Po­vi­sa lo­gra cu­rar los có­li­cos sa­li­va­les con una téc­ni­ca úni­ca

In­ter­vie­ne el ta­po­na­mien­to de las glán­du­las sin cirugía abier­ta

La Voz de Galicia (Vigo) - Vigo local - - VIGO -

El Hos­pi­tal Po­vi­sa aca­ba de im­plan­tar una téc­ni­ca que has­ta aho­ra no exis­tía en Ga­li­cia pa­ra tra­tar la obs­truc­ción de las glán­du­las sa­li­va­res que pro­vo­ca una in­fla­ma­ción, una en­fer­me­dad co­no­ci­da co­mo sia­loa­de­ni­tis obs­truc­ti­va o có­li­cos sa­li­va­les. Es­ta do­len­cia se pro­du­ce cuan­do los mi­ne­ra­les que es­tán en la sa­li­va for­man uno o va­rios cálcu­los, si­mi­la­res a pe­que­ñas pie­dras, e im­pi­den que la sa­li­va sal­ga de la glán­du­la. Es­to pro­vo­ca in­fec­cio­nes fre­cuen­tes y do­lo­res, ade­más de in­fla­ma­ción.

La téc­ni­ca se co­no­ce co­mo sia­loen­dos­co­pia y con­sis­te en di­la­tar el ori­fi­cio por el que se ex­cre­ta la sa­li­va, den­tro de la bo­ca, pa­ra in­tro­du­cir un en­dos­co­pio es­pe­cial, que Po­vi­sa ad­qui­rió re­cien­te­men­te. El en­dos­co­pio es un apa­ra­to si­mi­lar a un ca­té­ter que per­mi­te al ci­ru­jano in­ter­ve­nir so­lo a tra­vés de un pe­que­ño ori­fi­cio, gra­cias a una cá­ma­ra con la que se guía. Cuan­do lo­ca­li­za el cálcu­lo, o bien lo ex­trae o bien lo des­tru­ye con un lá­ser. Sue­len pro­du­cir­se en las glán­du­las sub­ma­xi­la­res.

La je­fa de sec­ción de oto­rri­no­la­rin­go­lo­gía de Po­vi­sa, Ana Ei­roa Brei­jo, es la per­so­na que desa­rro­lla la téc­ni­ca en el hos­pi­tal de la ca­lle Sa­la­man­ca. Apren­dió es­ta in­ter­ven­ción en la Uni­ver­si­dad de la Sor­bo­na, en Pa­rís, con la per­so­na que la in­ven­tó, el doc­tor Phi­lli­pe Katz, que ha­ce tra­ta­mien­tos pa­ra to­do el mun­do.

La sia­loen­dos­co­pia es una téc­ni­ca am­bu­la­to­ria, es de­cir, el pa­cien­te no tie­ne que in­gre­sar en el hos­pi­tal y se ha­ce con anes­te­sia lo­cal. Gra­cias a ello, se pro­du­cen me­nos mo­les­tias que con la tra­di­cio­nal cirugía abier­ta. La úni­ca li­mi­ta­ción que el hos­pi­tal ha de­tec­ta­do pa­ra los pa­cien­tes es el ta­ma­ño del cálcu­lo, que tie­ne que ser in­fe­rior a ocho mi­lí­me­tros.

Se­gún el hos­pi­tal pri­va­do, la obs­truc­ción de las glán­du­las sa­li­va­res afec­ta al 1,2 % de la po­bla­ción y sue­le ser más fre­cuen­te en­tre los hom­bres con eda­des com­pren­di­das en­tre los 30 y los 60 años. No siem­pre se pro­du­cen las obs­truc­cio­nes por los cálcu­los que se for­man en las glán­du­las. A ve­ces, su apa­ri­ción tie­ne que ver con el es­tre­cha­mien­to (es­te­no­sis) de los con­duc­tos que ex­cre­tan la sa­li­va de las glán­du­las ha­cia la bo­ca.

PO­VI­SA

La oto­rri­no­la­rin­gó­lo­ga Ana Ei­roa Brei­jo prac­ti­ca una sia­loen­dos­co­pia en el hos­pi­tal vi­gués.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.