Tri­bu­na­les de Vi­go no pue­den con­tra­tar jue­ces sus­ti­tu­tos pa­ra cu­brir ba­jas

El Po­der Ju­di­cial ca­re­ce de di­ne­ro y se re­cu­rre a ti­tu­la­res de Pon­te­ve­dra que co­bran ho­ras ex­tras

La Voz de Galicia (Vigo) - - Portada -

Jue­ces que pres­tan ser­vi­cio en Pon­te­ve­dra vie­nen a tra­ba­jar a los tri­bu­na­les de Vi­go pa­ra cu­brir ba­jas la­bo­ra­les de co­le­gas por fal­ta de di­ne­ro pa­ra con­tra­tar sus­ti­tu­tos. Du­ran­te las dos úl­ti­mas se­ma­nas, un ma­gis­tra­do del juz­ga­do de lo mer­can­til de Pon­te­ve­dra se des­pla­zó ca­si a dia­rio a Vi­go pa­ra ce­le­brar jui­cios que es­ta­ban pen­dien­tes mien­tras su co­le­ga dis­fru­ta­ba de una ba­ja pa­ter­nal. No fue el úni­co ca­so, ya que la ma­gis­tra­da Be­lén Rubido, que es la ti­tu­lar del juz­ga­do de lo pe­nal número 4 de Pon­te­ve­dra, fue vis­ta es­ta mis­ma se­ma­na por los pa­si­llos de la Au­dien­cia Pro­vin­cial en Vi­go, don­de fue lla­ma­da pa­ra cu­brir otra ba­ja.

Le­tra­dos de la Ad­mi­nis­tra­ción con­sul­ta­dos coin­ci­den en que el en­vío de jue­ces de Pon­te­ve­dra a Vi­go po­dría ser una prác­ti­ca ha­bi­tual por ra­zo­nes de pre­su­pues­to. Fuentes con­sul­ta­das re­co­no­cen que la du­pli­ci­dad del man­da­to ju­di­cial, con ti­tu­la­res aten­dien­do dos sa­las, pa­re­ce ser la me­jor so­lu­ción a la vis­ta de que no hay di­ne­ro pa­ra con­tra­tar a sus­ti­tu­tos.

El pro­ble­ma ra­di­ca en que el Po­der Ju­di­cial ago­tó en ju­nio to­do su pre­su­pues­to pa­ra con­tra­tar a jue­ces sus­ti­tu­tos pe­ro to­da­vía con­ser­va fon­dos en la par­ti­da des­ti­na­da a abo­nar las ho­ras ex­tra a los ti­tu­la­res que am­plían su ju­ris­dic­ción pa­ra aten­der el juz­ga­do de un co­le­ga. Da­do que sí se pue­de pa­gar esos ser­vi­cios, han te­ni­do que ti­rar de ahí.

Con es­te tru­co, va­rios juz­ga­dos de Vi­go que lle­va­ban días sin ma­gis­tra­do pu­die­ron ser aten­di­dos por ti­tu­la­res de otras sa­las. Es­tos pu­die­ron acu­dir va­rias ho­ras al día pa­ra des­pa­char el pa­pe­leo ur­gen­te de sus co­le­gas y fir­mar asun­tos que les en­tre­ga­ban los se­cre­ta­rios. Por nor­ma, se en­car­gan los jue­ces o le­tra­dos ju­di­cia­les que es­tán asig­na­dos en un turno natural pa­ra to­mar el ti­món de un se­gun­do tri­bu­nal cuan­do su com­pa­ñe­ro se va de va­ca­cio­nes o cae en­fer­mo y no se pue­de pa­gar un sus­ti­tu­to.

Es­te sis­te­ma de sus­ti­tu­cio­nes fun­cio­na pa­ra ca­sos con­cre­tos pe­ro es im­per­fec­to. Eso fue lo que pa­só en el juz­ga­do de lo mer­can­til de Vi­go, que ini­cial­men­te fue aten­di­do du­ran­te dos días por la ma­gis­tra­da del Re­gis­tro Ci­vil por el turno natural. Sin em­bar­go, la ju­ris­ta so­lo po­día ha­cer­se car­go de ta­reas ru­ti­na­rias de­bi­do a la com­ple­ji­dad de la ma­te­ria mer­can­til por lo que fue ne­ce­sa­rio lla­mar al ti­tu­lar del mer­can­til número 1 de Pon­te­ve­dra pa­ra que ce­le­bra­se los jui­cios. A lo lar­go de su jor­na­da, se tras­la­da­ba des­de la ciu­dad del Lé­rez a Vi­go y exa­mi­na­ba asun­tos en el des­pa­cho o ce­le­bra­ba vis­tas. Ade­lan­tó bas­tan­te tra­ba­jo has­ta que el pa­sa­do miér­co­les se in­cor­po­ró el ti­tu­lar.

Re­cor­tes des­de ju­nio

La pre­ca­ria si­tua­ción se hu­bie­se evi­ta­do si el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Xus­ti­za de Ga­li­cia (TSXG) tu­vie­se fon­dos pa­ra con­tra­tar a sus­ti­tu­tos. En tal ca­so, un juez de re­em­pla­zo se ha­ría car­go ex­clu­si­va­men­te de la va­can­te pa­ra fir­mar do­cu­men­tos, ce­le­brar jui­cios y dic­tar sen­ten­cias. Un ca­so ejem­plar es el de la jue­za sus­ti­tu­ta de vio­len­cia so­bre la mu­jer de Vi­go que lle­va me­dio año al man­do del tri­bu­nal y to­ma de­ci­sio­nes so­bre to­do ti­po de asun­tos.

La ra­zón pa­ra la que se ha ago­ta­do el pre­su­pues­to pa­ra los re­em­pla­zos es que es­te año cam­bió la nor­ma­ti­va y el TSXG ya no pue­de con­tra­tar ju­ris­tas a cuen­ta del pre­su­pues­to del pró­xi­mo año sino que de­be ajus­tar­se a lo que le co­rres­pon­de exac­ta­men­te al ejer­ci­cio ac­tual sin es­ti­rar­lo. Al­go que co­gió por sor­pre­sa a to­dos. La nue­va nor­ma­ti­va de re­cor­tes pre­su­pues­ta­rios lle­gó en el peor mo­men­to ya que el di­ne­ro se ago­tó en ju­nio, pre­ci­sa­men­te cuan­do aca­ba­ban de con­tra­tar­se a de­ce­nas de ju­ris­tas en prác­ti­cas pa­ra di­ri­gir las sa­las de re­fuer­zo que exa­mi­nan los li­ti­gios de cláu­su­las suelo. Cua­tro me­ses des­pués, al­gu­nos de es­tos nue­vos tri­bu­na­les pro­vin­cia­les, co­mo el asen­ta­do en Vi­go, es­tán al bor­de del co­lap­so y la ma­gis­tra­da tie­ne acu­mu­la­dos so­bre su me­sa 1.940 plei­tos. Los úl­ti­mos 200 lle­ga­ron es­ta mis­ma se­ma­na y to­do apun­ta a que los abo­ga­dos de to­da la pro­vin­cia con­ti­nua­rán pre­sen­tan­do de­man­das, una vez que la pri­me­ra sen­ten­cia con­de­na­to­ria ya es fir­me. Es­to abre la vía pa­ra una cascada de nue­vos plei­tos por­que aho­ra los abo­ga­dos de los hi­po­te­ca­dos ya sa­ben cuál es el cri­te­rio de la ju­ris­ta.

Por el mo­men­to, la ma­gis­tra­da ha fi­ja­do fe­cha pa­ra ce­le­brar 300 jui­cios has­ta fe­bre­ro del 2018 pe­ro que­dan otros 1.700 so­bre su me­sa. Es tra­ba­jo pa­ra te­ner ocu­pa­do a un ju­ris­ta has­ta el 2020.

Y tam­po­co hay di­ne­ro pa­ra un juez sus­ti­tu­to que acu­da co­mo re­fuer­zo. Por una par­te, por­que la pro­pia jue­za ac­túa co­mo un re­fuer­zo del juz­ga­do de pri­me­ra ins­tan­cia número 14 de Vi­go, con el que com­par­te a su le­tra­da ju­di­cial. La si­tua­ción se­gui­rá así mien­tras su sa­la no sea de­cla­ra­da co­mo ex­clu­si­va pa­ra abu­sos ban­ca­rios y la Xun­ta le en­víe cua­tro fun­cio­na­rios más.

Se­gún al­gu­nas fuentes, las ba­jas en la ju­di­ca­tu­ra son ca­da vez más fre­cuen­tes de­bi­do a la ele­va­da pre­sen­cia de ma­gis­tra­das jó­ve­nes, las cua­les ha­cen uso de su de­re­cho a so­li­ci­tar el co­rres­pon­dien­te per­mi­so por ma­ter­ni­dad.

M. MORALEJO

Si un juez de Vi­go cae en­fer­mo, otro se ve obli­ga­do a asu­mir los ca­sos por fal­ta de sus­ti­tu­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.