Con­ver­san­do con… Te­re Né­ce­ga

Pi­lar Lou­ri­do. Pe­da­go­ga y miem­bro del Ser­vi­cio dio­ce­sano de MCS

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - Dumio -

Te­re­sa Né­ce­ga (Foz, 1963) es pro­fe­so­ra de Geo­gra­fía e Historia en el IES Mon­cho Val­car­ce de As Pon­tes. Pro­ce­de de una fa­mi­lia de can­to­res y sus ami­gos la re­cuer­dan siem­pre con una gui­ta­rra en los bra­zos: “pa­ra mi can­tar es el me­jor mo­do pa­ra ex­pre­sar y com­par­tir mi vi­da in­clui­da la fe, me ayu­da a vi­vir, a bus­car y a ex­pre­sar lo inex­pre­sa­ble y la gente que me es­cu­cha lo en­tien­de. Mi in­ten­ción con ello es sim­ple­men­te com­par­tir”. Aca­ba de edi­tar su pri­mer cd “En los bra­zos del amor”, con “le­tra” de San­ta Te­re­sa de Jesús y de­di­ca­do a su abue­la Ma­ría, quien le re­ga­la­ra de ni­ña las Obras de la San­ta. Un dis­co “te­ji­do” por mu­chas mu­je­res.

DU­MIO: Te­re­sa, la que can­ta, ¿re­za dos ve­ces?

TE­RE­SA NÉ­CE­GA: Can­tar es una terapia pa­ra el es­pí­ri­tu o pa­ra el al­ma, ale­gra la vi­da de las per­so­nas, se­re­na y pro­du­ce una enor­me sa­tis­fac­ción. Can­tar es un mo­do de ex­pre­sar sen­ti­mien­tos, vi­ven­cias, creen­cias. La mú­si­ca des­de siem­pre ha ayu­da­do a las per­so­nas a co­mu­ni­car­se en­tre ellos y por tan­to, tam­bién a co­mu­ni­car­se con su Dios. Así que no es ex­tra­ño que se di­ga esa frase de que “quién can­ta re­za dos ve­ces” una con la le­tra que pro­nun­cia y otra con la me­lo­día que sos­tie­ne esa le­tra. Can­tar es una enor­me ale­gría y una me­di­ci­na.

DU­MIO: Há­bla­mos de tu pri­mer cd “En los Bra­zos del amor”

TE­RE­SA NÉ­CE­GA: En los bra­zos del Amor, com­bi­na en me­dia ho­ra de mú­si­ca al­gu­nas de las obras más co­no­ci­das de Te­re­sa de Jesús co­mo “Vues­tra Soy”, “Vi­vo sin vi­vir en mi” o “Na­da te tur­be” con otras obras me­nos co­no­ci­das pe­ro her­mo­sas co­mo “Al­ma bus­car­te has en mí”, el “Co­lo­quio amo­ro­so”, o “An­te la her­mo­su­ra de Dios”. Son poe­mas que me im­pre­sio­na­ron por su gran fuer­za y su ro­tun­di­dad en lo que afir­man; ex­pre­san muy bien lo que bus­ca, des­cu­bre y sien­te Te­re­sa. Tam­bién va en el CD el poe­ma ti­tu­la­do “Yo to­da me en­tre­gué y di” es­te poe­ma des­cri­be con gran fi­nu­ra y fuer­za la ex­pe­rien­cia mís­ti­ca de Te­re­sa de Jesús: “En los bra­zos del amor, mi al­ma que­dó caída”.

A es­tos poe­mas he­mos aña­di­do tres can­cio­nes breves: “Jun­tos an­de­mos” es una frase que la San­ta pro­nun­cia en su obra Ca­mino de per­fec­ción, en el ca­pí­tu­lo 26, 6, den­tro de una re­fle­xión más am­plia que me­re­ce la pe­na leer. Y “En to­das le ala­be y Dios no se mu­da”. Son dos avi­sos, el 35 y 62. A San­ta Te­re­sa le gus­ta­ba “avi­sar” a sus mon­jas acer­ca de co­sas di­ver­sas que les po­dían su­ce­der. En el li­bro que me re­ga­ló mi abue­la hay re­co­gi­dos 69 avi­sos.

DU­MIO: Eres una mu­jer en bús­que­da per­ma­nen­te. ¿Qué an­das bus­can­do?

TE­RE­SA NÉ­CE­GA: nos se­pa­ran 500 años de la vi­da de Te­re­sa de Jesús, pe­ro su bús­que­da es si­mi­lar a la de cual­quier cre­yen­te, o cual­quier per­so­na. Bus­ca­mos sen­ti­do, ra­zo­nes, mo­ti­vos, pro­pues­tas... San­ta Te­re­sa en­con­tró en la fi­gu­ra de Jesús al Amor; no le re­sul­tó fá­cil; fue una bús­que­da de años, in­fruc­tuo­sa a ve­ces, du­ra, ári­da, go­zo­sa, lle­na de du­das, des­en­cuen­tros, can­san­cios y ale­grías. Y en­con­tró res­pues­tas en la per­so­na de Jesús, que se con­vir­tió en “su ama­do”. Es­tar “ca­be Jesús” y “hol­gar­se en él” eran sus afi­cio­nes, su an­he­lo.

DU­MIO: ¿Qué nos va a apor­tar es­te tra­ba­jo mu­si­cal?

TE­RE­SA NÉ­CE­GA: Es­te Cd, nos pue­de ayu­dar a co­no­cer me­jor a esa gran mu­jer de nom­bre Te­re­sa de Jesús, al me­nos nos acer­ca­rá a ella y a su ex­pe- rien­cia. Os in­vi­to a es­cu­char­lo des­pa­ci­to y con tran­qui­li­dad, sin ha­cer­lo “de un ti­rón”; es­cu­chad ca­da can­ción leed las le­tras, dad­les tiem­po y de­jad que ca­len den­tro de vo­so­tros…En­con­tra­réis una paz y una ale­gría di­fí­cil de ex­pli­car.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.