El clan acu­sa­do de trá­fi­co de dro­gas afir­ma que eran pa­ra con­su­mo pro­pio

La Voz de Galicia (Vigo) - Vigo local - - VIGO - A.M.

Los miem­bros de un clan acu­sa­do de abrir un su­per­mer­ca­do de dro­ga en el ba­rrio de A Fe­rre­ría ne­ga­ron ayer ha­ber­se de­di­ca­do al trá­fi­co de es­tu­pe­fa­cien­tes. Se­ña­la­ron que la dro­ga que les fue in­cau­ta­da era pa­ra el con­su­mo pro­pio. In­clu­so la mu­jer de ma­yor edad, ya an­cia­na, di­jo a pre­gun­tas de su abo­ga­do que era con­su­mi­do­ra ha­bi­tual de co­caí­na.

La fis­ca­lía sos­tie­ne lo con­tra­rio de acuer­do con la in­ves­ti­ga­ción que lle­vó a ca­bo el gru­po an­ti­dro­ga de la Po­li­cía Na­cio­nal. Acu­sa a los miem­bros del clan de ha­ber­se de­di­ca­do a la ven­ta de dro­ga den­tro de dos do­mi­ci­lios en los que se pro­du­cía un fuer­te tra- sie­go de dro­go­de­pen­dien­tes en bus­ca de sus do­sis. So­li­ci­ta pe­nas de en­tre dos y seis años de cár­cel pa­ra los acu­sa­dos.

Por ejem­plo, ci­ta que el 26 de ma­yo del 2016 ac­ce­dió un hom­bre que ins­tan­tes des­pués fue in­ter­cep­ta­do con una bol­si­ta de he­roí­na. El 27 de ma­yo lle­ga­ron al do­mi­ci­lio dos de los acu­sa­dos y po­co des­pués lo hi­zo otro un in­di­vi­duo que per­ma­ne­ció un mi­nu­to y sa­lió con en­vol­to­rios de co­caí­na y de he­roí­na. Es­te ti­po de en­tra­das y sa­li­das de clien­tes se re­pi­tie­ron du­ran­te to­da la fa­se de in­ves­ti­ga­ción.

La po­li­cía vi­gi­ló a los acu­sa­dos du­ran­te me­ses en el mar­co de un dis­po­si­ti­vo de vi­gi­lan­cia pa­ra la pre­ven­ción del trá­fi­co de dro­gas al me­nu­deo. Fru­to de es­ta la­bor, pu­die­ron ve­ri­fi­car las ope­ra­cio­nes de ven­ta de dro­ga.

Clien­tes

Com­pro­ba­ron có­mo mu­chos clien­tes sa­lían con en­vol­to­rios de dro­ga. Los se­gui­mien­tos rea­li­za­dos les ha per­mi­ti­do con­cluir que los acu­sa­dos for­ma­ban par­te de un gru­po or­ga­ni­za­do que te­nía por ob­je­to la co­mi­sión de de­li­tos con­tra la sa­lud pú­bli­ca en el que exis­te un re­par­to de ta­reas. Mien­tras unos lle­va­ban ta­reas de di­rec­ción y con­trol, otros eran los que desem­pe­ña­ban la ven­ta di­rec­ta y fun­cio­nes de vi­gi­lan­cia. Tam­bién per­noc­ta­ban en el pun­to de ven­ta pa­ra po­der te­ner­lo abier­to du­ran­te las 24 ho­ras.

Una vez que fue prac­ti­ca­da la en­tra­da y re­gis­tro, los agen­tes in­ter­vi­nie­ron te­lé­fo­nos mó­vi­les y ele­men­tos uti­li­za­dos en pa­ra la ven­ta de dro­ga, co­mo ho­jas de ano­ta­cio­nes, una bás­cu­la elec- tró­ni­ca con res­tos de co­caí­na o un re­cor­te de plás­ti­co con res­tos de co­caí­na. En uno de los do­mi­ci­lios se in­cau­ta­ron ade­más de 16 do­sis de co­caí­na, así co­mo di­ver­sas do­sis de co­caí­na y de he­roí­na. Ade­más en­con­tra­ron va­rias ar­mas y mu­ni­cio­nes.

ÓSCAR VÁZ­QUEZ

Los acu­sa­dos ayer en la au­dien­cia vi­gue­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.