Un oa­sis aco­ge­dor, có­mo­do y fun­cio­nal

“El ma­yor atrac­ti­vo de Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro es su es­pí­ri­tu ur­ba­ni­ta, con unas pres­ta­cio­nes que has­ta aho­ra no exis­ten ni en el mu­ni­ci­pio ni en su en­torno. Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro lo tie­ne todo pa­ra con­ver­tir­se en la gran re­fe­ren­cia de los alo­ja­mien­tos en pleno

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - Hotel urban -

Ale­jan­dro Bal­sei­ro, co­pro­pie­ta­rio y ge­ren­te del fla­man­te es­ta­ble­ci­mien­to hos­te­le­ro que hoy abre en Vi­vei­ro, des­cri­be con ilu­sio­nan­te pre­ci­sión có­mo y por qué han con­ce­bi­do Ho­tel Ur­ban, el úni­co cua­tro es­tre­llas del co­ra­zón de la ca­pi­tal de A Ma­ri­ña. Aco­ge­dor, có­mo­do y fun­cio­nal, Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro es un oa­sis di­se­ña­do y pre­pa­ra­do pa­ra todo ti­po de via­je­ros: pro­fe­sio­na­les, gru­pos pe­que­ños, fa­mi­lias, pa­re­jas, ‘sin­gles’... Un es­pa­cio de en­tor­nos con­for­ta­bles y ale­gres pa­ra to­dos, cos­mo­po­li­ta, don­de cual­quier clien­te pue­de sen­tir­se ca­si co­mo en su ca­sa. Vein­ti­séis es­pa­cio­sas ha­bi­ta­cio­nes se re­par­ten en las cin­co plan­tas cen­tra­les de un edi­fi­cio con piel de vi­drio, opa­co des­de fue­ra, pre­ser­van­do la in­ti­mi­dad de quien lo ha­bi­ta, y con to­da la luz ex­te­rior des­de den­tro, pa­ra dis­fru­tar del pri­vi­le­gia­do en­torno sin in­ter­fe­ren­cias.

Ca­pri­cho tan ase­qui­ble que lo di­fí­cil se­rá re­sis­tir­se, cual­quie­ra de las cua­tro suit­tes jú­nior de Ur­ban Vi­vei­ro es un mag­ní­fi­co ejem­plo de to­das esas co­mo­di­da­des que desea cual­quier via­je­ro. Con esa am­pli­tud de mi­ras que ca­rac­te­ri­za al ho­tel, dos de sus ha­bi­ta­cio­nes han si­do ex­pre­sa­men­te con­ce­bi­das pa­ra el con­fort de las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­da­des fí­si­cas. Al más exi­gen­te le sa­tis­fa­rá cual­quie­ra de las otras vein­te ha­bi­ta­cio­nes es­tán­dar, am­plias y com­ple­ta­men­te equi­pa­das, sin des­cui­dar ni un so­lo de­ta­lle. Ca­da uno de los vein­ti­séis alo­ja­mien­tos de Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro es un gran ven­ta­nal de geo­me­tría lim­pia, ma­te­ria­les no­bles y mo­bi­lia­rio es­ti­lo nór­di­co, mu­chos aco­pla­dos di­rec­ta­men­te en la cons­truc­ción. En sin­to­nía con la ca­te­go­ría de Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro, en sus vein- ti­séis es­ce­na­rios de ele­gan­cia su­til y de­li­ca­da, am­plias ca­mas, ba­ños y la­va­bos en los que no fal­ta ni un de­ta­lle, y se­gu­ri­dad to­tal pa­ra el clien­te, con tar­je­tas de con­tac­to pa­ra en­trar en ca­da uno de esos oa­sis pa­ra el des­can­so. Por men­cio­nar uno de los in­nu­me­ra­bles ma­ti­ces que dis­tin­guen a Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro, las ba­ñe­ras de los dos suit­tes jú­nior es­tán in­te­gra­das en la ha­bi­ta­ción, se­pa­ra­das del es­pa­cio pro­pio pa­ra el la­va­bo y el ino­do­ro.

Más allá del con­for­ta­ble es­ce­na­rio, lo real­men­te im­por­tan­te en Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro es el es­pí­ri­tu del cua­li­fi­ca­do equi­po pro­fe­sio­nal que lo aten­de­rá: “Pon­dre­mos todo nues­tro sa­ber ha­cer pa­ra que los clien­tes se sien­tan có­mo­dos, tan có­mo­dos co­mo quie­nes les aten­de­re­mos, que dis­fru­ten de su es­tan­cia co­mo dis­fru­ta­mos no­so­tros pro­cu­ran­do sa­tis­fa­cer­les”.

Una apa­ren­te sen­ci­llez que en reali­dad con­si­gue esa fun­cio­na­li­dad y co­mo­di­dad que ha­cen cual­quier es­tan­cia mu­cho más agra­da­ble y pla­cen­te­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.