Cui­da­do con las apps de sa­lud

LA TEC­NO­LO­GÍA al ser­vi­cio de la sa­lud avan­za a pa­sos agi­gan­ta­dos. Mi­les de apli­ca­cio­nes na­cen ca­da año pa­ra fa­ci­li­tar la vi­da de los usua­rios con pro­ble­mas co­mo la dia­be­tes, car­dio­pa­tías, aler­gias, pro­ble­mas reuma­to­ló­gi­cos... La aler­ta ha sal­ta­do: ¿es­tán

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Portada - TEXTO: B. HERMIDA

Los ex­per­tos ase­gu­ran que con al­gu­nas apli­ca­cio­nes hay pe­li­gro de trá­fi­co de da­tos.

Las apli­ca­cio­nes mó­vi­les de sa­lud po­nen en ries­go los da­tos per­so­na­les de mi­llo­nes de usua­rios, se­gún un es­tu­dio eu­ro­peo en el que ha par­ti­ci­pa­do la Uni­ver­si­dad Ro­vi­ra i Vir­gi­li (URV) de Ta­rra­go­na, que ha ana­li­za­do en pro­fun­di­dad las vein­te «app» An­droid de sa­lud más uti­li­za­das. Se­gún es­te tra­ba­jo, que se ini­ció en 2016, el 80 % de las apli­ca­cio­nes de sa­lud más po­pu­la­res dis­po­ni­bles pa­ra An­droid no cum­plen con mu­chos de los es­tán­da­res des­ti­na­dos a evi­tar el uso y la di­vul­ga­ción de da­tos sen­si­bles de los usua­rios.

En el es­tu­dio ha par­ti­ci­pa­do Agus­tí So­la­nas, je­fe del Gru­po de In­ves­ti­ga­ción en Sa­lud Smart del De­par­ta­men­to de In­ge­nie­ría In­for­má­ti­ca y Ma­te­má­ti­cas de la URV, jun­to con in­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad del Pi­reo (Gre­cia) li­de­ra­dos por Cons­tan­ti­nos Pat­sa­kis.

El tra­ba­jo ha con­sis­ti­do en ana­li­zar y po­ner en co­no­ci­mien­to de los desa­rro­lla­do­res los pro­ble­mas de se­gu­ri­dad de­tec­ta­dos, y com­pro­bar pos­te­rior­men­te si se ha­bían re­suel­to. Se­gún ha in­for­ma­do la URV, las apli­ca­cio­nes se­lec­cio­na­das por los in­ves­ti­ga­do­res te­nían de 100.000 a 10 mi­llo­nes de des­car­gas ca­da una y pa­ra ana­li­zar su fun­cio­na­mien­to, los in­ves- ti­ga­do­res in­ter­cep­ta­ron, al­ma­ce­na­ron y mo­ni­to­ri­za­ron los da­tos pri­va­dos de los usua­rios, co­mo pro­ble­mas de sa­lud, en­fer­me­da­des o agen­das mé­di­cas.

Se­gún la URV, los re­sul­ta­dos de­mos­tra­ron la exis­ten­cia de gra­ves pro­ble­mas de se­gu­ri­dad en la ges­tión de los da­tos de los usua­rios. El es­tu­dio ha cons­ta­ta­do que so­lo un 20 % de las apli­ca­cio­nes al­ma­ce­na los da­tos en los te­lé­fo­nos in­te­li­gen­tes de los usua­rios, y una de ca­da dos so­li­ci­ta­ba y ad­mi­nis­tra­ba las con­tra­se­ñas de ini­cio de se­sión sin uti­li­zar una co­ne­xión se­gu­ra.

Los in­ves­ti­ga­do­res tam­bién de­tec­ta­ron que un 50 % de las apli­ca­cio­nes com­par­tía con ter­ce­ros da­tos per­so­na­les, tan­to de texto co­mo mul­ti­me­dia, co­mo imá- ge­nes de ra­yos X, por ejem­plo, y más de la mi­tad trans­mi­tie­ron da­tos de sa­lud de los usua­rios a tra­vés de en­la­ces HTTP, lo que con­lle­va, se­gún la URV, que cual­quier per­so­na que ten­ga ac­ce­so pue­da dis­po­ner de es­tos da­tos.

De las apli­ca­cio­nes so­me­ti­das a es­tu­dio, un 20 % no trans­mi­tía al usua­rio nin­gu­na po­lí­ti­ca de pri­va­ci­dad o el con­te­ni­do no es­ta­ba dis­po­ni­ble en in­glés, el idio­ma de la apli­ca­ción.

Otros pe­dían ac­ce­so a la geo­lo­ca­li­za­ción, mi­cró­fo­nos, cá­ma­ra, lis­ta de con­tac­tos, tar­je­ta de al­ma­ce­na­mien­to ex­terno o Blue­tooth de los usua­rios, aun­que el buen fun­cio­na­mien­to de la apli­ca­ción no de­pen­día del ac­ce­so a es­tos da­tos.

Una vez fi­na­li­za­do el aná­li­sis, de­tec­ta­ron que al­gu­nas de las ca­ren­cias se ha­bían re­suel­to —co­mo trans­fe­ren­cias de da­tos de sa­lud—, pe­ro otros pro­ble­mas, co­mo las fil­tra­cio­nes de da­tos de uso de la apli­ca­ción, no se ha­bían co­rre­gi­do, se­gún la URV.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.