Una even­tual ab­so­lu­ción de Cris­ti­na de Bor­bón se­ría de­fi­ni­ti­va

La Voz de Galicia (Vigo) - - España - M. S. P.

Si la Au­dien­cia Pro­vin­cial de Pal­ma ab­suel­ve hoy a Cris­ti­na de Bor­bón, su ex­cul­pa­ción se­ría de­fi­ni­ti­va. Se­gún in­for­ma­ron ayer fuen­tes del ya ex­tin­to pseu­do­sin­di­ca­to Ma­nos Lim­pias, el to­da­vía lí­der de la or­ga­ni­za­ción, Mi­guel Ber­nad, ha or­de­na­do a la le­tra­da del ca­so, Vir­gi­nia Ló­pez-Ne­gre­te, no re­cu­rrir an­te el Tri­bu­nal Su­pre­mo en ca­sa­ción la sen­ten­cia, sea cual sea el sen­ti­do de la mis­ma. Ni en el ca­so de la in­fan­ta ni en los del res­to de los pro­ce­sa­dos. Ber­nad, en li­ber­tad des­de la pa­sa­da Na­vi­dad, ha vuel­to a in­sis­tir a su le­tra­da en la or­den de ti­rar la toa­lla.

Es­ta de­ci­sión con­ver­ti­rá en fir­me la ab­so­lu­ción de Cris­ti­na de Bor­bón por­que so­lo Ma­nos Lim­pias acu­sa­ba a la in­fan­ta por coope­ra­ción ne­ce­sa­ria en los de­li­tos fis­ca­les de su ma­ri­do. Nin­gu­na otra par­te —ni la Fis­ca­lía ni las acu­sa­cio­nes par­ti­cu­la­res— acu­sa­ban a la her­ma­na de Fe­li­pe VI, por lo que no po­drían re­cu­rrir una su­pues­ta ab­so­lu­ción.

Ma­nos Lim­pias, en la ac­tua­li­dad, es­tá di­suel­ta de he­cho, aun- que no ju­rí­di­ca­men­te. El gol­pe de gra­cia a es­ta or­ga­ni­za­ción se lo die­ron la po­li­cía y el juez Santiago Pe­draz en abril del 2016, en ple­na vis­ta oral del ca­so Nóos, cuan­do de­tu­vie­ron al pro­pio Ber­nad y al pre­si­den­te de Aus­banc, Luis Pi­ne­da, por di­ri­gir una tra­ma de ex­tor­sión a ban­cos y par­ti­cu­la­res, ade­más de ha­ber tra­ta­do de chan­ta­jear al en­torno de la in­fan­ta pa­ra sa­car­la del ban­qui­llo del ca­so Nóos a cam­bio de tres mi­llo­nes de eu­ros. Aun­que Ló­pez-Ne­gre­te no fue impu­tada en un primer mo­men­to por la su­pues­ta ex­tor- sión a la in­fan­ta, ter­mi­nó sien­do en­cau­sa­da en sep­tiem­bre, acu­sa­da de ha­ber participado con Pi­ne­da en la coac­ción al BBVA

El otro gran acu­sa­dor es el fis­cal Pe­dro Ho­rrach, pe­ro no es­tá cla­ro que sea la per­so­na que di­ri­ja un po­si­ble re­cur­so de ca­sa­ción an­te el Su­pre­mo. Ho­rrach pi­dió la ex­ce­den­cia de la ca­rre­ra fis­cal en ju­lio del 2016, pe­ro le fue de­ne­ga­da. La pro­me­sa de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do es que le de­ja­rá mar­char el pró­xi­mo 30 de abril.

Ho­rrach, en cual­quier ca­so, sí se­rá el res­pon­sa­ble de re­cla­mar una vis­ti­lla pa­ra el in­gre­so en pri­sión en el ca­so de que la Au­dien­cia de Pal­ma dic­ta­mi­ne pe­nas de cárcel. La pra­xis ha­bi­tual de es­te fis­cal ha si­do la de re­cla­mar au­to­má­ti­ca­men­te el in­gre­so en pri­sión pa­ra to­dos los en­cau­sa­dos por co­rrup­ción en las is­las cas­ti­ga­dos en pri­me­ra ins­tan­cia con más de sie­te años de cárcel. Sin em­bar­go, Ho­rrach no ten­drá las ma­nos tan li­bres en es­te ca­so, ya que cual­quier de­ci­sión de­be­rá ser al me­nos con­sul­ta­da o con­sen­sua­da con los res­pon­sa­bles de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.