El rey ha­ce fren­te a la hos­ti­li­dad se­ce­sio­nis­ta

Con el res­pal­do pleno del Go­bierno, acu­di­rá el vier­nes al ho­me­na­je a las víc­ti­mas del 17A pe­se al re­cha­zo de un sec­tor del so­be­ra­nis­mo, que se ha vuel­to a di­vi­dir por es­ta cau­sa

La Voz de Galicia (Vigo) - - España - M. E. ALON­SO

Fe­li­pe VI acu­di­rá es­te vier­nes a Bar­ce­lo­na pa­ra asis­tir a los ac­tos con­me­mo­ra­ti­vos del pri­mer aniver­sa­rio de los aten­ta­dos yiha­dis­tas en la ca­pi­tal ca­ta­la­na y en Cam­brils (Ta­rra­go­na). El en­car­ga­do de con­fir­mar su pre­sen­cia fue el pre­si­den­te del Go­bierno, Pe­dro Sán­chez, que bus­có nor­ma­li­zar la asis­ten­cia del rey sin que es­ta que­da­se al azar de ne­go­cia­ción al­gu­na con la Ge­ne­ra­li­tat. «Es el je­fe del Es­ta­do, pue­de ir don­de quie­ra», le­gi­ti­mó Sán­chez. Los in­de­pen­den­tis­tas, con el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat a la ca­be­za, lle­van me­ses ha­cien­do sa­ber al mo­nar­ca que en Ca­ta­lu­ña, en lo que al in­de­pen­den­tis­mo se re­fie­re, no es bien re­ci­bi­do. El con­tun­den­te dis­cur­so que di­ri­gió a la na­ción el pa­sa­do 3 de oc­tu­bre, en el que acu­só a la Ge­ne­ra­li­tat de «des­leal­tad inad­mi­si­ble» y en el que alla­nó el ca­mino a la apli­ca­ción del ar­tícu­lo 155 si­gue es­co­cien­do en el sec­tor rup­tu­ris­ta. El pro­pio Quim To­rra ya sub­ra­yó ha­ce unos días que la Ge­ne­ra­li­tat no ha­bía in­vi­ta­do a Fe­li­pe VI al aniver­sa­rio del 17A, y que, pe­se a que com­par­ti­rá es­pa­cio du­ran­te el ho­me­na­je tan­to con él co­mo con el je­fe del Eje­cu­ti­vo, man­tie­ne su in­ten­ción de no acu­dir a nin­gún ac­to or­ga­ni­za­do por la co­ro­na. «Ya no es el rey de los ca­ta­la­nes», es el úl­ti­mo la­ti­gui­llo del man­da­ta­rio au­to­nó­mi­co. Pe­ro el Go­bierno y to­dos los par­ti­dos cons­ti­tu­cio­na­lis­tas, des­de el PP has­ta Po­de­mos, han de­fen­di­do la per­ti­nen­cia del ges­to del mo­nar­ca. «Va­mos a es­tar to­dos, des­de el pri­me­ro has- ta el úl­ti­mo; con­tra el te­rro­ris­mo no hay fi­su­ra po­si­ble», zan­jó Sán­chez el sá­ba­do du­ran­te la rue­da de pren­sa que com­par­tió con la can­ci­ller An­ge­la Mer­kel.

En un lu­gar se­cun­da­rio

El Go­bierno y los lí­de­res del PP, Pa­blo Ca­sa­do, y de Ciu­da­da­nos, Al­bert Ri­ve­ra, en­tre otras per­so­na­li­da­des, arro­pa­rán al je­fe del Es­ta­do, que ocu­pa­rá un dis­cre­to se­gun­do plano du­ran­te el ac­to ins­ti­tu­cio­nal por los ata­ques yiha­dis­tas. El Ayun­ta­mien­to de Ada Co­lau ha or­ga­ni­za­do un ho­me­na­je a to­das las víc­ti­mas que re­le­ga a las au­to­ri­da­des a un pa­pel se­cun­da­rio pa­ra evi­tar cual­quier ve­lei­dad política. El ac­to co­men­za­rá con una ofren­da flo­ral so­bre el mo­sai­co de Joan Mi­ró si­tua­do en las Ram­blas don­de la ciu­da­da­nía de­po­si­tó ve­las y flo­res tras los ata­ques. Des­pués, las cin­co es­cue­las mu­ni­ci­pa­les de mú­si­ca y el con­ser­va­to­rio ofre­ce­rán un con­cier­to y, pos­te­rior­men­te, ha­rán lec­tu­ras de poe­mas en los sie­te idio­mas de las víc­ti­mas mor­ta­les (ca­ta­lán, cas­te­llano, in­glés, fran­cés, por­tu­gués, ita­liano y ale­mán).

Co­mo ocu­rrió ha­ce un año, un am­plio sec­tor del in­de­pen­den­tis­mo quie­re con­ver­tir es­te ho­me­na­je en un es­ce­na­rio pa­ra ex­hi­bir su fuer­za y plan­tear sus reivin­di­ca­cio­nes. Los lla­ma­dos Co­mi­tés de De­fen­sa de la Re­pú­bli­ca (CDR) y am­plios sec­to­res del PDECat es­tán di­fun­dien­do la con­sig­na, a tra­vés de sus re­des in­ter­nas, de que el 17A de­be con­ver­tir­se en el día del re­cha­zo a la mo­nar­quía. En­tre las ini­cia­ti­vas que se ma­ne­jan fi­gu­ran la de asis­tir al ac­to de pla­za de Ca­ta­lun­ya lle­van­do es­te­la­das, lu­cien­do más­ca­ras con los ros­tros del ex­con­se­je­ro de In­te­rior Joa­quim Forn, o del ex­ma­yor de los Mos­sos Jo­sep Lluís Tra­pe­ro, o dan­do la es­pal­da al mo­nar­ca du­ran­te to­do el ac­to. Del boi­cot an­ti­mo­nár­qui­co se han des­mar­ca­do ya la Asam­blea Na­cio­nal Ca­ta­la­na (ANC) y Òm­nium Cul­tu­ral, que no quie­ren ten­sio­nar más el ac­to ni res­tar pro­ta­go­nis­mo a las víc­ti­mas y a los cuer­pos po­li­cia­les. En el pa­sa­do, am­bas en­ti­da­des in­de­pen­den­tis­tas han par­ti­ci­pa­do ac­ti­va­men­te en ca­ce­ro­la­das o pi­ta­das en con­tra del mo­nar­ca. Aho­ra coin­ci­den en in­ten­tar se­pa­rar las dos reivin­di­ca­cio­nes, si bien no de­sis­ten de sus crí­ti­cas al rey.

Mien­tras los se­ce­sio­nis­tas se di­vi­den en torno al 17A, la prin­ci­pal aso­cia­ción en de­fen­sa de la uni­dad de España, So­cie­dad Ci­vil Ca­ta­la­na, ha con­vo­ca­do a to­dos los ciu­da­da­nos pa­ra que asis­tan a la ma­ni­fes­ta­ción de for­ma si­len­cio­sa y sin con­sig­nas ni ban­de­ras.

La hos­ti­li­dad de To­rra

El rey ya es­tu­vo pre­sen­te en la mo­vi­li­za­ción del 26 de agos­to del año pa­sa­do en Bar­ce­lo­na, nue­ve días des­pués de los aten­ta­dos, a la que ade­más acu­die­ron los lí­de­res de to­dos los par­ti­dos y los pre­si­den­tes au­to­nó­mi­cos acom­pa­ñan­do a las víc­ti­mas y a las al­cal­de­sas de Bar­ce­lo­na y Cam­brils. El mo­nar­ca y el en­ton­ces je­fe del Eje­cu­ti­vo, Ma­riano Ra­joy, fue­ron re­ci­bi­dos con so­no­ros abu­cheos y pi­ti­dos en un am­bien­te que ya ha­bía pa­sa­do pá­gi­na de los aten­ta­dos y es­ta­ba más pen­dien­te del re­fe­ren­do so­be­ra­nis­ta del 1-O.

Des­de en­ton­ces, los agra­vios y des­plan­tes des­de la Ge­ne­ra­li­tat al mo­nar­ca se han in­ten­si­fi­ca­do. La úl­ti­ma vez que el je­fe del Es­ta­do via­jó a Ca­ta­lu­ña fue con mo­ti­vo de los Jue­gos Me­di­te­rrá­neos y la en­tre­ga de los pre­mios Prin­ce­sa de Gi­ro­na, que tu­vie­ron que ce­le­brar­se fi­nal­men­te en un re­cin­to pri­va­do por­que la al­cal­de­sa ge­run­den­se, de JxCat, ve­tó el uso del pa­be­llón mu­ni­ci­pal en el que se ha­bían en­tre­ga­do en años an­te­rio­res. En el pri­mer ac­to, To­rra se es­for­zó por de­mos­trar su re­cha­zo al mo­nar­ca en­tre­gán­do­le un li­bro con imá­ge­nes de la con­sul­ta ile­gal del 1-O. En el se­gun­do, el pre­si­den­te ca­ta­lán es­co­gió co­mo ofen­sa no asis­tir. Pe­ro el rey no en­tró en las pro­vo­ca­cio­nes del po­lí­ti­co in­de­pen­den­tis­ta y ra­ti­fi­có su «com­pro­mi­so con una Ca­ta­lu­ña de to­dos y pa­ra to­dos».

A. DALMAU EFE

Fe­li­pe VI ya acu­dió el año pa­sa­do a la ma­ni­fes­ta­ción de Bar­ce­lo­na, en la que tu­vo que so­por­tar las pro­tes­tas de los se­ce­sio­nis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.