Un in­for­me del Real Ins­ti­tu­to El­cano des­ta­pa que el Krem­lin par­ti­ci­pó en la cam­pa­ña de in­to­xi­ca­ción

La Voz de Galicia (Vigo) - - A Fondo - F. B.

El Go­bierno ase­gu­ra tan­to en pú­bli­co co­mo en pri­va­do que no tie­nen nin­gu­na evi­den­cia de que el Krem­lin se en­cuen­tre de­trás de la cam­pa­ña de pro­pa­gan­da en In­ter­net a fa­vor de los in­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes en los mo­men­tos más di­fí­ci­les del desafío so­be­ra­nis­ta. Sí tie­nen la con­fir­ma­ción de que mu­chos de los ro­bots que tra­ba­jan en las re­des so­cia­les es­tán lo­ca­li­za­dos en te­rri­to­rio ru­so, co­mo ayer ad­mi­tió Ra­joy en una en­tre­vis­ta en la Co­pe, aun­que por el mo­men­to se nie­gan a re­la­cio­nar­lo con in­je­ren­cias por par­te de la Ad­mi­nis­tra­ción Pu­tin. Sin em­bar­go, a raíz de las úl­ti­mas in­ves­ti­ga­cio­nes, pa­re­ce jus­ti­fi­ca­do que al­gu­nos miem­bros del Ga­bi­ne­te co­mien­cen a des­con­fiar en al­gún mo­men­to de la alar­ga­da som­bra del di­ri­gen­te ru­so tras esos men­sa­jes tó­xi­cos.

Un aná­li­sis del Real Ins­ti­tu­to El­cano so­bre «la gue­rra de la in­for­ma­ción de Ru­sia en Ca­ta­lu­ña» con­si­de­ra que tan­to el so­por­te del Go­bierno ru­so co­mo el de sus prin­ci­pa­les agen­cias de in­te­li­gen­cia han si­do «ne­ce­sa­rios» pa­ra lle­var a ca­bo es­ta cam­pa­ña.

Se­gún se re­co­ge en es­te do­cu­men­to, las he­rra­mien­tas em­plea­das por el Krem­lin en Ca­ta­lu­ña, un cóc­tel de «ci­ber­gue­rra, ci­be­rin­te­li­gen­cia, des­in­for­ma­ción, pro­pa­gan­da y co­la­bo­ra­ción con ac­to­res hos­ti­les a los va­lo­res de la de­mo­cra­cia li­be­ral», han si­do exac­ta­men­te las mis­mas que las uti­li­za­das por Mos­cú en Si­ria y Ucra­nia, sus úl­ti­mos dos gran­des con­flic­tos in­ter­na­cio­na­les, con la sal­ve­dad de que en Eu­ro­pa, al te­ner la úni­ca pre­ten­sión de ga­nar ca­pa­ci­dad de in­fluen­cia de­bi­li­tan­do la alian­za, y des­car­tan­do con­quis­tas te­rri­to­ria­les, es­ta es­tra­te­gia in­for­ma­ti­va no ha si­do acom­pa­ña­da de acciones mi­li­ta­res.

Co­ne­xión Mos­cú-Barcelona

Uno de los as­pec­tos a los que es­ta cam­pa­ña de­di­có más es­fuer­zos fue com­par­ti­do con los in­de­pen­den­tis­tas, al acu­sar am­bos reite­ra­da­men­te al Eje­cu­ti­vo cen­tral de em­plear un uso des­pro­por­cio­na­do de la fuer­za y pre­sen­tar­lo co­mo el he­re­de­ro na­tu­ral del fran­quis­mo. En sus acciones pro­pa­gan­dís­ti­cas, Mos­cú y Barcelona tam­bién coin­ci­die­ron en ven­der que, una vez que se de­cla­ra­se la in­de­pen­den­cia, Ca­ta­lu­ña se­ría re­co­no­ci­da co­mo un Es­ta­do pro­pio por la ma­yo­ría de los paí­ses.

Mi­ra Mi­lo­se­vic Jua­ris­ti es la au­to­ra del in­for­me so­bre Ca­ta­lu­ña

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.