Re­pú­bli­ca en sus­pen­sión

La Voz de Galicia (Vigo) - - Opinión - LUÍS POU­SA

En­tre el ba­ru­llo del 1-O, el 3-O y el 10-O —que a sim­ple vis­ta pa­re­cen lu­mi­no­sas es­ta­dís­ti­cas de Mes­si pe­ro lue­go, exa­mi­na­das de cer­ca, son fe­chas acia­gas— se nos que­da­ron atrás al­gu­nos no­ve­do­sos con­cep­tos acu­ña­dos por el se­ce­sio­nis­mo de los fle­qui­llos ram­pan­tes (por­que to­do es­to en el fon­do es un pro­ble­ma de pe­lu­que­ría: des­de Puig­de­mont a Ga­briel pa­san­do por Cui­xart).

Son dos ha­llaz­gos mo­nu­men­ta­les. El pri­me­ro se lo es­cu­cha­mos a An­na Ga­briel, de la CUP, que sol­tó en el Par­la­ment:

—So­mos in­de­pen­den­tis­tas sin fron­te­ras.

Uno pen­sa­ba que el se­pa­ra­tis­mo con­sis­tía pre­ci­sa­men­te en le­van­tar fron­te­ras don­de no las hay pe­ro, cla­ro, es­tos mu­cha­chos son los mis­mos an­ti­sis­te­ma que es­tán en contra de los ma­lé­fi­cos Es­ta­dos y aho­ra quie­ren cons­truir su pro­pio Es­ta­do de ju­gue­te. Glo­rio­so.

Cuan­do creía­mos que ya na­da po­día su­pe­rar la fun­da­ción de es­ta nue­va oe­ne­gé se­ce­sio­nis­ta, In­de­pen­den­tis­tas Sin Fron­te­ras, sa­lió Jor­di Sán­chez, pre­si­den­te de la ANC, a acla­rar­nos lo que ha­bía que­ri­do de­cir Puig­de­mont des­de el atril.

A Sán­chez le pre­gun­ta­ron en la te­le qué es aho­ra mis­mo Ca­ta­lu­ña. Y se des­pa­chó:

—Es una re­pú­bli­ca en sus­pen­sión.

En sus­pen­sión, co­mo ese an­ti­bió­ti­co en pol­vo que hay que di­sol­ver en agua y con­ser­var en la ne­ve­ra pa­ra cu­rar­le a la ni­ña la amig­da­li­tis. Una me­tá­fo­ra ma­ra­vi­llo­sa, aun­que in­vo­lun­ta­ria, del ca­ta­lán de ocho ape­lli­dos ca­ta­la­nes Sán­chez, por­que jus­to eso es lo que ha he­cho Puig­de­mont con su «Es­ta­do in­de­pen­dien­te en for­ma de re­pú­bli­ca»: pul­ve­ri­zar­lo, di­sol­ver­lo en una can­ti­dad ge­ne­ro­sa de agua y guar­dar­lo en la ne­ve­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.