In­fra­es­truc­tu­ras, una prio­ri­dad pa­ra la pro­vin­cia

El AVE es una de las in­fra­es­truc­tu­ras que ne­ce­si­ta Lu­go que fi­gu­ra en­tre las gran­des ol­vi­da­das por Fo­men­to, a juz­gar por las do­ta­cio­nes pre­vis­tas

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - Portada - DO­LO­RES CELA/ LU­GO

Las de­man­das his­tó­ri­cas de la pro­vin­cia si­guen sin re­sol­ver­se. Lu­go es la úni­ca de Ga­li­cia que que­da des­co­nec­ta­da de la al­ta ve­lo­ci­dad y las au­to­vías con Santiago y Ou­ren­se con­ti­núan sin avan­zar. La cri­sis pa­ra­li­zó en su mo­men­to el desa­rro­llo de in­fra­es­truc­tu­ras que es­ta­ban pen­dien­tes. En­tre el em­pre­sa­ria­do exis­te una gran preo­cu­pa­ción por­que si­gue au­men­tan­do la bre­cha de Lu­go y la opinión ma­yo­ri­ta­ria es la de que si la cri­sis real­men­te ha pa­sa­do ya, hay que re­cu­pe­rar el tiem­po per­di­do en las in­ver­sio­nes. La pa­tro­nal se ha he­cho eco de es­ta reivin­di­ca­ción y ha in­ten­ta­do, sin éxi­to, tras­la­dar­la al mi­nis­tro de Fo­men­to, Íñigo de la Ser­na, al que le re­cla­man «in­for­ma­ción per­so­na­li­za­da so­bre los pla­nes de fu­tu­ro in­me­dia­tos en ma­te­ria de in­fra­es­truc­tu­ra».

De la Ser­na pa­re­ce no te­ner in­te­rés en co­no­cer la opinión del em­pre­sa­ria­do, que tam­bién le echa en ca­ra a su an­te­ce­so­ra, la ou­ren­sa­na Ana Pas­tor, que no ha­ya pi­sa­do Lu­go du­ran­te su es­tan­cia al fren­te de es­te de­par­ta­men­to. La pa­tro­nal, que re­ci­bió co­mo un ja­rro de agua fría el con­te­ni­do de los Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do pa­ra la pro­vin­cia pa­ra es­te año por­que no con­tem­pla la in­yec­ción eco­nó­mi­ca que pre­ci­sa­ría Lu­go pa­ra des­pe­gar, par­te de las si­guien­tes reali­da­des:

AL­TA VE­LO­CI­DAD

Lu­go es la úni­ca pro­vin­cia que que­da fue­ra de la al­ta ve­lo­ci­dad. La so­lu­ción pro­pues­ta por el Ei­xo Atlán­ti­co de re­for­mar la va­rian­te Lu­go-Ou­ren­se pa­ra re­du­cir los tiem­pos de via­je en­tre am­bas ca­pi­ta­les, con una in­ver­sión de 650 mi­llo­nes en cin­co años, no con­ven­ce al sec­tor em­pre­sa­rial. Con­si­de­ra que a me­dio pla­zo po­dría ser «una so­lu­ción in­tere­san­te pa­ra evi­tar la des­co­ne­xión, pe­ro no ex­clu­si­va. La CEL en va­rias oca­sio­nes de­jó cla­ro que no re­nun­cia al ac­ce­so «en con­di­cio­nes» a la al­ta ve­lo­ci­dad en la pro­vin­cia. Los pre­su­pues­tos del Es­ta­do de es­te año no han he­cho más que au­men­tar la desa­zón. La re­for­ma de la vía po­dría no es­tar en el año 2020, de acuer­do con los pla­zos de mo­der­ni­za­ción pro­pues­tos por el Go­bierno.

UN TRA­MO OL­VI­DA­DO

Los 640 mi­llo­nes has­ta el 2020 de las pre­vi­sio­nes del Go­bierno no cu­bri­rían to­das las ne­ce­si­da­des de mo­der­ni­za­ción de las vías. Si Lu­go ha de co­nec­tar­se a la lí­nea de al­ta ve­lo­ci­dad a tra­vés de Mon­for­te, en las pre­vi­sio­nes de Fo­men­to no hay con­tem­pla­das in­ver­sio­nes pa­ra mo­der­ni­zar un tra­mo de 40 ki­ló­me­tros, en­tre Mon­for­te y Ou­ren­se. Lo úni­co eje­cu­ta­do has­ta el mo­men­to es la va­rian­te de Po­bra de San Xiao, un tra­mo de 7,5 ki­ló­me­tros, que em­pe­zó a ser una rea- li­dad en el año 1999, con la li­ci­ta­ción del es­tu­dio in­for­ma­ti­vo.

DE­CLA­RA­CIÓN DE IM­PAC­TO AM­BIEN­TAL

La pa­tro­nal lu­cen­se sos­tie­ne que la mo­der­ni­za­ción de la vía en­tre Lu­go y Ou­ren­se no po­drá es­tar en el año 2020 por­que ha ca­du­ca­do la De­cla­ra­ción de Im­pac­to Am­bien­tal. Re­no­var es­te trá­mi­te po­dría su­po­ner un re­tra­so de dos años co­mo mí­ni­mo. En los Pre- su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do es­tá pre­vis­to «el ini­cio de es­tu­dios de las ac­tua­cio­nes que per­mi­ti­rán el tras­la­do de los be­ne­fi­cios de la lí­nea de al­ta ve­lo­ci­dad Ma­drid Ga­li­cia en las co­ne­xio­nes con Lu­go».

CO­NEC­TAR EU­RO­PA

Lu­go es, se­gún re­cuer­da la CEL, la úni­ca pro­vin­cia ma­rí­ti­ma de Es­pa­ña que no cuen­ta con au­to­ri­dad por­tua­ria pro­pia. Es­ta no es la úni­ca reivin­di­ca­ción. Den­tro de la Pla­ta­for­ma pa­ra el Im­pul­so Lo­gís­ti­co en el No­roes­te, a la que per­te­ne­ce, tie­ne cla­ro que las co­mu­ni­ca­cio­nes ma­rí­ti­mas del Nor­te y del No­roes­te de Es­pa­ña «son fun­da­men­ta­les pa­ra el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y pa­ra la ge­ne­ra­ción de em­pleo». Pa­ra que sean efi­ca­ces, de­fien­de que los puer­tos han de es­tar co­nec­ta­dos con los gran­des co­rre­do­res fe­rro­via­rios del trans­por­te, de­fi­ni­dos en las Orien­ta­cio­nes de las Re­des Tran­seu­ro­peas del Trans­por­te, co­fi­nan­cia­das de for­ma prioritaria por el Me­ca­nis­mo Co­nec­tar Eu­ro­pa. Ga­li­cia, As­tu­rias, Can­ta­bria y León no es­tán in­clui­das en el Co­rre­dor Atlán­ti­co de la Red Bá­si­ca, en tan­to que los por­tu­gue­ses de ca­pa­ci­dad si­mi­lar o in­fe­rior, sí es­tán. Los in­te­gran­tes de la pla­ta­for­ma creen que las co­ne­xio­nes fe­rro­via­rias del Nor­te— en Lu­go la lí­nea Pa­len­cia-A Co­ru­ña— de­ben es­tar en el Co­rre­dor Fe­rro­via­rio nú­me­ro 4.

FO­TO ALBERTO LÓ­PEZ

La úni­ca evi­den­cia el AVE en Lu­go es la va­rian­te de 7,5 ki­ló­me­tros de Po­bra de San Xiao

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.