Zoom. Las aves más ve­lo­ces –y sor­pren­den­tes– del mun­do.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Sumario - F. URIBARRI

... CO­RRE­MOS CO­MO DIABLOS. SON LAS AVES MÁS VE­LO­CES DEL MUN­DO. Y SON DE LO MÁS CU­RIO­SAS: TIE­NEN PENE Y EL AVESTRUZ CUEN­TA CON CUA­TRO RO­DI­LLAS. ES­TOS 'PA­RIEN­TES' DE LOS DI­NO­SAU­RIOS SON UNOS CAM­PEO­NES DE LA EVO­LU­CIÓN Y DE LA ADAP­TA­CIÓN AL ME­DIO.

di­ce el pa­leon­tó­lo­go Da­rren Naish. Es­tos co­lo­sos plu­ma­dos son, ade­más, muy pe­cu­lia­res. El avestruz, por ejem­plo, tie­ne cua­tro ró­tu­las –dos por ca­da pa­ta– que pro­te­gen las ar­ti­cu­la­cio­nes y lo ayu­dan a con­su­mir me­nos ener­gía cuan­do da sus zan­ca­das gi­gan­tes, en las que avan­za has­ta cin­co me­tros. Otra pe­cu­lia­ri­dad de las aves co­rre­do­ras es que es­tán do­ta­das de pene, una par­ti­cu­la­ri­dad que su­gie­re que qui­zá todas las aves lo te­nían en la Prehis­to­ria. Es­tos

Oco­rre­ca­mi­nos vi­ven en las cua­tro es­qui­nas del he­mis­fe­rio sur. Ha­ce mi­llo­nes de años vo­la­ban, pe­ro el tiem­po y la frag­men­ta­ción de los con­ti­nen­tes las co­lo­có en am­plias es­te­pas y pra­de­ras sin gran­des her­bí­vo­ros con los que com­pe­tir y sin pe­li­gro­sos de­pre­da­do­res. No ne­ce­si­ta­ban vo­lar, así per­die­ron la fuer­za de los múscu­los de las alas. Les con­ve­nía co­rrer rá­pi­do y cre­cer. Se adap­ta­ron bien. Y sí usan las alas, pe­ro co­mo ale­ro­nes, pa­ra man­te­ner el equi­li­brio y fre­nar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.