Vi­lla­res ten­drá la por­ta­vo­cía de En Ma­rea y li­de­ra­rá la can­di­da­tu­ra de con­sen­so

Ma­rea Atlán­ti­ca, con­tra­ria a dar­le to­do el ti­món in­terno, re­tra­só el acuer­do al fi­nal

La Voz de Galicia (Vigo) - - Galicia - MA­RIO BERAMENDI

To­do es­ta­ba pre­vis­to pa­ra que En Ma­rea lo­gra­se pron­to un con­sen­so in­terno que per­mi­tie­se anun­ciar cuan­to an­tes una úni­ca lis­ta pa­ra los 35 miem­bros del Con­se­llo das Ma­reas, el nom­bre con el que se ha bau­ti­za­do a la di­rec­ción del par­ti­do y que es­ta­ría li­de­ra­da por Luís Vi­lla­res. Pe­ro las reivin­di­ca­cio­nes de Ma­rea Atlán­ti­ca y Ou­ren­se en Co­mún a lo lar­go de la tar­de re­tra­sa­ron el es­pe­ra­do acuer­do has­ta úl­ti­ma ho­ra. Tan­to, que el con­sen­so lle­gó ca­si a las do­ce de la no­che, la ho­ra a la que ex­pi­ra­ba el pla­zo pa­ra la pre­sen­ta­ción de las can­di­da­tu­ras.

Fi­nal­men­te, Luís Vi­lla­res, en­ca­be­za­rá una lis­ta de con­sen­so en la que tam­bién es­tá Xo­sé Ma­nuel Bei­ras, y op­ta­rá a una por­ta­vo­cía, co­mo desea­ba. Sin em­bar­go, no tras­cen­dió si ten­drá que com­par­tir el pro­ta­go­nis­mo, pues­to que sec­to­res de la or­ga- ni­za­ción que­rían el pues­to de co­por­ta­voz, al que op­ta­ría una mu­jer. El acuer­do al­can­za­do ayer per­mi­ti­rá a Vi­lla­res li­de­rar or­gá­ni­ca­men­te En Ma­rea, aun­que de for­ma co­le­gia­da, tal y co­mo ha­bía apos­ta­do ini­cial­men­te, cuan­do el mis­mo ha­bía de­fen­di­do la ne­ce­si­dad de ar­ti­cu­lar una di­rec­ción «co­ral».

El gru­po li­de­ra­do por el re­gi­dor Xu­lio Fe­rrei­ro ha apos­ta­do por mar­car el te­rreno in­ter­na­men­te al ex ma­gis­tra­do y ac­tual por­ta­voz par­la­men­ta­rio. La in­cóg­ni­ta que sur­ge es has­ta qué pun­to lo lo­gra­rá con el di­se­ño al­can­za­do a úl­ti­ma ho­ra de ayer.

Des­de el ori­gen del pro­ce­so pa­ra con­so­li­dar el par­ti­do ins­tru­men­tal, Ma­rea Atlán­ti­ca —y Es­quer­da Uni­da y el sec­tor de Po­de­mos li­de­ra­do por An­tón Gó­mez Reino— mos­tra­ron su fron­tal opo­si­ción a re­pro­du­cir el mo­de­lo clá­si­co de los par­ti­dos, es de­cir, a re­pe­tir pa­ra En Ma­rea un li­de­raz­go uni­per­so­nal, de for­ma que con­vi­vie­sen en el mis­mo per­fil el re­fe­ren­te or­gá­ni­co y el par­la­men­ta­rio. Por eso in­ten­ta­ron es­ta­ble­cer una in­com­pa­ti- bi­li­dad en­tre ser un car­go ins­ti­tu­cio­nal y po­der op­tar a for­mar par­te de la di­rec­ción, lo que ce­rra­ba la puer­ta a Vi­lla­res. Una ba­ta­lla que per­die­ron en el úl­ti­mo ple­na­rio. Fi­nal­men­te, se es­ta­ble­ció que sie­te de los 35 pues­tos del Con­se­llo das Ma­reas po­drían per­te­ne­cer a car­gos ins­ti­tu­cio­na­les, es de­cir, a dipu­tados co­mo Carmen Santos o el pro­pio Luís Vi­lla­res. El por­ta­voz par­la­men­ta­rio ga­na­ba así la pri­me­ra ba­ta­lla pa­ra po­der ser el lí­der po­lí­ti­co de la or­ga­ni­za­ción, tal y co­mo ha­bía de­man­da­do pú­bli­ca­men­te Bei­ras, pe­ro en aquel cón­cla­ve no se ce­rró una cues­tión cru­cial: si En Ma­rea ten­dría o no un úni­co por­ta­voz, si ha­bría un co­por­ta­voz o dos, si se­ría ro­ta­to­rio o si, fi­nal­men­te, no ha­bría es­te pues­to.

De mo­men­to, Vi­lla­res se­rá el ti­mo­nel del pro­yec­to po­lí­ti­co. La du­da es­tá en sa­ber cuál es el gra­do de mar­ca­je que ten­drá con la lis­ta acor­da­da.

SAN­DRA ALON­SO

Luís Vi­lla­res ya es por­ta­voz de En Ma­rea en O Hó­rreo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.