Vi­nos de au­tor en Ade­gas La­reu

La bo­de­ga es un cla­ro ejem­plo del pa­so de un mo­de­lo de pro­duc­ción ar­te­sa­nal a uno pro­fe­sio­nal

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - Feira do viño de chantada - LUIS CON­DE

Pri­mi­ti­vo La­reu es he­re­de­ro de una bo­de­ga de lar­ga tra­di­ción. En el año 2000, es­te chan­ta­dino de­ci­dió aban­do­nar su tra­ba­jo y re­gre­sar al ám­bi­to ru­ral, con el fin de tra­ba­jar los vi­ñe­dos del mar­gen de­re­cho de la ri­be­ra del río Mi­ño que per­te­ne­cían a su fa­mi­lia. Con el pa­so de los años, Pri­mi­ti­vo ela­bo­ró Sa­ba­te­lius, un vino ar­te­sano, de au­tor, que re­ci­be pre­mios y elo­gios allá por don­de va. Con ese nom­bre de cón­sul ro­mano, el vino Sa­ba­te­lius tie­ne tras de sí mu­cho tra­ba­jo y la pa­sión de un ga­lle­go.

«Par­tía­mos dun­ha ba­se de vi­ñe­dos, dos que an­ti­ga­men­te se ela­bo­ra­ba vi­ño de ma­nei­ra ar­te­sa­nal. Co­mer­cia­li­zá­ban­se as uvas e o ex­ce­den­te», co­men­ta Pri­mi­ti­vo La­reu.

El bo­de­gue­ro chan­ta­dino fue am­plian­do la ba­se te­rri­to­rial. A los vi­ñe­dos de su fa­mi­lia fue in­cor­po­ran­do más par­ce­las. Ac­tual­men­te, cuen­ta con un to­tal de tres hec­tá­reas, pe­ro su ob­je­ti­vo es al­can­zar a me­dio pla­zo seis. Po­co a po­co, Pri­mi­ti­vo ha ido pro­fe­sio­na­li­zan­do es­ta tra­di­ción vi­ní­co­la.

El pro­pie­ta­rio de Ade­gas La­reu ela­bo­ra un to­tal de cin­co vi­nos. Su pro­duc­to es­tre­lla es el men­cía jo­ven Sa­ba­te­llius. Pro­du­ce una me­dia anual de 18.000 bo­te­llas. «Ten mota acep­ta­ción no mer­ca­do,por­que ten­ta­mos que se­xa moi afro­ita­do, que se dei­xe beber fá­cil­men­te e que se­xa un vi­ño dó­cil», se­ña­la La­reu.

El vino blan­co que ela­bo­ra con go­de­llo y trei­xa­du­ra tam­bién cuen­ta con mu­cha sa­li­da en el mer­ca­do. Se tra­ta de un cal­do jo- ven, del que pro­du­ce anual­men­te unas 1.500 bo­te­llas. «Ten un­ha al­ta ex­pre­sión aro­má­ti­ca, con agra­da­ble sen­sa­ción froi­tal a po­me­lo, li­món e flo­res bran­cas, que ou­tor­gan ca­rác­ter va­rie­tal, en­sam­bla­dos con fi­nos re­cor­dos tos­ta­dos», di­ce

Pri­mi­ti­vo La­reu tam­bién ela­bo­ra un vino blan­co fer­men­ta­do en ma­de­ra, que se de­no­mi­na Noa, que se cría so­bre lías. «Aquí a pro­du­ción é me­nor e trá­ta­se dun vi­ño di­fe­ren­te», co­men­ta el bo­de­gue­ro chan­ta­dino.

Mu­cho in­te­rés des­pier­ta un men­cía en­ve­je­ci­do en ma­de­ra du­ran­te seis me­ses. En reali­dad son dos vi­nos dis­tin­tos, ya que uno ma­du­ra en ba­rri­cas de 225 li­tros y otro lo ha­ce en ba­rri­cas de 500. Los cal­dos de Ade­ga La­reu son pro­ta­go­nis­tas en los cer­tá­me­nes a los que acu­den. Du­ran­te to­dos es­tos años han re­ci­bi­do nu­me­ro­sos pre­mios. To­dos es­tos ga­lar­do­nes le ha­cen ilu­sión, pe­ro pa­ra Pri­mi­ti­vo La­reu lo más im­por­tan­te es que al con­su­mi­dor le gus­te su vino, que lo prue­be y quie­ra re­pe­tir.

La co­mer­cia­li­za­ción

El mer­ca­do en el que La­reu co­mer­cia­li­za sus vi­nos es fun­da­men­tal­men­te ga­lle­go. «Foi o que nos deu de co­mer no pa­sa­do, faino no pre­sen­te e fa­rao no fu­tu­ro», se­ña­la. A pe­sar de es­ta afir­ma­ción, el bo­de­gue­ro chan­ta­dino re­co­no­ce que dis­po­ne de va­rios pun­tos de ven­ta en el mer­ca­do na­cio­nal. Bar­ce­lo­na y Má­la­ga son dos de los lu­ga­res en los que co­mer­cia­li­za los cal­dos. Tam­bién tra­ba­ja en Es­ta­dos Uni­dos, y ac­tual­men­te es­tá ges­tio­nan­do un en­vío a Ale­ma­nia.

Pri­mi­ti­vo La­reu ha­bla del fu­tu­ro. «Se con­ti­nua­mos con es­ta pro­xec­ción da Ri­bei­ra Sa­cra, vé­xoo moi alen­ta­dor. Hai obs­tácu­los, a im­po­si­bi­li­da­de de me­ca­ni­zar os vi­ñe­dos po­la súa dis­po­si­ción e o en­ve­lle­ce­men­to da po­boa­ción. Fai fa­lla que a ad­mi­nis­tra­ción to­me me­di­das pa­ra pre­ser­var es­ta for­ma de cul­ti­vo», con­clu­ye.

FO­TO ROI FER­NÁN­DEZ

Pri­mi­ti­vo La­reu, a la de­re­cha, re­ci­be un pre­mio por sus vi­nos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.