Los pe­re­gri­nos se des­pis­tan en Pei­na­dor

El nú­me­ro de ob­je­tos per­di­dos en el ae­ro­puer­to vi­gués se ha dis­pa­ra­do y ya son más de uno al día. En­tre los que más han au­men­ta­do es­tán los bas­to­nes de sen­de­ris­mo

La Voz de Galicia (Vigo) - Vigo local - - VIGO - MA­RÍA JE­SÚS FUEN­TE

Los des­pis­tes en Pei­na­dor van en au­men­to has­ta el pun­to de con­ta­bi­li­zar­se más de un ob­je­to per­di­do al día. A lo lar­go del 2017 fue­ron ca­si 400 los ex­tra­víos, en con­cre­to 395, se­gún da­tos de Ae­na. Una ci­fra muy ale­ja­da de los 134 del 2013 e in­clu­so de los 183 de un año des­pués, cuan­do ya em­pe­za­ban a in­cre­men­tar­se. Uno de los da­tos más cu­rio­sos que han ob­ser­va­do los res­pon­sa­bles de Ae­ro­puer­tos es el in­cre­men­to de los bas­to­nes de sen­de­ris­mo, al­go que con an­te­rio­ri­dad era in­sig­ni­fi­can­te. Aun­que no se pue­de ase­gu­rar a cien­cia cier­ta, to­do pa­re­ce in­di­car que los ca­ya­dos pro­ce­den de pe­re­gri­nos des­pis­ta­dos, bien del Ca­mino de la cos­ta o del por­tu­gués. Lo cier­to es que ha lla­ma­do mu­cho la aten­ción en la ofi­ci­na de ob­je­tos per­di­dos.

Has­ta la fe­cha, la mi­tad de los ob­je­tos ex­tra­via­dos ya se han de­vuel­to a sus pro­pie­ta­rios tras ser re­cla­ma­dos o sim­ple­men­te al ser iden­ti­fi­ca­dos, aun­que tie­nen dos años pa­ra so­li­ci­tar­los.

Lo más ol­vi­da­do son ani­llos y pul­se­ras y en me­nor me­di­da, cadenas, re­lo­jes y otras jo­yas o bi­su­te­ría. Tam­bién se han per­di­do or­de­na­do­res, te­lé­fo­nos mó­vi­les y ta­blets, que al mis­mo tiem­po son los más res­ca­ta­dos. Has­ta una tien­da de cam­pa­ña y un adorno de ho­gar con for­ma de as­ta se han lle­ga­do a ol­vi­dar al­gu­nos pa­sa­je­ros en el ae­ro­puer­to de Vi­go.

Fuen­tes de Ae­na re­la­cio­nan el fuer­te in­cre­men­to de los ob­je­tos per­di­dos con el au­men­to de los pa­sa­je­ros en Pei­na­dor, que el pa­sa­do año lle­gó a su­pe­rar el mi­llón de usua­rios. «A más pa­sa­je­ros, más pér­di­das», in­di­can.

Al mar­gen de lo que se ol­vi­da en el re­cin­to ae­ro­por­tua­rio es­tán los ob­je­tos que que­dan en el in­te­rior de los avio­nes. En es­te ca­so son ges­tio­na­dos por las pro­pias com­pa­ñías aé­reas, que se en­car­gan de su de­vo­lu­ción.

La ma­yo­ría de las per­te­nen­cias son ol­vi­da­das en los con­tro­les de seguridad pre­vios a la en­tra­da en la zo­na de em­bar­que. Es fre­cuen­te que los pa­sa­je­ros se de­jen al­go en las ban­de­jas tras des­ha­cer­se de ello pa­ra pa­sar el ar­co de seguridad. Es lo que su­ce­de con la ma­yo­ría de los ob­je­tos me­tá­li­cos co­mo jo­yas, bi­su­te­ría, re­lo­jes, lla­ves y cin­tu­ro­nes. Otras ve­ces se de­be a des­pis­tes, co­mo su­ce­de con li­bros, re­ga­los ad­qui­ri­dos en las tien­das del pro­pio ae­ro­puer­to y pro­duc­tos de aseo.

Pa­ra re­cu­pe­rar los ob­je­tos per­di­dos en Pei­na­dor se pue­de ha­cer a tra­vés de los te­lé­fo­nos 986268258 y 986268245 y en el co­reo elec­tró­ni­co vgo­bu­zon­se­gu­ri­dad@ae­na.es. Tam­bién exis­te la po­si­bi­li­dad de re­cla­mar en el pun­to de in­for­ma­ción mul­ti­me­dia del ae­ro­puer­to si­tua­do en el ves­tí­bu­lo prin­ci­pal.

Si trans­cu­rri­do el pla­zo es­ti­pu­la­do los pro­duc­tos no han si­do so­li­ci­ta­dos, el ae­ro­puer­to se re­ser­va el de­re­cho de re­ga­lar­los. Se sue­len lle­var a una oe­ne­gé, aun­que al­gu­nos ae­ró­dro­mos se los en­tre­gan a los con­ce­llos.

Ae­na re­la­cio­na el au­men­to de los ob­je­tos per­di­dos con el ma­yor nú­me­ro de usua­rios

X. C. GIL

Si­guen per­dién­do­se ma­le­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.