España guar­da si­len­cio an­te la nue­va pe­ti­ción del Aqua­rius, que lle­va 141 in­mi­gran­tes

La Voz de Galicia (Vigo) - - Portada -

En su pri­me­ra me­di­da de gran ca­la­do po­lí­ti­co, Pe­dro Sán­chez abrió los puer­tos de España al Aqua­rius pa­ra dar aco­gi­da a los más de 600 in­mi­gran­tes que trans­por­ta­ba el bar­co de la oe­ne­gé Mé­di­cos sin Fron­te­ras. Dos me­ses des­pués, las co­sas han cam­bia­do. Co­mo en­ton­ces, nin­gún país eu­ro­peo ha mos­tra­do la más mí­ni­ma dis­po­si­ción a per­mi­tir que el bu­que re­ca­le en al­guno de sus puer­tos. De he­cho, el ita­liano Mat­teo Salvini rei­te­ró que nin­gún ca­so atra­ca­rá en Ita­lia. Pe­ro en es­ta oca­sión, tam­bién el Go­bierno es­pa­ñol ha op­ta­do por ha­cer oí­dos sor­dos al lla­ma­mien­to que hi­zo ayer el bar­co a los paí­ses ri­be­re­ños del Me­di­te­rrá­neo pa­ra que le asig­nen «un puer­to se­gu­ro y lo más cer­cano po­si­ble co­mo dic­ta la le­gis­la­ción in­ter­na­cio­nal ma­rí­ti­ma» don­de des­em­bar­car a los 141 mi­gran­tes que sal­vó en aguas in­ter­na­cio­na­les el pa­sa­do vier­nes.

El ges­to de ju­nio, que Sán­chez ha atri­bui­do siem­pre a una ra­zón de emer­gen­cia hu­ma­ni­ta­ria, pro­vo­có las crí­ti­cas del PP y de Ciu­da­da­nos, que acu­sa­ron al Go­bierno de ac­ti­tud de­ma­gó­gi­ca y de pro­mo­ver con ello un efec­to lla­ma­da. La lle­ga­da de in­mi­gran­tes a las cos­tas es­pa­ño­las au­men­tó en las se­ma­nas pos­te­rio­res. El Eje­cu­ti­vo acu­só las crí­ti­cas de la opo­si­ción y la se­ma­na pa­sa­da, aun­que per­mi­tió que el bar­co de Open Arms arri­ba­ra a sue­lo es­pa­ñol con más in­mi­gran­tes, lo de­ri­vó al puer­to de Al­ge­ci­ras y dio a los in­mi­gran­tes que tras­la­da­ba el mis­mo tra­to que a los que lle­gan en pa­te­ras. En su en­cuen­tro de es­te fin de se­ma­na en Do­ña­na, Sán­chez y la can­ci­ller alemana An­ge­la Mer­kel des­ta­ca­ron que la cri­sis mi­gra­to­ria es un pro­ble­ma de la Unión Eu­ro­pa y que de­be re­sol­ver­se a ese ni­vel, no con ac­cio­nes in­di­vi­dua­les de sus paí­ses miem­bros.

Dé­bi­les y des­nu­tri­dos

La em­bar­ca­ción que en ju­nio res­ca­tó a más de 600 per­so­nas y pa­só va­rios días a la de­ri­va an­te la ne­ga­ti­va, igual que aho­ra, de los Go­bier­nos de Ita­lia y Mal­ta a re­ci­bir­lo, res­ca­tó el pa­sa­do vier­nes a 141 per­so­nas de dos em­bar­ca­cio­nes en aguas in­ter­na­cio­na­les. La am­plia ma­yo­ría pro­ce­den de Eri­trea y So­ma­lia y en el gru­po via­jan 73 me­no­res de edad, 67 de ellos sin un acom­pa­ñan­te adul­to. La tri­pu­la­ción na­ve­ga rum­bo nor­te a la es­pe­ra de que al­gún Go­bierno eu­ro­peo ac­ce­da a au­to­ri­zar­le atra­car. «Aun­que el es- ta­do mé­di­co de los res­ca­ta­dos es es­ta­ble por aho­ra, mu­chos es­tán ex­tre­ma­da­men­te dé­bi­les y des­nu­tri­dos; mu­chos cuen­tan que han es­ta­do re­te­ni­dos en con­di­cio­nes in­hu­ma­nas en Li­bia», in­for­ma Mé­di­cos sin Fron­te­ras en un co­mu­ni­ca­do di­fun­di­do ayer.

La tri­pu­la­ción del Aqua­rius ad­vir­tió del es­ta­do de ex­tre­ma de­bi­li­dad de mu­chos de los 141 in­mi­gran­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.