Yon­de­lis: 16 años

Jo­sé Ma­ría Fer­nán­dez Sou­sa, pre­si­den­te de la bio­tec­no­ló­gi­ca na­ci­da en Vi­go, lo­gró que se apro­ba­se por primera vez en el mun­do un an­ti­tu­mo­ral de ori­gen ma­rino

La Voz de Galicia (Vigo) - Vigo local - - PORTADA - M. SÍO DOPESO

Fer­nán­dez Sou­sa re­cuer­da en el 50 aniver­sa­rio de La Voz de Vi­go el lan­za­mien­to del fár­ma­co

Hay mu­chas cla­ses de bi­chos y aca­bar con ellos es el vi­sio­na­rio ne­go­cio que dio ori­gen ha­ce 76 años, en una ofi­ci­na de la ca­lle Prín­ci­pe de Vi­go, al gru­po Zel­tia, hoy con­ver­ti­do en la mul­ti­na­cio­nal bio­tec­no­ló­gi­ca Phar­ma­mar, es­pe­cia­li­za en me­di­ca­men­tos con­tra el cán­cer.

En agos­to del 2001, la com­pa­ñía vi­gue­sa pro­ta­go­ni­zó va­rias por­ta­das de La Voz de Ga­li­cia, con ti­tu­la­res que ha­bla­ban de un gru­po pio­ne­ro en la lucha con­tra el cán­cer, por­que na­die has­ta en­ton­ces se ha­bía atre­vi­do a com­pe­tir con los gi­gan­tes del sec­tor ela­bo­ran­do an­ti­can­ce­rí­ge­nos a par­tir de mo­lé­cu­las ex­traí­das del fon­do del mar. Ese año, la an­ti­gua Zel­tia arran­ca­ba la ca­rre­ra para in­ten­tar sa­car al mer­ca­do su pri­mer fár­ma­co, Yon­de­lis, que hoy se ven­de en 70 paí­ses, me­dian­te una alian­za con la mul­ti­na­cio­nal es­ta­dou­ni­den­se Jonh­son & Jonh­son.

Ha­ce dos años que la ma­triz ga­lle­ga del gru­po cam­bió su se­de so­cial en Ma­drid, pe­ro las raí­ces siguen bien afe­rra­das en Ga­li­cia, en don­de si­gue la di­vi­sión quí­mi­ca (Xy­la­zel y Zel­no­va, agru­pa­das ba­jo la marca Zel­tia), y en don­de es­tán cen­te­na­res de sus ac­cio­nis­tas mi­no­ri­ta­rios.

«No ha cam­bia­do na­da, yo aún si­go di­cien­do Zel­tia y se­gui­mos sien­do una com­pa­ñía ga­lle­ga. La mejor prue­ba es que nues­tra jun­ta general de ac­cio­nis­tas se si­gue ce­le­bran­do en Vi­go», afir­ma el pre­si­den­te del gru­po, Jo­sé Ma­ría Fer­nán­dez Sou­sa, li­cen­cia­do en Quí­mi­cas y doctor en Bio­quí­mi­ca, a la vez que pro­pie­ta­rio del 11 % de la so­cie­dad.

So­bre aque­llos años re­cuer­da las mu­chas di­fi­cul­ta­des con las que se en­con­tra­ron cuan­do Eu­ro­pa tum­bó en el 2003 la apro­ba­ción de Yon­de­lis (lo au­to­ri­zó en el 2007). «Nun­ca pen­sé en ti­rar la toa­lla, pe­ro tu­vi­mos que ha­cer una re­es­truc­tu­ra­ción muy im­por­tan­te, y nos des­pren- di­mos de mu­cha gen­te, de cien per­so­nas, para te­ner di­ne­ro para un se­gun­do en­sa­yo clí­ni­co y una se­gun­da opor­tu­ni­dad, que sa­lió bien», re­la­ta.

«Sa­bía que fun­cio­na­ba»

So­bre aquel re­cha­zo que tam­ba­leó a la com­pa­ñía re­ve­la que fue por tan solo un vo­to de un total de 15 paí­ses. «La EMA (Agen­cia Eu­ro­pea del Me­di­ca­men­to) re­ci­bió car­tas de ex­per­tos en sar- co­ma de Ale­ma­nia, Ita­lia, Fran­cia, Bélgica... di­cien­do que Yon­de­lis fun­cio­na­ba. Me acuer­do que era el ca­lu­ro­so verano del 2003 y me in­vi­ta­ron a vi­si­tar pa­cien­tes. ‘Vues­tro fár­ma­co fun­cio­na’, me de­cían. Uno me lle­gó al al­ma cuan­do me aga­rró y me di­jo: ‘De no exis­tir Yon­de­lis yo no es­ta­ría aquí’. Sa­bía que Yon­de­lis fun­cio­na­ba, y lo vi».

Lo vio todo el mun­do, y la au­to­ri­za­ción de Yon­de­lis ca­ta­pul­tó a la com­pa­ñía al mer­ca­do mun­dial de la in­dus­tria con­tra el cán­cer. Eso hi­zo que en ju­nio del 2015 Zel­tia aca­ba­se di­lui­da en la fór­mu­la del éxi­tos de Phar­ma­mar. Con el an­ti­tu­mo­ral Yon­de­lis, la fi­lial se pu­so la ca­be­za del gru­po apor­tan­do el 90 % del va­lor de la com­pa­ñía y mar­can­do el ca­mino a se­guir, que no es otro que el del mer­ca­do on­co­ló­gi­co.

El cam­bio era obli­ga­do y Phar­ma­mar se pu­so al fren­te del gru­po di­lu­yen­do a Zel­tia, cu­ya hue­lla per­ma­ne­ce en la ru­na cel­ta del lo­go­ti­po en la ima­gen cor­po­ra­ti­va.

«Yon­de­lis ha si­do un hi­to. La primera vez que se apro­bó un fár­ma­co es­pa­ñol en Eu­ro­pa y la primera vez en el mun­do que se apro­bó un an­ti­tu­mo­ral de ori­gen ma­rino», ase­gu­ra el pre­si­den­te de la com­pa­ñía.

«He­mos ido cum­plien­do nues­tros ob­je­ti­vos. Todo lo que de­cía­mos que iba a su­ce­der, ha su­ce­di­do, como la salida a los mer­ca­dos de Es­ta­dos Uni­dos y Ja­pón», re­fle­xio­na Jo­sé Ma­ría Fer­nán­dez Sou­sa.

«He so­ña­do mu­cho más»

Y lo mejor es­tá por ve­nir. La com­pa­ñía de ori­gen ga­lle­go es­pe­ra para no­viem­bre la li­cen­cia para lan­zar al mer­ca­do Apli­din, su se­gun­do fár­ma­co tras Yon­de­lis. Mien­tras, su fár­ma­co es­tre­lla, Zepsy­re, con el que es­pe­ran ven­tas de más de 1.000 mi­llo­nes a par­tir del 2020, que­ma eta­pas a buen rit­mo an­tes de su lan­za­mien­to.

«He so­ña­do mu­cho más», afir­ma cuan­do se le pregunta si no le da vér­ti­go ese gran sal­to al mer­ca­do. «He­mos lle­ga­do has­ta aquí sin prue­bas de que en el mar po­día ha­ber an­ti­tu­mo­ra­les, sin ex­pe­rien­cia y sin mu­cho di­ne­ro. Aho­ra la prue­ba es­tá ahí, te­ne­mos ex­pe­rien­cia y el di­ne­ro de nues­tras ven­tas», con­clu­ye.

M. MORALEJO

Jo­sé Ma­ría Fer­nán­dez Sou­sa ha ca­pi­ta­nea­do la evo­lu­ción de lo que en su día fue el Gru­po Zel­tia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.