Un to­tal de 342 ga­lle­gos es­tán en lis­ta de es­pe­ra pa­ra un tras­plan­te

Las ne­ga­ti­vas fa­mi­lia­res a do­nar ca­si du­pli­can la me­dia es­ta­tal

La Voz de Galicia (Vigo) - - Sociedad -

Un to­tal de 342 ga­lle­gos es­tán en la lis­ta de es­pe­ra de un tras­plan­te, la ma­yo­ría (238), por­que ne­ce­si­tan un ri­ñón. La ci­fra ha subido res­pec­to a fi­na­les del 2015 (321), pe­ro es muy in­fe­rior a la de los años an­te­rio­res, cuan­do siem­pre se su­pe­ra­ban los 400 pa­cien­tes. Se­sen­ta en­fer­mos aguar­dan un tras­plan­te de hí­ga­do, 24 de pul­món, 16 de pán­creas y 4 de co­ra­zón. La ac­ti­vi­dad de tras­plan­tes siem­pre es una bue­na no­ti­cia pa­ra Ga­li­cia y Es­pa­ña, lí­der en Eu­ro­pa, aun­que en el 2016 ba­ja­ron en la co­mu­ni­dad ga­lle­ga tan­to los tras­plan­tes co­mo los do­nan­tes, y se ele­va­ron ade­más las ne­ga­ti­vas fa­mi­lia­res.

Los hos­pi­ta­les ga­lle­gos rea­li­za­ron ca­da se­ma­na del 2016 una me­dia de ca­si seis tras­plan­tes, has­ta los 299 to­ta­les. Fue­ron me­nos que en el 2015 (338), pe­ro aún así es la ter­ce­ra ci­fra más al­ta de los úl­ti­mos vein­te años. En cuan-

to a los do­nan­tes, a lo lar­go del 2016 hu­bo un to­tal de 106, tres me­nos que el año an­te­rior. To­dos es­tos da­tos po­si­ti­vos tie­nen úni­ca­men­te una lec­tu­ra pe­si­mis­ta, la ele­va­da ta­sa de ne­ga­ti­vas fa­mi­lia­res de la co­mu­ni­dad ga­lle­ga, que ca­si du­pli­ca a la me­dia es­ta­tal. Así, si en el to­tal del Es­ta­do se nie­gan a do­nar los ór­ga­nos de sus alle­ga­dos el 15,6 % de las fa­mi­lias, en Ga­li­cia sube al 26,9 %, una ci­fra que ade­más se in­cre­men­tó en el 2016. No obs­tan­te, tal y co­mo acla­ra­ron en la pre­sen­ta­ción del ba­lan­ce, los da­tos es­pa­ño­les son los me­jo­res de Eu­ro­pa, por lo que la ta­sa de ne­ga­ti­vas en Ga­li­cia es in­fe­rior a la me­dia de la UE.

El coor­di­na­dor de tras­plan­tes de Ga­li­cia, Ja­cin­to Sán­chez, re­cor­dó que se tra­ba­ja con los pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios de ur­gen­cias des­de ha­ce años pa­ra re­du­cir las ne­ga­ti­vas y pa­ra que de­tec­ten a po­si­bles do­nan­tes. Por­que ade­más, al con­tra­rio de lo que ocu­rre con la san­gre, en don­de exis­te un lí­mi­te má­xi­mo de edad pa­ra do­nar, en el ca­so de los ór­ga­nos pue­de rea­li­zar­se es­ta do­na­ción a cual­quier edad. En es­te sen­ti­do es muy lla­ma­ti­va la evo­lu­ción de la edad me­dia de los do­nan- tes, que en el 96 era de 42 años y en el 2016 se ele­vó ca­si a los 62.

Cre­ce la edad me­dia y cam­bian tam­bién los mo­ti­vos de fa­lle­ci­mien­to. Si en el año 2000 el 20 % de los do­na­do­res te­nían co­mo cau­sa de muer­te un ac­ci­den­te de trá­fi­co, en el úl­ti­mo año fue­ron me­nos del 4 %. Des­de el Ser­gas in­ci­die­ron tam­bién en la im­por­tan­cia de la for­ma­ción. De he­cho, el pa­sa­do cur­so se die­ron cien char­las a alum­nos en 76 cen­tros edu­ca­ti­vos y se con­vo­ca­ron va­rios con­cur­sos es­co­la­res pa­ra con­cien­ciar a los más jó­ve­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.