Hoy to­das las mu­je­res vis­ten igual”

En es­te ti­tu­lar el nue­vo di­se­ña­dor de Ca­ra­me­lo con­cen­tra su re­to: di­fe­ren­ciar un es­ti­lo y dar­le iden­ti­dad a la mu­jer de es­ta fir­ma ga­lle­ga. ¿El ma­yor error de la mo­da?, le pre­gun­ta­mos. «Que compramos mu­cho y mal», di­ce.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - RESPONDE - TEX­TO: SAN­DRA FA­GI­NAS

Na­ció en Ma­llor­ca ha­ce 26 años y aunque es muy jo­ven, Pa­blo Erroz ha es­ta­do en la Mer­ce­des Fas­hion Week y du­ran­te unos años tra­ba­jó en el equi­po de di­se­ño de In­di­tex. Re­cién lle­ga­do a Ga­li­cia como di­rec­tor crea­ti­vo de las nue­vas co­lec­cio­nes pa­ra mu­jer de Ca­ra­me­lo, res­pon­de so­bre el cam­bio de ima­gen al que se en­fren­ta. Su pri­mer tra­ba­jo so­lo po­dre­mos ver­lo ter­mi­na­do en no­viem­bre, cuan­do sal­ga la tem­po­ra­da de pri­ma­ve­ra-ve­rano del 2017.

–Aca­bas de lle­gar pa­ra ves­tir a la mu­jer Ca­ra­me­lo. ¿Cuál es el re­to?

–Más que ve­nir a ves­tir­la, mi ob­je­ti­vo es ha­cer la nue­va mu­jer Ca­ra­me­lo, de­fi­nir­la, que lle­va per­di­da mu­cho tiem-

po, y no tie­ne un se­llo, una iden­ti­dad.

–Vie­nes a dar­le nom­bre.

–Efec­ti­va­men­te, un nom­bre que abar­ca his­to­ria, ca­li­dad... no es par­tir de ce­ro, pe­ro des­de esa ba­se crear una mu­jer de van­guar­dia, ac­tual, que sea re­co­no­ci­ble.

–¿Tú qué re­vul­si­vo que­rrías dar­le? ¿Cuá­les son tus lí­neas?

–Yo creo que es fun­da­men­tal la idea de in­ter­na­cio­na­li­za­ción cuan­do ha­ces mar­ca, y eso pa­sa por re­ju­ve­ne­cer, adaptar a la ten­den­cia y ha­cer un es­ti­lo pro­pio. Que creo que fue lo que en su día fue es­ta fir­ma. Estamos reha­cien­do, como quien ti­ra un edi­fi­cio y vuel­ve a le­van­tar­lo, pe­ro man­tie­ne la fa­cha­da.

–Aho­ra hay in­clu­so di­se­ña­do­res que quie­ren po­ner en venta al mo­men­to lo que es­tán sa­can­do en des­fi­les. Hay una ra­pi­dez te­rri­ble: com­pra lo que ves.

–Yo creo que hoy en día la mo­da tie­ne que apos­tar por ser atem­po­ral, los di- se­ña­do­res de­be­mos ser res­pon­sa­bles y pa­rar es­te rit­mo fre­né­ti­co del con­su­mis­mo. Esa es nues­tra gran di­fe­ren­cia, no­so­tros no ha­ce­mos fast fas­hion. Que­re­mos crear un pro­duc­to au­tén­ti­co so­bre la ca­li­dad y la tem­po­ra­li­dad. Que cuan­do com­pres esa pren­da lo no­tes, pri­mar la du­ra­bi­li­dad, que sea bá­si­co.

–¿Es con­tra­dic­to­rio bá­si­co y ten­den­cia?

-No, en­tien­do bá­si­co como du­ra­de­ro y si­guien­do unas di­rec­tri­ces de ten­den­cias. Pe­ro que es­té mar­ca­do por no­so­tros y no por un mer­ca­do lo­co.

–Con­cre­ta un po­co más: ¿cuál es tu es­ti­lo? ¿Tu mar­ca iden­ti­fi­ca­ti­va?

–Tan­to en mi es­ti­lo como mis co­lec­cio­nes apues­to por la ca­li­dad y la di­fe­ren­cia. Que las pren­das ten­gan al­ma, siem­pre so­bre es­tas pre­mi­sas.

–¿Hay al­go de lo que hu­yas sí o sí? ¿Eres más clá­si­co? ¿Me­nos?

–Soy clá­si­co con un to­que mo­derno.

El clá­si­co es la ba­se de to­do. Es ab­sur­do que yo te di­ga aho­ra có­mo se­rá de prin­ci­pio a fin la co­lec­ción, por­que se es­tá ha­cien­do.

–¿Cuál es el error más co­mún que co­me­te­mos las mu­je­res al ves­tir­nos?

-Creo que so­bre to­do com­prar mu­cho y com­prar mal.

-¿Ves­ti­mos las ga­lle­gas muy di­fe­ren­te? ¿Te ha lla­ma­do la aten­ción al­go?

-Yo creo que to­das las mu­je­res ya vis­ten igual, en Ma­drid o aquí, veo una in­ter­na­cio­na­li­za­ción... La gen­te vis­te muy si­mi­lar hoy en día, sí que el nor­te de Es­pa­ña tie­ne una apre­cia­ción ma­yor ha­cia el con­su­mo de mo­da, in­vier­te más. Lo que sí hay es una tra­di­ción en Ga­li­cia arrai­ga­da, más eso que un es­ti­lo.

–Vamos to­das cor­ta­das por el mis­mo pa­trón.

-Sí, por eso al fi­nal lo que se pre­mia es la di­fe­ren­cia­ción. La gen­te que mar­ca es­ti­lo, que es un re­fe­ren­te, es al fi­nal la que va dis­tin­ta. Que pa­re­ce tan fá­cil, pe­ro es muy di­fí­cil.

–¿Eres se­gui­dor de al­guien en par­ti­cu­lar? Da­me al­gún nom­bre. ¿Quién te gus­ta?

-Te pue­do de­cir un mon­tón, todos te­ne­mos re­fe­ren­cias, no so­lo en la mo­da, tam­bién mu­si­ca­les, pin­tu­ra... Me gus­ta Pra­da, me gus­tan mu­cho los que ha­cen mo­da mas­cu­li­na, el dúo de Va­len­tino (Ma­ria Gra­zia Chiu­ri y Pier­pao­lo Pic­cio­li), Kim Jo­nes (de Vuit­ton)... La mo­da mas­cu­li­na es un buen re­fe­ren­te.

–¿Por qué?

-Hoy en día en mu­jer es­tá to­do he­cho, y en hom­bres hay más por ha­cer, des­de de­ta­lles, aca­ba­dos, la sas­tre­ría de hom­bre va a evo­lu­cio­nar más...

-Al hi­lo de eso, la mo­da pa­re­ce que en los úl­ti­mos años so­lo es vol­ver atrás, reha­cer, re­vi­sar ... ¿Tú qué has vis­to úl-

ti­ma­men­te que te ha­ya sor­pren­di­do?

-Na­da, to­do es­tá vis­to. Al fi­nal es como tú la re­in­ter­pre­tas, có­mo ha­ces tu es­ti­lis­mo, aho­ra vuel­ven los 80, los 70, los 90 y al fi­nal es la vi­sión del di­se­ña­dor de adap­tar­lo a un nue­vo mer­ca­do. La mo­da evo­lu­cio­na en cuan­to al es­ti­lis­mo, pe­ro no a ni­vel ten­den­cia de la pren­da en sí. Ve­mos Pra­da, que es muy clá­si­ca, pe­ro a ni­vel ima­gen o es­ti­lis­mo ha­ce unos des­fi­les rompe­dores. Es más có­mo se pre­sen­ta esa pro­pues­ta.

-¿Qué pa­sa aho­ra que no ve­mos na­da nue­vo? Hu­bo un tiem­po en que no ha­bía mi­ni­fal­da y la hu­bo, otro que no ha­bía bi­ki­ni y lo hu­bo... ¿Es­tá ago­ta­da la crea­ción?

-Sí, yo creo que aho­ra el ca­mino como di­se­ña­do­res es re­en­fo­car.

-¿Qué no te pon­drías nun­ca?

-Eso tam­po­co te lo con­tes­ta­ría por­que nun­ca di­gas nun­ca, hoy te di­ría un pan­ta­lón campana y lue­go vie­ne la mo­da y a lo me­jor me lo pongo. En mo­da nun­ca se de­be de­cir nun­ca, pe­ro en la vi­da tam­po­co.

-Es muy con­tra­dic­to­rio, ir a la mo­da pa­ra ves­tir todos igua­les, ¿no?

-Sí, es que al fi­nal so­mos muy po­co ori­gi­na­les.

-¿Quién es pa­ra ti un mo­de­lo de mu­jer?

-No me ca­so con na­die, creo que soy fan de las per­so­nas que no son co­no­ci­das, que tie­nen un es­ti­lo pro­pio, con el que se na­ce, igual que la ele­gan­cia. No ne­ce­si­tas ves­tir bien pa­ra ir ele­gan­te, es una ac­ti­tud, no ten­go un re­fe­ren­te, me gus­ta la gen­te que me sor­pren­de.

-¿Ele­gan­cia y ori­gi­na­li­dad son in­com­pa­ti­bles?

-No creo que sean con­tra­rios, a mí me gus­ta la gen­te que me des­pier­ta al­go, que me des­pier­te cu­rio­si­dad, sea por lo que sea.

FO­TO: MAR­COS MÍGUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.