Hin­chas vi­si­tan­tes ocu­pa­ron bu­ta­cas de so­cios

La Voz de Galicia (Vigo) - - Deportes -

La par­te cen­tral de la gra­da de Río Al­to se ti­ñó ayer de na­ran­ja. Un si­tio con due­ños ce­les­tes — abo­na­dos de esa gra­da a los que se les im­pi­dió ocu­par sus asien­tos— cam­bió de co­lor pa­ra de­jar es­pa­cio a una vein­te­na de afi­cio­na­dos del Shakh­tar de na­cio­na­li­dad por­tu­gue­sa que se hi­cie­ron oír des­de an­tes de co­men­zar el par­ti­do. Ani­ma­dos y rui­do­sos, acla­ma­ron a los su­yos a la sa­li­da de ves­tua­rios y lue­go tu­vie­ron opor­tu­ni­dad de fes­te­jar el gol de los su­yos.

El con­jun­to de Do­netsk guar­da ac­tual­men­te una es­tre­cha re­la­ción con el país ve­cino, cir­cuns- tan­cia que le sir­vió a los ayer vi­si­tan­tes pa­ra con­tar con apo­yos en Ba­laí­dos. Apar­te de que bue­na par­te de la plan­ti­lla son de na­cio­na­li­dad bra­si­le­ña, el cuer­po téc­ni­co al com­ple­to es­tá for­ma­do por por­tu­gue­ses. Tal es la im­por­tan­cia de la afi­ción lu­só­fo­na del equi­po que apar­te de en ucra­niano y en in­glés, su página web es­tá dis­po­ni­ble en por­tu­gués.

La pre­sen­cia de es­tos hin­chas del equi­po ucra­niano ya no co­gió de sor­pre­sa a mu­chos es­te jue­ves, pe­ro sí en las ho­ras pre­vias al par­ti­do. Fue en­ton­ces, en la vís­pe­ra e in­clu­so en el mis­mo día, cuan­do los so­cios afectados re­ci­bie­ron la lla­ma­da te­le­fó­ni­ca del club pa­ra in­di­car­les que ten­drían que des­alo­jar sus bu­ta­cas ha­bi­tua­les, que se­rían ocu­pa­das por los in­vi­ta­dos. In­clu­so se les ins­tó a acu­dir cuan­do an­tes a las ta­qui­llas pa­ra re­co­ger en­tra­das de una nue­va ubi­ca­ción. La ex­pli­ca­ción que se les ofre­ció es que la UEFA ha­bía so­li­ci­ta­do más bu­ta­cas con so­lo ese tiem­po de an­te­la­ción.

Pe­ro lo cier­to es que, aun­que al­gu­nos es­tu­vie­ran fue­ra de su si­tio, la afi­ción ce­les­te sí ga­nó la par­ti­da tam­bién en Río. De nue­vo la asis­ten­cia no es­tu­vo a la al­tu­ra de lo que una ci­ta de Eu­ro­pa Lea­gue —la pri­me­ra de una eli­mi­na­to­ria en diez años, qui­zá la úl­ti­ma en un tiem­po por de­ter­mi­nar—, pe­ro los que acu­die­ron al mu­ni­ci­pal vi­gués sí que die­ron la ta­lla. Se les oyó du­ran­te prác­ti­ca­men­te to­do el par­ti­do, y más si ca­be en los mo­men­tos crí­ti­cos —tras en­ca­jar el gol y fa­llar las oca­sio­nes más cla­ras del en­cuen­tro—.

Con el pi­ti­do fi­nal, el mo­ti­vo de ce­le­bra­ción co­rres­pon­dió a los na­ran­jas. Pe­ro los ce­les­tes tam­bién qui­sie­ron agra­de­cer el es­fuer­zo a sus ju­ga­do­res con una so­no­ra ova­ción. En una se­ma­na se co­no­ce­rá el desen­la­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.