Ese lu­nar que tie­nes...

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Dermatología - TEX­TO: MAR TO­RRES

CA­SI EL 80 % de los es­pa­ño­les en­tre los 20 y 50 años no han ido nun­ca a un der­ma­tó­lo­go pa­ra re­vi­sar sus lu­na­res y des­car­tar po­si­bles me­la­no­mas, se­gún el es­tu­dio de há­bi­tos fren­te al sol y co­no­ci­mien­to del cán­cer en­tre la po­bla­ción es­pa­ño­la 2018, pues­to en mar­cha por la Fun­da­ción Piel Sa­na y la Aca­de­mia Es­pa­ño­la de Der­ma­to­lo­gía y Ve­ne­reo­lo­gía (AEDV).

El cán­cer de piel afec­ta a 4.000 per­so­nas ca­da año en Es­pa­ña, en el ca­so del me­la­no­ma; y más de 74.000 desa­rro­llan un cán­cer cu­tá­neo no me­la­no­ma. Los pa­dres que es­tán en la fran­ja de edad en­tre los 40 y 50 años son quie­nes más fre­cuen­tan la con­sul­ta del es­pe­cia­lis­ta pa­ra re­vi­sar sus lu­na­res; se­gui­dos de los que se en­cuen­tran en­tre los 20 y 29 (31,8%), y por úl­ti­mo, aque­llos en­tre los 30 y 39 años, (16,6%).

«La mi­tad de es­ta po­bla­ción no ha ob­ser­va­do si su pa­re­ja tie­ne al­gún ti­po de le­sión o lu­nar en la piel», fren­te al 49 por cien­to que sí lo ha­ce, se­gún ha se­ña­la­do el coor­di­na­dor na­cio­nal de la cam­pa­ña Eu­ro­me­la­no­ma, Agus­tín Buen­día. En es­ta úl­ti­ma ci­fra, la fre­cuen­cia es al­ta, pues ca­si el 60 por cien­to lo ha­ce más de una vez al año, ca­si el 29 por cien­to, una vez al año, y el 11,5 me­nos de vez de for­ma anual.

Sin em­bar­go, la coor­di­na­do­ra de la cam­pa­ña, Yo­lan­da Gi­la­ber­te, ha acla­ra­do que no hay que vol­ver­se «pa­ra­noi­cos con los lu­na­res. Pe­ro sí co­no­cer sig­nos de sos­pe­cha que de­ben lle­var a con­sul­tar a un der­ma­tó­lo­go».

Con los da­tos que se des­pren­den del in­for­me, el coor­di­na­dor ha ase­gu­ra­do que «Es­pa­ña tie­ne un pro­ble­ma de cán­cer de piel», una fra­se que ade­más es el le­ma de la cam­pa­ña de es­te año. Ade­más, ha in­ci­di­do que en­tre las dis­tin­tas cau­sas por las que se pue­de su­frir un me­la­no­ma des­ta­ca «la bús­que­da ex­ce­si­va del bron­cea­do», pues «hay mu­chas per­so­nas que bus­can el bron­cea­do pa­san­do por la que­ma­du­ra», que es un fac­tor de ries­go.

Es­to su­po­ne una ex­po­si­ción ex­ce­si­va al sol, y por ello el es­pe­cia­lis­ta ha in­ci­di­do en que no quie­ren «de­mo­ni­zar al sol. Al con­tra­rio, el ob­je­ti­vo es que la po­bla­ción ten­ga un ma­yor co­no­ci­mien­to de sus be­ne­fi­cios, pe­ro tam­bién de sus ries­gos».

«Es­tar mo­reno se vin­cu­ló ha­ce dé­ca­das con un es­ta­tus de ri­que­za, y por en­de, de bie­nes­tar. Sin em­bar­go, la me­di­ci­na di­ce to­do lo con­tra­rio: que la piel reac­cio­na an­te un da­ño so­lar pro­du­cien­do me­la­ni­na, bron­ceán­do­se, y eso des­en­ca­de­na en una se­rie de pro­ce­sos acu­mu­la­ti­vos que ter­mi­nan pa­san­do fac­tu­ra en la sa­lud de la piel», ha con­ti­nua­do.

So­lo un mi­nu­to

«Hay que mi­rar­se la piel de arri­ba abajo, in­clu­yen­do to­da la su­per­fi­cie; el me­la­no­ma pue­de sa­lir en cual­quier par­te; con lo cual mi­rar­se la piel es bá­si­co», ha acla­ra­do el doc­tor Eduar­do Na­go­re, uno de los coor­di­na­do­res de la cam­pa­ña.

«Den­tro de es­tas ru­ti­nas, lo re­co­men­da­ble es mi­rar­se la piel al me­nos una vez al mes. La gen­te a ve­ces pien­sa que es com­pli­ca­dí­si­mo, pe­ro lle­va so­lo un mi­nu­to», ha ex­pli­ca­do el doc­tor, quien ha in­ci­di­do que so­lo «pi­den un mi­nu­to al mes pa­ra no mo­rir».

A su vez, ha he­cho hin­ca­pié en es­tu­diar la es­pal­da, pues es­te es uno de los pun­tos don­de sue­le co­men­zar el cán­cer, así, ha de­cla­ra­do que quie­ren «ir más allá, y lan­zar dos men­sa­jes pa­ra que ca­len en la po­bla­ción: «Da­le la es­pal­da al cán­cer de piel» y «Un mi­nu­to va­le vi­da».

En cuan­to a los sig­nos de alar­ma, la doc­to­ra ha acon­se­ja­do se­guir el

Es­pa­ña tie­ne un pro­ble­ma de cán­cer de piel»

«ABCDE»: mi­rar si el lu­nar es asi­mé­tri­co, si tie­ne bor­des irre­gu­la­res, si con­tie­ne di­fe­ren­tes co­lo­res, si es ma­yor de 6 cen­tí­me­tros, y por úl­ti­mo, si exis­te evo­lu­ción en su cre­ci­mien­to.

La doc­to­ra ha ex­pli­ca­do al­gu­nas zo­nas dón­de se de­be­mos fi­jar­nos más, co­mo por ejem­plo la ca­ra (la­bios, bo­ca, na­riz y ore­jas), el cue­ro ca­be­llu­do, las ma­nos, el cue­llo, el pe­cho y la par­te su­pe­rior del cuerpo, las axi­las, nu­ca y es­pal­da; y, por úl­ti­mo, la zo­na de los glúe­tos y pier­nas.

Ade­más, los ex­per­tos han coin­ci­di­do en que uno de los fac­to­res de ries­go es te­ner más de 50 lu­na­res, y ha­ber pa­sa­do mu­cho tiem­po al sol, así co­mo ha­ber acu­di­do a ca­bi­nas de bron­cea­do.

Por úl­ti­mo, el pre­si­den­te de la aca­de­mia, Pe­dro Jaén, ha de­cla­ra­do tam­bién en cuan­to a la cam­pa­ña que AEDV « apo­ya un año más a la cam­pa­ña Eu­ro­me­la­no­ma, por­que es­tán con­ven­ci­dos de que a tra­vés de su co­no­ci­mien­to y la di­vul­ga­ción se pue­de pre­ve­nir un pro­ble­ma que ge­ne­ra su­fri­mien­to en pa­cien­tes y fa­mi­lia­res, y un gran cos­te al sistema sa­ni­ta­rio».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.