«Voy a em­pa­par­me de la fies­ta»

La ac­triz de «Aquí no hay quien vi­va» agra­de­ce que pen­sa­ran en ella pa­ra pre­go­nar el cer­ta­men

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - Feira do viño de quiroga - LUIS CON­DE

La ac­triz Eva Isan­ta se­rá la en­car­ga­da de leer ma­ña­na (20.30 ho­ras) el pre­gón de la fe­ria de Qui­ro­ga. La ac­triz es po­pu­lar­men­te co­no­ci­da por sus pa­pe­les en las se­ries de te­le­vi­sión Aquí no hay quién vi­va —in­ter­pre­tan­do el per­so­na­je de Bea—, La que se ave­ci­na —co­mo Maite Fi­gue­roa La Cu­qui— y Far­ma­cia de Guar­dia, co­mo Isa­bel. En el ci­ne ha par­ti­ci­pa­do, en­tre otras, en las pe­lí­cu­las Li­cán­tro­po y ¡Por fin so­los!, y po­see un cu­rrícu­lo bri­llan­te en tea­tro, cu­ya ca­rre­ra co­men­zó en Al­ca­lá de He­na­res en 1990. Ac­tual­men­te tra­ba­ja en los cor­to­me­tra­jes Ellos, Fe y Ha­da. La ac­triz es­tá en­can­ta­da de pre­go­nar la fe­ria.

—¿Có­mo sur­ge la idea de ser pre­go­ne­ra en Qui­ro­ga?

—A mí me avi­san de la pro­duc­to­ra de Aquí no hay quien vi­va, so­bre to­do por la vin­cu­la­ción que hay en­tre Me­dia­set y la Ri­bei­ra Sa­cra, y me tras­la­dan la in­vi­ta­ción, ar­gu­men­tan­do cues­tio­nes sen­ti­men­ta­les y per­so­na­les, y acep­to en­can­ta­da.

—¿Se­rá el pri­mer pre­gón que da­rá en un cer­ta­men?

—Ya he he­cho unos cuan­tos, uno fue el de la Fe­ria de Día, de Ceu­ta, que es mi tie­rra. Re­sul­ta agra­da­ble.

—¿Co­no­ce la Ri­bei­ra Sa­cra?

—No, y me ape­te­ce mu­cho. De he­cho, ya pla­ni­fi­qué es­tar unos días por ahí pa­ra em­pa­par­me de esa tie­rra tan ma­ra­vi­llo­sa, de la que me han ha­bla­do muy bien.

—¿Qué sa­be de sus vi­nos?

—Los pro­bé en al­gu­na oca­sión, y ten­go que de­cir que es­tán muy ri­cos. A mí me gus­ta mu­cho el vino, por­que es co­mo el ar­te.

—¿Qué lí­nea se­gui­rá en el pre­gón?

—Ha­ré re­fe­ren­cia a mi tra­ba­jo, pe­ro lo im­por­tan­te es la fies­ta del pue­blo, de la que quie­ro em­pa­par­me. Quie­ro pro­mo­cio­nar los vi­nos de Qui­ro­ga y al mis­mo tiem­po vi­vir la fies­ta con esa gen­te tan ma­ra­vi­llo­sa y hos­pi­ta­la­ria, de la que tan bien me han ha­bla­do.

—¿Qué es más di­fí­cil in­ter­pre­tar un pa­pel en una se­rie o ca­tar vino?

—[Son­ríe] Yo di­ría que al 50%. El vino es al­go que a to­dos nos une, uno de los pla­ce­res de la vi­da, y ha­cer una se­rie es más com­pli­ca­do, aun­que me gus­ta mu­cho. In­ter­pre­tar en una se­rie es tan ri­co co­mo ca­tar un buen vino.

—¿Hay di­fe­ren­cia en­tre la Eva de la vi­da real y los per­so­na­jes que in­ter­pre­ta?

—No soy tan Cu­qui. Soy una ac­triz que po­ne to­da su al­ma en sus per­so­na­jes, pe­ro no ten­go na­da que ver, por­que ni ten­go cua­tro hi­jos, ni un Ama­dor. No obs­tan­te es muy di­ver­ti­do en­car­nar per­so­na­jes que es­tán le­jos de tu vi­da real. Ten­go que de­cir que Cu­qui y yo te­ne­mos co­sas en co­mún.

—¿En qué pro­yec­tos tra­ba­ja?

—Es­ta­mos con la dé­ci­ma tem­po­ra­da de Aquí no hay quién vi­va. Tam­bién es­ta­mos con un pro­yec­to de tea­tro, por­que me de­fino co­mo una ac­triz a la que le gus­ta mu­cho el es­ce­na­rio. A es­to hay que aña­dir mi fa­ce­ta de pre­sen­ta­do­ra [pre­sen­ta­rá los pre­mios La­tino en el mes de ma­yo], y te­ne­mos tres cor­to­me­tra­jes en cir­cu­la­ción. Son Ellos, Fe y

Ha­da. Con es­tos tra­ba­jos lo que pre­ten­do es echar una mano a la gen­te jo­ven que em­pie­za, co­mo es el ca­so de los her­ma­nos Ti­ra­do, que es­ta­rán en Can­nes. Son fu­tu­ras pro­me­sas del ci­ne, y lo que es­ta­mos ha­cien­do aho­ra es in­ver­tir. Es­toy muy con­ten­ta con es­tos tra­ba­jos.

—¿Có­mo es un día nor­mal pa­ra us­ted?

—No me da ni el día, ni la vi­da pa­ra to­do. Ten­go mil co­sas que ha­cer. Ma­dru­go mu­cho, so­bre las cin­co de la ma­ña­na, y so­bre las seis me di­ri­jo al pla­tó a gra­bar. Lle­go a ca­sa so­bre las cin­co de la tar­de, y mi vi­da va en fun­ción de mi hi­jo cuan­do es­tá con­mi­go. Mi tiem­po li­bre lo ocu­po en ir al tea­tro, al ci­ne y, fun­da­men­tal­men­te, que­dar con mis ami­gos.

—¿Qué lec­tu­ra ha­ce de la so­cie­dad ac­tual?

—Es­te país ne­ce­si­ta reac­cio­nar an­te de­ter­mi­na­das co­sas. He- mos de ejer­cer nues­tro de­re­cho a de­cir lo que sen­ti­mos y lo que pen­sa­mos. Es­te país tie­ne co­sas ma­ra­vi­llo­sas y el gran don de vi­vir la fies­ta. De­be­mos mi­rar­nos al co­ra­zón y pa­sar a la ac­ción.

—¿Qué men­sa­je le en­vía a los lec­to­res?

—Los ani­mo a que acu­dan a Qui­ro­ga es­te fin de se­ma­na y que dis­fru­ten de to­das sus gen­tes. Es­toy en­can­ta­da de ser la pre­go­ne­ra, y con­fío en apor­tar al­go y en in­ter­cam­biar ex­pe­rien­cias.

«En la vi­da real no soy tan Cu­qui, pe­ro al­gu­nas co­sas en co­mún sí que te­ne­mos»

Eva Isan­ta lee­rá el pre­gón

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.