«Los pro­yec­tos co­lec­ti­vos son im­pres­cin­di­bles»

Abo­ga por in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ras y en po­lí­ti­cas de na­ta­li­dad

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - Entrevista - D.C.

Eduardo Va­lín se in­cor­po­ró re­cien­te­men­te a la CEL co­mo con­se­je­ro, en sus­ti­tu­ción de Je­sús Quin­tá.

— ¿Cuá­les son los re­tos de la CEL a cor­to pla­zo?

-Si­guen es­tan­do uni­dos al de­ve­nir de la pro­vin­cia. Lo prin­ci­pal es ha­cer­nos oír, se­guir ha­cién­do­nos oír, en los te­mas que son cru­cia­les pa­ra que Lu­go no ter­mi­ne con­ver­ti­da en un pá­ra­mo in­dus­trial y sin po­bla­ción. In­fra­es­truc­tu­ras, in­ver­sión pa­ra for­ta­le­cer nues­tro te­ji­do in­dus­trial o me­di­das pa­ra com­ba­tir la des­po­bla­ción con­ti­núan al fren­te de nues­tras preo­cu­pa­cio­nes. Y des­pués en el día a día se­guir sien­do un apo­yo pa­ra los em­pre­sa­rios y em­pren­de­do­res a to­dos los ni­ve­les.

-¿Qué ges­tio­nes rea­li­za­rá pa­ra con­se­guir los ob­je­ti­vos?

-Ya es­ta­mos en ello. Reunio­nes con quié­nes tie­nen ca­pa­ci­dad de de­ci­sión y, al mis­mo tiem­po, se­guir lla­man­do a los em­pre­sa­rios de Lu­go a unir­se pa­ra que sus pro­pues­tas, su voz, sea te­ni­da en cuen­ta. Y fo­men­tar tam­bién que se co­noz­ca más el tra­ba­jo del día a día, mu­chas ve- ces des­co­no­ci­do, de la CEL: la con­fe­de­ra­ción cuen­ta con abo­ga­dos, eco­no­mis­tas, que ase­so­ran ju­rí­di­ca­men­te, en ma­te­ria de ayu­da.... La CEL es un apo­yo sin igual pa­ra cual­quier em­pre­sa de Lu­go a to­dos los ni­ve­les.

-¿ Có­mo cree que es po­si­ble que las em­pre­sas aú­nen es­fuer­zos de ca­ra a ini­cia­ti­vas con­jun­tas?

-Des­de el pun­to de vis­ta ins­ti­tu­cio­nal y pa­ra em­pe­zar, los em­pre­sa­rios tie­nen que sa­ber que es bueno em­pe­zar por es­tar en or­ga­ni­za­cio­nes co­mo la CEL. Per­mi­te lle­gar más rá­pi­da­men­te y con más fuer­za a nú­cleos de po­der e in­tere­ses pa­ra ha­cer oír las reivin­di­ca­cio­nes pro­pias. Otros es­tán uni­dos; si no­so­tros no lo es­ta­mos co­rre­mos el ries­go de que nos pa­sen por en­ci­ma. Des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co, no es po­si­ti­vo que la ma­yor par­te del te­ji­do em­pre­sa­rial es­té con­for­ma­do por pe­que­ñas o muy pe­que­ñas em­pre­sas: en el ac­tual mer­ca­do glo­bal es muy di­fí­cil com­pe­tir con es­te ta­ma­ño. Son im­pres­cin­di­bles pro­yec­tos co­lec­ti­vos: ya des­de la UE mu­chas de las ayu­das que se ha­bi­li­tan aho­ra fo­men­tan la coope­ra­ción en­tre em­pre­sas, la pues­ta en mar­cha de ini­cia­ti­vas con­jun­tas, y es por al­go.

- ¿Cuál cree que va a ser el fu­tu­ro de la pro­vin­cia?

-Lu­go tie­ne un gran po­ten­cial en va­rios sec­to­res, los tra­di­cio­nal­men­te ac­ti­vos co­mo lác­teo, cár­ni­co (agroa­li­men­ta­rio en ge­ne­ral) to­da­vía tie­nen un am­plio re­co­rri­do por la ca­li­dad de nues­tros pro­duc­tos y los mer­ca­dos a los que to­da­vía po­dría­mos ac­ce­der. Pe­ro ade­más fal­ta mu­cho por ex­plo­tar en el ám­bi­to tu­rís­ti­co (ri­que­za pai­sa­jís­ti­ca y pa­tri­mo­nial no nos fal­ta) y en nue­vos sec­to­res que es­tán de­mos­tran­do po­ten­cial co­mo las TIC o el ae­ro­náu­ti­co. No obs­tan­te, sin una po­lí­ti­ca cla­ra que re­vier­ta la ten­den­cia a la des­po­bla­ción y el en­ve­je­ci­mien­to e in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ras cla­ve, lo veo di­fí­cil.

- ¿Cree que la cri­sis ya fi­na­li­zó? ¿Dis­po­ne de da­tos?

-Me re­sul­ta com­pli­ca­do afir­mar ca­te­gó­ri­ca­men­te que la cri­sis fi­na­li­zó si ob­ser­va­mos da­tos co­mo las al­tas ta­sas de pa­ro. Otros in­di­ca­do­res eco­nó­mi­cos co­mo el in­cre­men­to del PIB, la me­jo­ra de la fac­tu­ra­ción de las em­pre­sas o in­clu­so una ma­yor con­fian­za de los con­su­mi­do­res in­vi­tan al op­ti­mis­mo, pe­ro creo que la re­cu­pe­ra­ción es to­da­vía ti­bia y que hay que ser pru­den­tes. Los gran­des or­ga­nis­mos co­mo el Ban­co de Es­pa­ña y el FMI ha­blan del fin de la cri­sis, pe­ro no po­de­mos ol­vi­dar que tam­po­co fue­ron ca­pa­ces de pre­de­cir­la.

-¿Ha cam­bia­do la ac­ti­tud de las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras?

-En los úl­ti­mos tiem­pos se no­ta una ma­yor dis­po­si­ción que al prin­ci­pio de la cri­sis pa­ra fa­ci­li­tar cré­di­to a las em­pre­sas, in­clu­so al­gu­nas en­ti­da­des han lan­za­do lí­neas es­pe­cí­fi­cas. Pe­ro el ac­ce­so a fi­nan­cia­ción siem­pre es com­pli­ca­do, tan­to pa­ra em­pre­sas co­mo pa­ra em­pren­de­do­res.

FO­TO A. LÓ­PEZ

Eduardo Va­lín

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.