Vi­go po­ne nom­bre a la Ala­me­da pa­ra her­ma­nar­se con San­tia­go

La Voz de Galicia (Vigo) - Vigo local - - VIGO -

El do­min­go 13 de oc­tu­bre de 1935, Vi­go vi­vió el Día de Com­pos­te­la, una jor­na­da de her­ma­na­mien­to de las dos ciu­da­des, que tu­vo co­mo prin­ci­pal ac­to el cam­bio de nom­bre de la Ala­me­da. La cor­po­ra­ción pre­si­di­da por Emi­lio Sal­ga­do Ur­tia­ga ha­bía de­ci­di­do otor­gar­le al cén­tri­co parque el nom­bre de Pla­za de Com­pos­te­la. La jor­na­da fue pre­pa­ra­da por el go­bierno lo­cal, que con­tó con la co­la­bo­ra­ción del Cen­tro Com­pos­te­lano de Vi­go. Los or­ga­ni­za­do­res in­vi­ta­ron a la cor­po­ra­ción y otras ins­ti­tu­cio­nes san­tia­gue­sas.

En los días pre­vios se su­ce­die­ron los men­sa­jes de ca­ri­ño en­tre las dos ur­bes ga­lle­gas. «San­tia­go, que no re­pa­ra en sa­cri­fi­cios cuan­do se tra­ta de de­mos­trar es­te ca­ri­ño que a su vez sien­te por Vi­go...», de­cían des­de la ciu­dad del Após­tol. «Los la­zos de amis­tad con Com­pos­te­la se re­for­za­rán con los ac­tos de es­tos días», se con­tes­ta­ba des­de las ori­llas del Atlán­ti­co.

An­tes de las do­ce de la ma­ña­na del 13 de oc­tu­bre lle­ga­ba a la es­ta­ción de fe­rro­ca­rril de Vi­go un tren es­pe­cial ocu­pa­do por cien­tos de san­tia­gue­ses. Jun­to a los vi­gue­ses, que acu­die­ron a re­ci­bir­los, for­ma­ron una ma­ni­fes­ta­ción que re­co­rrió las ca­lles Gar­cía Her­nán­dez (Ur­zaiz), Ga­lán (Prín­ci­pe) y Puer­ta del Sol pa­ra con­cluir en la ca­sa con­sis­to­rial. Tras ser re­ci­bi- dos ofi­cial­men­te por el al­cal­de, la ma­ni­fes­ta­ción, en­ca­be­za­da por las ban­das de mú­si­ca de Vi­go y Com­pos­te­la, se di­ri­gió a la Ala­me­da. Emi­lio Sal­ga­do Ur­tia­ga des­cu­brió la ar­tís­ti­ca lá­pi­da que hoy en día se pue­de ver cer­ca de la es­qui­na con la ca­lle de Gar­cía Ollo­qui. No le­jos de allí, en el Ho­tel Con­ti­nen­tal, tu­vo lu­gar el con­vi­te, en el que se di­jo que Vi­go era una ciu­dad he­cha a sí mis­ma que ha­bía lo­gra­do re­ci­bir a bar­cos de to­do el mun­do, cu­yos tu­ris­tas en­via­ba a San­tia­go de Com­pos­te­la. «Vo­so­tros sa­béis bien que he­mos si­do los pri­me­ros en lle­va­ros esos con­tin­gen­tes de tu­ris­tas que aquí arri­ban a ad­mi­rar vues­tras sin igual be­lle­zas ar­qui­tec­tó­ni­cas», afir­mó el al­cal­de vi­gués. «Le­van­to mi co­pa por la pros­pe­ri­dad de la ciu­dad her­ma­na y por la sa­lud de sus dig­ní­si­mos re­pre­sen­tan­tes », le con­tes- tó el re­gi­dor com­pos­te­lano.

Aun­que ofi­cial­men­te, el Mu­seo Mu­ni­ci­pal Qui­ño­nes se inau­gu­ró en 1937, aquel Día de Com­pos­te­la en Vi­go se abrió al pú­bli­co las sa­las de ar­te del mu­seo, en las que hay ins­ta­la­dos va­rios cua­dros. La vi­si­ta a Castrelos con­lle­vó la inau­gu­ra­ción del bus­to del mar­qués de Al­ce­do, si­tua­do a la en­tra­da del an­ti­guo pa­la­cio vi­gués.

La Ala­me­da ha ido cam­bian­do de as­pec­to a lo lar­go del tiem­po

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.