La ma­yor ca­li­dad al me­jor pre­cio

Ca­li­dad co­mo ra­zón de ser, co­mo le­ma em­pre­sa­rial, co­mo car­ta de pre­sen­ta­ción y, so­bre todo, co­mo fun­da­men­to del pres­ti­gio que tan­tos mi­les de clien­tes han da­do a lo lar­go de ca­si me­dio si­glo al gru­po em­pre­sa­rial del que ya for­ma par­te Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro.

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - Hotel urban -

Arran­ca con un ma­tiz di­fe­ren­cial res­pec­to a sus pre­de­ce­so­res por­que, conservando la esen­cia, in­cor­po­ra un to­que más in­for­mal, en una apues­ta por com­ple­men­tar las mag­ní­fi­cas sen­sa­cio­nes que Res­tau­ran­te Nito y Ho­tel Ego trans­mi­ten a to­dos los que los co­no­cen.

Eva y Ale­jan­dro Bal­sei­ro, co­pro­pie­ta­rios de Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro, han cre­ci­do apren­dien­do de la ex­pe­rien­cia pro­fe­sio­nal y vi­tal de sus pa­dres, Ma­nuel Bal­sei­ro y Ro­sa­rio Que­lle, cu­yo ase­so­ra­mien­to ha si­do de­ter­mi­nan­te en el ca­mino que em­pren­den con el com­ple­jo hos­te­le­ro que hoy abre sus puer­tas.

El edi­fi­cio de piel de vi­drio que hoy abre sus puer­tas en el cen­tro de Vi­vei­ro en­ri­que­ce el so­sie­go y la paz que trans­mi­te con unas ta­ri­fas tan ase­qui­bles que re­sul­ta com­pli­ca­do en­con­trar tan­ta ca­li­dad a un pre­cio si­mi­lar. Alo­jar­se en Ur­ban Vi­vei­ro es un lu­jo ase­qui­ble, un pla­cer en el que la re­la­ción ca­li­dad-pre­cio es tan atrac­ti­va que lo di­fí­cil se­rá re­sis­tir­se a la con­for­ta­ble co­mo­di­dad de un ho­tel que com­bi­na fun­cio­na­li­dad con di­se- ño. La su­til ele­gan­cia de lo in­for­mal y la ex­ce­len­cia en el tra­to de­fi­nen el le­ma del es­ta­ble­ci­mien­to y del cua­li­fi­ca­do equi­po pro­fe­sio­nal que lo atien­de. Con­cre­tar cuán­to es ne­ce­sa­rio pa­ra dis­fru­tar de lo mu­cho que es­pe­ra a los clien­tes en Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro es po­si­ble en el co­rreo elec­tró­ni­co in­fo@ur­ban­vi­vei­ro.es o en su cen­tral de re­ser­vas on­li­ne, re­ser­vas@ur­ban­vi­vei­ro.es.

Otra ca­rac­te­rís­ti­ca di­fe­ren­cial de Ur­ban Vi­vei­ro en el pa­no­ra­ma hos­te­le­ro de Vi­vei­ro y de par­te de la cos­ta can­tá­bri­ca ga­lle­ga son sus gas­tro­ba­res, sus ca­fe­te­rías, su coc­te­le­ría, su te­rra­za-mi­ra­dor, con unas vis­tas úni­cas, y la de la plan­ta ba­ja, fren­te al pa­seo de la fa­cha­da marítima del cen­tro de la ciu­dad. Abier­tas a todo el pú­bli­co du­ran­te todo el año, la ma­yor ca­li­dad al me­jor pre­cio si­gue sien­do su car­ta de pre­sen­ta­ción. Pa­ra to­dos los clien­tes, Ur­ban Vi­vei­ro ofre­ce des­de hoy una “co­ci­na de van­guar­dia, con pro­duc­tos de ex­ce­len­te ca­li­dad, que son con los que nos sen­ti­mos más có­mo­dos”. “Co­ci­na de au­tor, mo­der­na y sin per­der la esen­cia, sin dis­fra­zar sa­bo­res ni tex­tu­ras, pa­ra que el clien­te se­pa lo que co­me, lo vea y lo sa­bo­ree; co­ci­na no abs­trac­ta, pe­ro in­no­va­do­ra en cuan­to a pre­sen­ta­cio­nes y ela­bo­ra­ción, con el ex­ce­len­te pro­duc­to de Ga­li­cia, la me­jor des­pen­sa de España”. Co­mo las pa­la­bras des­cri­ben me­nos que las sen­sa­cio­nes, Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro pre­fie­re que el clien­te “ven­ga, prue­be, sien­ta y de­ci­da”. Igual que con el alo­ja­mien­to, con la má­xi­ma de ofre­cer la ma­yor ca­li­dad al me­jor pre­cio. En de­fi­ni­ti­va, si­mi­la­res a los del mer­ca­do, pe­ro con el ali­cien­te aña­di­do del es­plén­di­do y aco­ge­dor es­ce­na­rio que Ur­ban Vi­vei­ro ha crea­do en sus dos lo­ca­les hos­te­le­ros y en sus te­rra­zas. Y la guin­da de tan ten­ta­do­ra pro­pues­ta, la aten­ción de un equi­po de pro­fe­sio­na­les cua­li­fi­ca­do y dis­pues­to a sa­tis­fa­cer a los clien­tes.

A mo­do de re­fe­ren­cia, las ra­cio­nes de los gas­tro­ba­res os­ci­la­rán en­tre diez y vein­te eu­ros, las ca­ñas de cer­ve­za a 1,50, los ca­fés a 1,30 y los vi­nos de mar­ca por co­pa es­ta­rán en torno a los 2,30 eu­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.