MI PE­RRO TIE­NE LINKEDIN

LAS MAS­CO­TAS AC­TUA­LI­ZAN SU CU­RRÍ­CU­LUM... POR SI ACA­SO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA - TEX­TO: MI­LI MÉNDEZ FO­TO: RA­MÓN LEIRO

Tie­ne una mi­ra­da ca­paz de en­ga­tu­sar a cual­quier je­fe pe­ro, co­mo su ol­fa­to le in­di­ca, no basta con cau­sar bue­na im­pre­sión en una en­tre­vis­ta. La for­ma­ción y la ex­pe­rien­cia son dos pun­tos esen­cia­les pa­ra en­con­trar em­pleo. El mun­do de los ca­nes no es ajeno a ello, así que Co­va re­cu­rrió a la ayu­da de su socia. «Es una la­bra­do­ra de ca­si sie­te me­ses que, ade­más de ser mi mas­co­ta, es mi com­pa­ñe­ra de tra­ba­jo», así la pre­sen­ta Mi­riam Búa Lo­res (San­xen­xo, 1985), edu­ca­do­ra so­cial y es­pe­cia­lis­ta en In­ter­ven­cio­nes Asis­ti­das con Pe­rros. Am­bas se com­ple­men­tan en el ám­bi­to pri­va­do y en el la­bo­ral. El la­bra­dor la acom­pa­ña en los ta­lle­res que or­ga­ni­za con ni­ños y Mi­riam res­pon­de a su co­la­bo­ra­ción echán­do­le una mano con las nue­vas tec­no­lo­gías. Quie­ren am­pliar ho­ri­zon­tes, y es­tar al día es im­por­tan­te, por lo que Co­va se ha es­tre­na­do en LinkedIn con un per­fil pro­pio.

UNA IDEA ORI­GI­NAL

«Nun­ca vi un ca­so así, el de un pe­rro con cu­rrí­cu­lum. Cuan­do lo pen­sé me pa­re­ció una idea ori­gi­nal pa­ra dar a co­no­cer to­do lo que sa­be ha­cer, lo que sa­be­mos ha­cer», ex­pli­ca su due­ña. ¿Una pio­ne­ra? Por qué no. El cu­rrí­cu­lum de Co­va in­di­ca su nom­bre y ape­lli­dos, su ra­za: es una Re­trie­ver, la fe­cha de na­ci­mien­to e in­for­ma de la aca­de­mia a la que asis­te, de su ex- pe­rien­cia y tam­bién de sus afi­cio­nes. Jun­to a Mi­riam, el can se es­tá pre­pa­ran­do en el cen­tro de adies­tra­mien­to Union­can, en Ri­ba­du­mia, pa­ra ser pe­rro de apo­yo. Aca­ba de su­pe­rar la fa­se ini­cial de apren­di­za­je, la de ca­cho­rros, y si­gue es­pe­cia­li­zán­do­se en obe­dien­cia bá­si­ca. «Quie­ro que la gen­te se­pa que es­tá ca­pa­ci­tán­do­se pa­ra rea­li­zar in­ter­ven­cio­nes asis­ti­das de for­ma pla­ni­fi­ca­da y con una me­to­do­lo­gía. Que tie­ne to­dos los se­gu­ros y re­qui­si­tos sa­ni­ta­rios en re­gla y que la per­so­na que la guía, en es­te ca­so yo, es un pro­fe­sio­nal ti­tu­la­do en el ám­bi­to edu­ca­ti­vo y so­cial», ex­pli­ca la edu­ca­do­ra, pa­ra la que el cu­rrí­cu­lum de Co­va es tam­bién una he­rra­mien­ta con la que mar­car la di­fe­ren­cia; «en es­te cam­po, al no ha­ber na­da re­gla­do, hay mu­cho in­tru­sis­mo».

DÓN­DE TRABAJAR

El ca­rác­ter so­cial y tran­qui­lo de la pe­rra es la ba­se, «tie­ne que gus­tar­le la in­ter­ac­ción con el hu­mano», in­sis­te la pro­pie­ta­ria, pe­ro en­tre sus plu­ses es­tán el de po­der actuar co­mo ele­men­to ins­pi­ra­dor, re­for­za­dor o co­mo un ins­tru­men­to pa­ra al­can­zar ob­je­ti­vos. «Al tra­tar­se de un ani­mal —con­ti­núa— pro­vo­ca di­fe­ren­tes ti­pos de emo­cio­nes y reac­cio­nes». Su com­pa­ñe­ra de via­je en es­ta aven­tu­ra la­bo­ral enu­me­ra va­rios ejem­plos: «En co­le­gios, a los ni­ños les pue­de ser­vir co­mo un es­ti­mu­lan­te a la ho­ra de ad­qui­rir di­fe­ren­tes co­no­ci­mien­tos. Si los alum­nos al­can­zan las me­tas pro­pues­tas en el pla­zo da­do, Co­va re­gre­sa a la si­guien­te se­ma­na. Con per­so­nas ma­yo­res a las que les cuesta an­dar pue­de mo­ti­var­las a dar un pa­seo. La pe­rra las ayu­da así a me­jo­rar su psi­co­mo­tri­ci­dad grue­sa. Lo mis­mo ocurre con el pei­na­do o el ce­pi­lla­do. En per­so­nas con mo­vi­li­dad re­du­ci­da se tra­ba­ja la mo­tri­ci­dad fi­na. In­clu­so con pa­cien­tes que han su­fri­do al­gún da­ño ce­re­bral o pa­de­cen una dis­ca­pa­ci­dad por la que ape­nas mue­ven las ma­nos, cuan­do ven a Co­va, ha­cen el es­fuer­zo de es­ti­rar­las so­lo por­que la quie­ren aca­ri­ciar».

Ni­ños con ne­ce­si­da­des edu­ca­ti­vas es­pe­cia­les, con los que me­jo­rar com­pe­ten­cias, la aten­ción o el con­trol de im­pul­sos; cla­ses en co­le­gios pa­ra abor­dar as­pec­tos co­mo los va­lo­res o el es­fuer­zo; fo­men­to de la au­to­no­mía o in­clu­sión so­cial; me­dia­ción en­tre par­tes... el aba­ni­co de po­si­bi­li­da­des que pue­den afron­tar jun­tas es am­plio. Ofre­cen sus ser­vi­cios tan­to a ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas co­mo pri­va­das, «mien­tras ha­ya crea­ti­vi­dad y ga­nas, to­do se pue­de in­ten­tar», ase­gu­ra Mi­riam. Su pro­yec­to no se­ría el mis­mo sin es­ta ca­ni­na pu­pi­la. A am­bas les to­ca ser cóm­pli­ces y ex­pri­mir, mu­tua­men­te, su má­xi­mo par­ti­do. Y qué me­jor aso­cia­da con la que em­pren­der que con tu me­jor ami­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.