El plan de em­pleo y las ayu­das al Ter­cer Mun­do, pro­yec­tos apar­ca­dos en el 2016

La Ma­rea abron­ca al go­bierno lo­cal: «Boa xes­tión é cum­prir os or­za­men­tos»

La Voz de Galicia (Vigo) - - Vigo - JUANMA FUEN­TES

La con­se­cu­ción de su­pe­rá­vit en la ges­tión del pre­su­pues­to mu­ni­ci­pal se ha con­ver­ti­do en un ar­ma arro­ja­di­za. El go­bierno lo­cal pre­su­me de una ac­tua­ción efec­ti­va y que in­clu­so le per­mi­te con­se­guir aho­rros. Sin em­bar­go, des­de la opo­si­ción se cri­ti­ca el sis­te­ma, al des­ta­car que so­lo su­po­ne que pro­yec­tos pre­vis­tos, in­clui­da su fi­nan­cia­ción, no se lle­van a ca­bo.

En su ma­yo­ría son ac­tua­cio­nes de re­for­ma via­ria que sim­ple­men­te su­fren un re­tra­so. Son el grue­so de los más de 20 mi­llo­nes de eu­ros que el Con­ce­llo no eje­cu­ta en los úl­ti­mos ejer­ci­cios. Sin em­bar­go, hay asun­tos de to­do ti­po y mu­chos de ellos que­dan pen­dien­tes pa­ra siem­pre.

Ru­bén Pé­rez pu­so ayer el acen­to en cues­tio­nes como las ayu­das al Ter­cer Mun­do, un pro­gra­ma de coope­ra­ción mo­des­to, pe­ro del que el Con­ce­llo pre­su­mía tiem­po atrás. La par­ti­da no ha­bía des­apa­re­ci­do en el pre­su­pues­to el año pa­sa­do, pe­ro de los 95.000 eu­ros pre­vis­tos 60.000 no lle­ga­ron a gas­tar­se.

Tam­po­co en­cuen­tra mu­cha ex­pli­ca­ción el por­ta­voz de la Ma­rea pa­ra que el plan de em­pleo mu­ni­ci­pal no se ha­ya eje­cu­ta­do en su to­ta­li­dad. La par­ti­da prin­ci­pal, con la que se fi­nan­cian cur­sos de for­ma­ción pa­ra per­so­nas en ries­go de ex­clu­sión so­cial, a la que des­pués el Con­ce­llo con­tra­ta du­ran­te seis me­ses, ni mu­cho me­nos se ha ago­ta­do. Do­ta­da con mi­llón y me­dio de eu­ros, en el ba­lan­ce del ejer­ci­cio, que la pró­xi­ma se­ma­na apro­ba­rá el pleno mu­ni­ci­pal, se ob­ser­va como si­guen pen­dien­tes de eje­cu­tar 524.000 eu­ros.

Lo mis­mo ocu­rre, aun­que su re­le­van­cia eco­nó­mi­ca es me­nor, con los 40.000 eu­ros des­ti­na­dos al fun­cio­na­mien­to de la Pinacoteca del Cas­co Ve­llo, una ins­ta­la­ción que no ha lo­gra­do con­so­li­dar­se en el pa­no­ra­ma mu­seís­ti­co lo­cal y que tie­ne muy es­ca­sas ho­ras de aper­tu­ra. Lo cons­ta­ta­ble es que ni uno so­lo de esos 40.000 eu­ros se em­pleó en el 2016.

Si­mi­lar es el ca­so de los 70.000 eu­ros des­ti­na­dos al con­ve­nio con la Fe­de­ra­ción Ve­ci­nal, que que­da­ron ín­te­gros en las ar­cas mu­ni­ci­pa­les. Cuan­do es­te asun­to sa­le a co­la­ción, des­de el go­bierno lo­cal se adu­ce que el mo­vi­mien­to ve­ci­nal no cum­ple los re­qui­si­tos pa­ra re­ci­bir el dinero. Des­de el otro la­do se ase­gu­ra que to­do son obstáculos, y que el go­bierno mu­ni­ci­pal los boi­co­tea, se nie­ga a re­ci­bir­los ya que no los re­co­no­ce como in­ter­lo­cu­tor des­de ha­ce años. La con­se­cuen­cia es una pro­gre­si­va as­fi­xia de la Fe­de­ra­ción, que a du­ras pe­na lo­gra sub­sis­tir.

Al mar­gen de los pro­yec­tos ci­ta­dos, la cla­ve en el as­pec­to cuan­ti­ta­ti­vo del su­pe­rá­vit son las obras de hu­ma­ni­za­ción que ca­mi­nan con re­tra­so. El año pa­sa­do so­lo se li­qui­da­ron 7 de los 24 mi­llo­nes de eu­ros pre­vis­tos, aun­que el al­cal­de in­sis­te que se tra­ta de un re­tra­so y que las obras es­tán en mar­cha aho­ra.

Pe­se a ello, Pé­rez re­cuer­da que en al­gún ca­so no es así. «A rúa Bueu apa­re­ceu tres anos nos or­za­men­tos ata que fi­nal­men­te co­me­za­ron os tra­ba­llos. Pri­mei­ro fo­ron os ve­ci­ños, mo­les­tos co re­cor­te das pra­zas de apar­ca­men­to, e des­pois re­tra­so do Con­ce­llo».

So­bre el fon­do del asun­to, la Ma­rea re­cla­ma se­rie­dad al go­bierno lo­cal, que con su ma­yo­ría ab­so­lu­ta tie­ne com­ple­ta li­ber­tad de ac­tua­ción. Cen­su­ra que se in­clu­yan pro­yec­tos en los pre­su­pues­tos que lue­go no se ma­te­ria­li­zan.

En lo re­la­ti­vo a las hu­ma­ni­za­cio­nes, Ru­bén Pé­rez ase­gu­ra que el Con­ce­llo lle­va a ca­bo «un frau­de co­lec­ti­vo» al eje­cu­tar con su­pe­rá­vit las obras que que­dan apla­za­das. «O Go­berno cen­tral esi­xe que ha­xa su­pe­rá­vit e que se pa­gue en pra­zo aos pro­vee­do­res, o que cum­pre. Sen em­bar­go, as obras fi­nan­cia­das co su­pe­rá­vit te­ñen que ser am­bien­tal­men­te sos­ti­bles». Opi­na tam­bién que «non é pro­gre­sis­ta pre­miar o su­pe­rá­vit can­do hai ei­vas cul­tu­ra­les ou so­ciais», pre­ci­sa.

Ó. VÁZ­QUEZ

La Fe­de­ra­ción Ve­ci­nal no es re­ci­bi­da por el go­bierno lo­cal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.