El cam­peón so­bre­vi­ve en la pró­rro­ga

El Ma­drid, siem­pre a re­mol­que de un gran An­do­rra, su­fre pa­ra lle­gar a la se­mi­fi­nal

La Voz de Galicia (Vigo) - - Deportes - AMADOR GÓ­MEZ

El cam­peón de las tres úl­ti­mas ediciones de Co­pa es­tu­vo al borde del pre­ci­pi­cio, pe­ro se sal­vó gra­cias a un tri­ple de Ant­hony Ran­dolph a fal­ta de 4 se­gun­dos pa­ra el fi­nal, pa­ra for­zar, con re­mon­ta­da in­clui­da, una pró­rro­ga en la que ya no hu­bo com­pa­sión con un An­do­rra que do­mi­nó du­ran­te 39 mi­nu­tos, pe­ro que di­jo adiós de for­ma cruel.

En un dis­cre­to par­ti­do de los blan­cos, con de­ma­sia­dos erro­res (anotó 14 de los 43 tri­ples que in­ten­tó) y cuan­do es­ta­ba a pun­to de be­sar la lo­na y de pro­ta­go­ni­zar un au­tén­ti­co fias­co, Ran­dolph pro­pi­ció un ma­za­zo des­co­mu­nal al An­do­rra, que aca­ri­ció la ges­ta y, des­pués de ese tri­ple le­tal del ala-pí­vot es­ta­dou­ni­den­se, dis­pu­so in­clu­so de la úl­ti­ma po­se­sión pa­ra eli­mi­nar al gran fa- vo­ri­to. Sin em­bar­go, la suer­te no se alió en el mo­men­to de la ver­dad con un mo­des­to que hu­bie­ra sen­ten­cia­do an­tes de no ser por la, una vez más, brio­sa reac­ción de Llull. La pró­rro­ga aca­bó con una so­no­ra pi­ta­da a los co­le­gia­dos, con un par de de­ci­sio­nes en el tra­mo fi­nal que per­ju­di­ca­ron al An­do­rra.

El Ma­drid pa­gó las con­se­cuen­cias de sus pé­si­mos 20 mi­nu­tos ini­cia­les y, des­pués de ir a re­mol­que (21-37), se vio obli­ga­do a un es­fuer­zo ex­tra. Com­ple­ta­men­te des­co­no­ci­do, sin co­rrer ni gol­pear como en ellos es ha­bi­tual, los blan­cos to­ma­ron su pro­pia me­di­ci­na fren­te a un ri- val al que tam­bién le gus­ta el ba­lon­ces­to ofen­si­vo y de­sen­fa­da­do. El An­do­rra, ade­más, con­tó con un Sher­ma­di­ni im­pa­ra­ble; su­ya fue la ca­nas­ta que se le anu­ló por unos inexis­ten­tes pa­sos a 44 se­gun­dos pa­ra el fi­nal, cuan­do el Ma­drid per­día por 80-84. Con el pa­be­llón en­tre­ga­do pa­ra que que ca­ye­se el equi­po que ha con­quis­ta­do las tres úl­ti­mas Co­pas, el con­jun­to blan­co lle­gó a tiem­po pa­ra for­zar la pró­rro­ga e im­po­ner su po­de­río fí­si­co y su ma­yor pro­fun­di­dad de ban­qui­llo an­te un ri­val to­ca­do tras el tri­ple de Ran­dolph y con es­ca­so fí­si­co pa­ra reac­cio­nar en el tiem­po aña­di­do.

JO­SÉ RA­MÓN GÓ­MEZ EFE

Una vez más, Llull fue el ju­ga­dor en el que el Ma­drid apo­yó su reac­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.