ver­sa­cio­nes con los se­res que­ri­dos, asis­tir a reunio­nes, ha­blar por te­lé­fono o in­clu­so ver la te­le­vi­sión. «En Oí­dos Di­gi­ta­les so­mos cons­cien­tes de la tran­qui­li­dad que da el po­der oír so­ni­dos co­mo el tim­bre de la puer­ta, el llan­to de un be­bé o el pi­ti­do del re­loj del horno. Y sa­be­mos que los so­ni­dos su­ti­les con­tri­bu­yen a la ca­li­dad de vi­da: el can­to de los pá­ja­ros, las ri­sas de los ni­ños, la mú­si­ca o in­clu­so el sua­ve re­pi­que­teo de la llu­via so­bre el te­ja­do o el ru­mor de las ho­jas con la bri­sa», ase­gu­ran los pro­fe­sio­na­les de es­te cen­tro.

Pa­ra ello, los pro­duc­tos Phonak Am­bra y So­la­na Nano des­apa­re­cen prác­ti­ca­men­te den­tro del con­duc­to au­di­ti­vo y sa­tis­fa­cen a los clien­tes cu­ya prin­ci­pal preo­cu­pa­ción es la vi­si­bi­li­dad, una pre­ten­sión to­tal­men­te ra­zo­na­ble. El ran­go de adap­ta­ción de Phonak Nano (MIC) cu­bre las pér­di­das au­di­ti­vas de le­ves a mo­de­ra­da­men­te se­ve­ras, con to­das las con­fi­gu­ra­cio­nes au­dio­mé­tri­cas. Es­to ha si­do po­si­ble gra­cias al uso de nue­vos com­po­nen­tes en mi­nia­tu­ra van­guar­dis­tas, jun­to con un no­ve­do­so pro­ce­so de mo­de­la­do en 3D. He­rra­mien­tas lá­ser avan­za­das crean y cor­tan ca­da una de las car­ca­sas a me­di­da con el ta­ma­ño más re­du­ci­do po­si­ble, lo que per­mi­te con­se­guir la adap­ta­ción más con­for­ta­ble.

Oí­dos Di­gi­ta­les tie­ne el au­dí­fono que más le con­vie­ne a una per­so­na con pro­ble­mas au­di­ti­vos , sea cual sea su ti­po de pér­di­da, su es­ti­lo de vi­da, sus gus­tos per­so­na­les, su edad o su pre­su­pues­to. «Nues- tro com­pro­mi­so —destacan— es desa­rro­llar so­lu­cio­nes au­di­ti­vas ex­tra­or­di­na­rias pa­ra to­das las per­so­nas».

Pa­ra los es­pe­cia­lis­tas de Oí­dos Di­gi­ta­les es im­por­tan­te ha­cer hin­ca­pié en que una to­ma de con­cien­cia de la di­fi­cul­tad au­di­ti­va por par­te del pa­cien­te, una elec­ción acer­ta­da del pro­fe­sio­nal que lo tra­te, la adap­ta­ción de las pró­te­sis ade­cua­das y un buen tra­ba­jo por par­te del au­dio­pro­te­sis­ta, le lle­va­rá a una pron­ta re­cu­pe­ra­ción de su pér­di­da au­di­ti­va. «Si el pa­cien­te es ya usua­rio de pró­te­sis y no es­tá con­ten­to ni sa­tis­fe­cho de­be pen­sar que fa­lla el diag­nós­ti­co, las pró­te­sis y el buen tra­ba­jo del pro­fe­sio­nal, que en mu­chas oca-

sio­nes no es au­dio­pro­te­sis­ta ti­tu­la­do. Ad­qui­rir unas pró­te­sis au­di­ti­vas re­quie­re un es­fuer­zo eco­nó­mi­co pa­ra que lue­go duer­man en un ca­jón. To­da pér­di­da au­di­ti­va, o ca­si to­da, tie­ne una so­lu­ción per­so­na­li­za­da. ¡No ti­re la toa­lla!», re­co­mien­dan des­de Oí­dos Di­gi­ta­les.

So­lu­cio­nes pe­diá­tri­cas

La com­bi­na­ción de una bue­na adap­ta­ción con la me­jor tec­no­lo­gía per­mi­te a José Ca­ba­lle­ro, téc­ni­co su­pe­rior en Au­dio­pró­te­sis, rea­li­zar en Oí­dos Di­gi­ta­les me­jo­ras sus­tan­cia­les en la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas con pér­di­da au­di­ti­va.

In­no­va­cio­nes re­vo­lu­cio­na­rias co­mo la tec­no­lo­gía Soun­dRe­co­ver, las car­ca­sas re­sis­ten­tes al agua, son cla­ve pa­ra el éxi­to in­me­dia­to en la adap­ta­ción de los nue­vos au­dí­fo­nos. Con Naí­da S y Nios S de Phonak, se al­can­zan nue­vas me­tas al acer­car a los ni­ños a ni­ve­les de sen­sa­ción au­di­ti­va, a una edad en la que una bue­na au­di­ción es esen­cial pa­ra su desa­rro­llo. Son ade­cua­dos pa­ra ni­ños de to­das las eda­des y gra­dos de pér­di­da y es­tán dis­po­ni­bles en tres ni­ve­les de pre­cio y ren­di­mien­to. Naí­da S es ac­tual­men­te la so­lu­ción au­di­ti­va pe­diá­tri­ca lí­der del mer­ca­do. «Nues­tras adap­ta­cio­nes per­mi­ten al­can­zar su má­xi­mo po­ten­cial hoy, al tiem­po que los pre­pa­ran pa­ra el ma­ña­na. Las so­lu­cio­nes son fá- ci­les de adap­tar, fle­xi­bles y con una gran va­rie­dad de fun­cio­nes so­fis­ti­ca­das. Nues­tros au­dí­fo­nos se asien­tan con­for­ta­ble­men­te de­trás de las ore­jas más jó­ve­nes y son cons­trui­dos con una car­ca­sa se­gu­ra, ro­bus­ta y fá­cil de ma­ne­jar», in­for­man.

Tec­no­lo­gía pro­ba­da

Oí­dos Di­gi­ta­les es un Cen­tro Pre­fe­ren­te de Aten­ción Au­dio­ló­gi­ca pe­diá­tri­ca ZIP (Zo­na In­fan­til Pe­diá­tri­ca) de Phonak-Ad­van­ced Bio­nics. Co­mo ga­ran­tía pa­ra con­se­guir lo me­jor pa­ra ca­da ni­ño, cuentan con tec­no­lo­gía am­plia­men­te pro­ba­da, un mo­do de adap­ta­ción in­fan­til ba­sa­do en la evi­den­cia de las in­ves­ti­ga­cio­nes y un en­fo­que de ha­bi­li­ta­ción mul­ti­dis­ci­pli­nar. Cuan­do se rea­li­zan adap­ta­cio­nes en ni­ños, re­sul­ta fun­da­men­tal uti­li­zar los ajus­tes y las fun­cio­nes ade­cua­dos de los au­dí­fo­nos pa­ra ayu­dar a que el ha­bla y el len­gua­je se desa­rro­llen co­rrec­ta­men­te y ten­ga a su al­can­ce la me­jor opor­tu­ni­dad de lo­grar to­do su po­ten­cial en la vi­da. «Nues­tro ob­je­ti­vo es co­mu­ni­car y me­jo­rar las po­si­bi­li­da­des de co­rrec­ción pro­té­si­ca de los ni­ños con dis­ca­pa­ci­dad au­di­ti­va. Igual­men­te, pre­ten­de­mos im­pul­sar la es­truc­tu­ra­ción de ser­vi­cios in­te­gra­les con el ob­je­to de ase­gu­rar la me­jor efi­ca­cia téc­ni­ca y pro­fe­sio­nal en la aten­ción de los pe­que­ños con pro­ble­mas au­di­ti­vos».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.