No di­ga rayuela, di­ga «si­de jump»

Juegos, ví­deos y vo­ca­bu­la­rio ayu­dan a ha­cer del in­glés un idio­ma más atrac­ti­vo para los alum­nos de in­fan­til

La Voz de Galicia (Vigo) - Vigo local - - VIGO - MANU OTE­RO

Eso de la le­tra con san­gre en­tra es cosa del pa­sa­do. Aho­ra lo que mejor fun­cio­na es apren­der ju­gan­do. Los ni­ños lo dis­fru­tan y el men­sa­je lo asi­mi­lan con ma­yor fa­ci­li­dad. Sir­ve para todo. Para los idio­mas tam­bién. Y es el mé­to­do ele­gi­do en bue­na par­te de los cen­tros plu­ri­lin­gües de Vi­go para ha­cer que los ni­ños apren­dan a ha­blar en in­glés. «Es muy lú­di­co y lo que más le gus- ta es el mo­men­to de la can­ción o cuan­do ha­ce­mos juegos», ex­pli­ca, Claudia Gá­mez, coor­di­na­do­ra de plu­ri­lin­güis­mo del Ni­ño Je­sús de Pra­ga.

En es­te cen­tro ya pre­pa­ran a los ni­ños desde las eda­des más tem­pra­nas para afron­tar los re­tos que les lle­ga­rán en Pri­ma­ria, cuan­do cur­sa­rán una de las prin­ci­pa­les asig­na­tu­ras, cien­cias na­tu­ra­les, en in­glés. «Ade­más del sa­lu­do y al­gu­na can­ción, te­ne­mos un pro­yec­to de au­la re­la­cio­na­do con na­tu­ral scien­ce », pre­sen­ta Gá­mez un pro­gra­ma en el que en­se­ñan a los es­co­la­res el nom­bre de las flo­res, los ani­ma­les o cual­quier otro te­ma re­la­cio­na­do con la na­tu­ra­le­za, en in­glés para que va­yan en­ri­que­cien­do el vo­ca­bu­la­rio, que es el prin­ci­pal ob­je­ti­vo de la en­se­ñan­za a es­tas eda­des. Ta­reas más com­ple­jas como las es­truc­tu­ras ver­ba­les o la lec- tu­ra que­dan para los si­guien­tes cur­sos, a los que lle­ga­rán mejor pre­pa­ra­dos.

El ob­je­ti­vo es que el in­glés es­té por todas par­tes, que no sea vis­to como al­go ajeno. Y los ni­ños lo es­tán en­ten­dien­do a las mil ma­ra­vi­llas. «Lo to­man como al­go tan na­tu­ral que cuan­do se va haciendo más com­ple­jo en eta­pas su­pe­rio­res, ya lo ven como al­go nor­mal», ase­gu­ra la coor­di­na­do­ra del cen­tro.

El mo­men­to más es­pe­ra­do del día, in­clu­so más que la can­ción de la ma­ña­na, es la lle­ga­da de Mou­se. «Es el que va pre­sen­tan­do ca­da tó­pi­co, es el que nos en­se­ña los co­lo­res por ejem­plo», ex­pli­ca Gá­mez la fun­ción de la mas­co­ta más que­ri­da de la cla­se. Los ví­deos y fo­to­gra­fías son tam­bién de gran ayu­da para cap­tar su aten­ción. Pe­ro el mo­men­to más es­pe­ra­do, es­to no cam- bia, es la ho­ra de sa­lir al pa­tio. Allí tam­bién es­tá el in­glés por todas par­tes. Los juegos tra­di­cio­na­les de pin­tar un re­co­rri­do con pin­tu­ra en el sue­lo tam­bién tie­nen nom­bre an­glo­sa­jón. Si­de jump, tigh­tro­pe, run... son solo al­gu­nos ejem­plos de los juegos en los que par­ti­ci­pan los es­co­la­res.

La in­mer­sión es tal, que el in­glés los acom­pa­ña al sa­lir del co­le­gio. «Los pa­dres es­tán en­can­ta­dí­si­mos, van con ellos de pa­seo, ven al­go y no lo di­cen en es­pa­ñol, sino en in­glés», des­ta­ca la maes­tra que tam­bién es­tá or­gu­llo­sa de los avan­ces de sus alum­nos. «Para una profesora es como un triun­fo», con­fie­sa.

La pro­gra­ma es­tá to­da­vía en pa­ña­les pe­ro se vis­lum­bra un gran fu­tu­ro. «Las cosas es­tán sa­lien­do bien», afir­ma Gá­mez que ya pla­nea su­bir el ni­vel cuan­do los pe­ques lle­guen a pri­ma­ria.

M, MORALEJO

Los juegos po­pu­la­res del pa­tio, pin­ta­dos en el sue­lo, tam­bién es­tán en in­glés. Si­de­jump, tigh­ro­pe y run son al­gu­nas de las palabras que apren­den mien­tras jue­gan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.