El «CSI» en­tra en el jui­cio de Las 5 Jo­tas

Un la­bo­ra­to­rio que da­ta obras de ar­te va­li­da un con­tra­to cla­ve en la tra­ma fis­cal

La Voz de Galicia (Vigo) - Vigo local - - VIGO - E. V. PI­TA

El ma­yor jui­cio de la tra­ma de fac­tu­ras fal­sas de Las 5 Jo­tas dio ayer un gi­ro tras la pre­sen­ta­ción a la jue­za de un in­for­me digno del so­fis­ti­ca­do equi­po fo­ren­se de la se­rie te­le­vi­si­va CSI. El la­bo­ra­to­rio Ar­teLab, es­pe­cia­li­za­do en da­tar obras de ar­te, usó avan­za­dos apa­ra­tos de ba­rri­do de elec­tro­nes y es­pec­tro­me­tría de ga­ses pa­ra cal­cu­lar la eva­po­ra­ción de las tin­tas y el pa­pel de dos pá­gi­nas ori­gi­na­les de un po­lé­mi­co con­tra­to fir­ma­do en­tre Dar­zal y la car­pin­te­ría Las 5 Jo­tas. El ob­je­ti­vo era da­tar la fe­cha de la fir­ma y des­pe­jar las sos­pe­chas del fis­cal de que es una fal­si­fi­ca­ción pa­ra jus­ti­fi­car a pos­te­rio­ri fac­tu­ras por obras inexis­ten­tes.

La de­fen­sa del ad­mi­nis­tra­dor de Dar­zal, Fer­nan­do García, quien se en­fren­ta a 40 años de cár­cel y 8 mi­llo­nes en mul­tas, con­tra­tó al ex­po­licía y pre­si­den­te de la aso­cia­ción de pe­ri- tos ca­li­grá­fi­cos de Es­pa­ña, To­más Alonso de Cor­cue­ra, pa­ra que es­tu­dia­se la au­ten­ti­ci­dad del con­tra­to por el cual Las 5 Jo­tas le ce­día en el 2004 to­dos sus se­cre­tos in­dus­tria­les de tra­ta­mien­to de la ma­de­ra por una su­ma mi­llo­na­ria.

El pe­ri­to re­cu­rrió a los ser­vi­cios de Ar­teLab por­que era uno de los tres cen­tros de Es­pa­ña que dis­po­nía de un cro­mo­tó­gra­fo de ga­ses de que, se­gún él, ca­re­ce la po­li­cía cien­tí­fi­ca, y a la que cri­ti­có por ci­tar a au­to­res ob­so­le- tos. El ex­per­to con­tó que el la­bo­ra­to­rio usó so­fis­ti­ca­das téc­ni­cas de análisis de eva­po­ra­ción de ga­ses y que da­tó en el 2004 la fir­ma de ese acuer­do co­mer­cial. Los es­pe­cia­lis­tas ana­li­za­ron hue­cos mi­cros­có­pi­cos del pa­pel pa­ra de­tec­tar su gra­do de con­ser­va­ción y si su en­ve­je­ci­mien­to fue ar­ti­fi­cial o na­tu­ral. Es­tu­dia­ron las re­si­nas pig­men­tos, co­lo­ran­tes y otros ele­men­tos de la tin­ta y del tó­ner con el que fue im­pre­so. La prue­ba de­fi­ni­ti­va fue el co­lo­ran- te com­pues­to por ele­men­tos vo­lá­ti­les y, a par­tir del ni­vel de eva­po­ra­ción del fe­no­xie­ta­nol, de­du­je­ron que el do­cu­men­to ori­gi­nal nun­ca fue al­te­ra­do y co­rres­pon­de con la fe­cha que di­ce el acu­sa­do.

La Fis­ca­lía sos­pe­cha que di­cho con­tra­to es una fal­si­fi­ca­ción pre­pa­ra­da en el 2009, ca­sual­men­te cuan­do Ha­cien­da ini­ció la ins­pec­ción de las su­pues­tas fac­tu­ras fal­sas que Las 5 Jo­tas en­tre­gó a Dar­zal por obras inexis­ten­tes y por va­lor de 8 mi­llo­nes.

El dic­ta­men del la­bo­ra­to­rio con­tra­di­ce el testimonio del nú­me­ro 2 de la car­pin­te­ría vi­gue­sa, Ja­co­bo Cos­tas, tam­bién acu­sa­do. En la pri­me­ra se­sión del jui­cio, ase­gu­ró que él mis­mo fir­mó en el 2009 el con­tra­to por de­seo de su pa­dre en su le­cho de muer­te, cin­co años des­pués de lo que di­ce Dar­zal. Re­cor­dó que su her­mano José Manuel, ce­re­bro de la tra­ma que es­tá fu­ga­do, se ne­gó a ru­bri­car­lo por­que Dar­zal no cum­plió su pro­me­sa de dar­les obras a cam­bio de fac­tu­ras fal­sas.

PI­TA

El ad­mi­nis­tra­dor de Dar­zal, Fer­nan­do García (en el cen­tro).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.