270 ca­sas pró­xi­mas al ae­ro­puer­to de Vi­go se que­dan sin in­so­no­ri­zar

Ae­na re­cuer­da que has­ta 500 vi­vien­das cum­plen los re­qui­si­tos pa­ra pe­dir su ais­la­mien­to

La Voz de Galicia (Vigo) - Vigo local - - PORTADA - MA­RÍA JESÚS FUEN­TE

No siem­pre re­sul­ta in­có­mo­do vi­vir en el en­tono de Pei­na­dor. Mu­chos de los ve­ci­nos y pro­pie­ta­rios de ne­go­cios re­co­no­cen que ya es­tán acos­tum­bra­dos a los avio­nes y que «don­de pue­de mo­les­tar un po­co» es en los ex­tre­mos del ae­ro­puer­to. Es en esas zo­nas don­de las fa­mi­lias más se ani­man a cur­sar pe­ti­cio­nes a Ae­na pa­ra ais­lar las ca­sas de los rui­dos. Aún así, to­da­vía que­dan la mi­tad de los in­mue­bles con de­re­cho a in­so­no­ri­za­ción sin que sus pro­pie­ta­rios ha­yan cur­sa­do la so­li­ci­tud.

En to­tal, 504 pro­pie­ta­rios de vi­vien­das tie­nen de­re­cho a pe­dir su ais­la­mien­to al con­si­de­rar Ae­na que pue­den es­tar afec­ta­das por con­ta­mi­na­ción acús­ti­ca pro­ce­den­te de los vue­los. Lo han so­li­ci­ta­do 271, pe­ro 37 de ellos han si­do re­cha­za­dos por di­fe­ren­tes mo­ti­vos. El más ha­bi­tual es que las me­di­cio­nes acús­ti­cas en el in­te­rior de las vi­vien­das no su­peren el lí­mi­te es­ta­ble­ci­do al cons­ta­tar du­ran­te la ins­pec­ción que el in­mue­ble cum­ple los ob­je­ti­vos de ca­li­dad acús­ti­ca y ais­la­mien­to. Otras ve­ces no cum­plen con el re­qui­si­to de ha­ber si­do cons­trui­das con an­te­rio­ri­dad a la apro­ba­ción de la de­cla­ra­ción de im­pac­to am­bien­tal.

Has­ta aho­ra Ae­na ha ais­la­do un to­tal de 97 ca­sas, mien­tras que otras 115 pa­san por dis­tin­tos pro­ce­sos. En con­cre­to, en 65 se lle­van a ca­bo las obras y en otras 50 se ini­cia­rán en bre­ve. Pa­ra es­tas úl­ti­mas Ae­na dis­po­ne de un pre­su­pues­to má­xi­mo de 680.000 eu­ros.

Pa­ra so­li­ci­tar el ais­la­mien­to es ne­ce­sa­rio acre­di­tar que el in­mue­ble tie­ne uso re­si­den­cial, sa­ni­ta­rio, cul­tu­ral o do­cen­te y que es­tá si­tua­do den­tro de la hue­lla acús­ti­ca del ae­ro­puer­to. Si el re­sul­ta­do de las me­di­cio­nes acús­ti­cas en el in­te­rior de la vi­vien­da es po­si­ti­vo, en­ton­ces se de­ter­mi­na el al­can­ce de las obras pa­ra ga­ran­ti­zar que la me­jo­ra dé sus fru­tos.

Aun­que el área de in­fluen­cia de Pei­na­dor in­clu­ye los ayun­ta­mien­tos de Re­don­de­la, Vi­go y Mos, la ma­yo­ría de los afec­ta­dos co­rres­pon­den a los dos úl­ti­mos.

Sin em­bar­go, en la ac­tua­li­dad bue­na par­te de los ve­ci­nos coin­ci­den en que lo peor ya pa- só. Aho­ra, trans­cu­rri­dos 64 años, se han ido acos­tum­bran­do y ape­nas per­ci­ben el rui­do.

«Yo los oi­go re­gu­lar de no­che, unos días se oyen más que otros. Ha­ce tiem­po nos die­ron un di­ne­ro pa­ra cam­biar los cris­ta­les, pe­ro al fi­nal no lo hi­ce», co­men­ta Eva Cas­tro, un ve­ci­na que lle­va mu­chos años en la zo­na.

«A no­so­tros no nos mo­les­ta, es­to no es Ba­ra­jas, aquí no hay tan­to mo­vi­mien­to. Ade­más, los avio­nes ya es­ta­ban aquí an­tes de ha­cer la ca­sa», in­di­ca Mar­ta Ei­ró, otra ve­ci­na del en­torno. «Es­ta­mos en­can­ta­dos con los avio­nes», aña­de una fa­mi­liar de la an­te­rior.

XOÁN CARLOS GIL

Uno de los avio­nes que ope­ran en Pei­na­dor vo­lan­do ayer so­bre las ca­sas del en­torno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.