«La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial no son ro­bots apo­ca­líp­ti­cos, la te­ne­mos en el mó­vil»

Nuria Oli­ver es la por­ta­voz del co­mi­té de sa­bios del Go­bierno que iden­ti­fi­ca­rá nue­vas opor­tu­ni­da­des en es­ta área

La Voz de Galicia (Vigo) - - Sociedad - R. ROMAR

Doc­to­ra en in­te­li­gen­cia per­cep­tual por el Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Mas­sa­chu­setts (MIT), con el que co­la­bo­ra des­de ha­ce 20 años en dis­tin­tas in­ves­ti­ga­cio­nes, tra­ba­jó más de sie­te años en la se­de de Mi­cro­soft en Es­ta­dos Uni­dos an­tes de re­gre­sar a Es­pa­ña pa­ra asu­mir la di­rec­ción cien­tí­fi­ca de Te­le­fó­ni­ca I+D. La in­ge­nie­ra de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes Nuria Oli­ver, coau­to­ra de 40 pa­ten­tes, es aho­ra di­rec­to­ra de in­ves­ti­ga­ción en cien­cia de da­tos de Vo­da­fo­ne y chief da­ta scien­tist en Da­ta-Pop Allianc. Y, des­de ayer, es una de las nue­ve in­te­gran­tes y por­ta­voz del Gru­po de Sa­bios so­bre In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial y Big Da­ta cons­ti­tui­do por la Se­cre­ta­ría de Es­ta­do pa­ra la So­cie­dad de la In­for­ma­ción y la Agen­da Di­gi­tal. —El equi­po lo for­man nue­ve ex­per­tos, de los que cin­co son mu­je­res. La pro­por­ción no re­fle­ja la reali­dad en lo que a cien­cias de compu­tación se re­fie­re. ¿Han que­ri­do lan­zar así un men­sa­je pa­ra rom­per con la bre­cha de se­xo? —Efec­ti­va­men­te, el equi­po es ex­tre­ma­da­men­te di­ver­so, no so­lo en cuan­to a se­xo, sino tam­bién en edad y áreas de co­no­ci­mien­to de los in­te­gran­tes, ya que hay des­de ju­ris­tas a eco­no­mis­tas, ex­per­tos en in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial... Me en­can­ta que sea mul­ti­dis­ci­pli­nar por­que nor­mal­men­te se ha­cen gru­pos ho­mo­gé­neos, cuan­do la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial es al­ta­men­te mul­ti­dis­ci­pli­nar y trans­ver­sal. —Sí, pe­ro en la reali­dad hay muy

po­cas in­for­má­ti­cas e in­ge­nie­ras.

—No, el equi­po no re­fle­ja la reali­dad por­que el por­cen­ta­je de chi­cas que eli­gen in­ge­nie­ría o in­for­má­ti­ca es muy ba­jo, y la si­tua­ción no es­tá me­jo­ran­do, sino que in­clu­so ha em­peo­ra­do. Es un gran pro­ble­ma por­que su­po­ne una pér­di­da de ta­len­to y de opor­tu­ni­da­des. Por eso no es­ta­ría mal que con la cons­ti­tu­ción del equi­po se die­se el men­sa­je a la so­cie­dad de que la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial no es so­lo co­sa de chi­cos. —Uno de los ob­je­ti­vos del tra­ba­jo que rea­li­za­rán se­rá iden­ti­fi­car opor­tu­ni­da­des en es­te ám­bi­to. —Sí, que­re­mos de­tec­tar áreas y opor­tu­ni­da­des don­de no se es­tá uti­li­zan­do la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial e ins­pi­rar a los po­lí­ti­cos y a la so­cie­dad pa­ra que pien­sen có­mo pue­den apro­ve­char es­te desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co. En­ten­de­mos que pue­de ser una he­rra­mien­ta es­tra­té­gi­ca pa­ra me­jo­rar la so­cie­dad, en ám­bi­tos co­mo la sa­lud, el tu­ris­mo, la eco­no­mía... La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial tie­ne la ca­pa­ci­dad de trans­for­mar to­dos los ám­bi­tos de nues­tra vi­da y que­re­mos que sea en un sen­ti­do po­si­ti­vo. —Es­tá ya en nues­tras vi­das, pe­ro qui­zás mu­chos no lo se­pan. —Cuan­do ha­bla­mos de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial mu­cha gen­te pien­sa en ro­bots apo­ca­líp­ti­cos que con­quis­tan el mun­do, y no se dan cuen­ta de que en nues­tros bol­si­llos, en el mó­vil, ya te­ne­mos in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial. Por ejem­plo, cual­quier sis­te­ma en el que pue­das ha­blar con un dis­po­si­ti­vo tec­no­ló­gi­co y te en­tien­da o que de­tec­te ca­ras au­to­má­ti­ca­men­te en las fo­tos ya es in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial. —Y lo me­jor aún es­tá por lle­gar. —Sí, la gran re­vo­lu­ción es­tá por lle­gar, pe­ro la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial ya for­ma par­te de nues­tro día a día. —Pe­ro exis­ten ries­gos, que in­clu­so de­nun­cia­ron ha­ce po­co cien­tí­fi­cos y ex­per­tos co­mo Haw­king y Elon Musk. Te­men la re­be­lión de las má­qui­nas. ¿Exa­ge­ran? —Creo que mu­cho an­tes de ha­blar de re­be­lión de las má­qui­nas es mu­cho más im­por­tan­te, y lo di­go a tí­tu­lo per­so­nal, preo­cu­par­nos por la fal­ta de co­no­ci­mien­to que exis­te so­bre có­mo la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial afec­ta a nues­tras vi­das. Qué com­pra­mos, qué pe­lí­cu­las ve­mos, qué ami­gos te­ne­mos... son de­ci­sio­nes per­so­na­les que es­tán re­gu­la­das por al­go­rit­mos. Com­pren­der la in­fluen­cia que es­tos al­go­rit­mos tie­nen en no­so­tros es más im­por­tan­te que pen­sar en un fu­tu­ro apo­ca­líp­ti­co de má­qui­nas, por­que los al­go­rit­mos ya es­tán aquí y afec­tan a nues­tras de­ci­sio­nes. Pe­ro no son per­fec­tos, hay que iden­ti­fi­car cuá­les son sus for­ta­le­zas y de­bi­li­da­des.

Oli­ver es di­rec­to­ra de in­ves­ti­ga­ción en cien­cia de da­tos de Vo­da­fo­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.