Pol, a la es­pe­ra de otro im­pul­so

El mu­ni­ci­pio pre­ten­de re­cu­pe­rar el San Isi­dro tras el paréntesis de es­te año sin ce­le­bra­ción

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - San isidro - X.M. PA­LA­CIOS LA VOZ

Re­tro­ce­der pa­ra to­mar im­pul­so. Eso es lo que pre­ten­de ha­cer el mu­ni­ci­pio de Pol con la fe­ria de San Isi­dro, que es­te año, tras años de ce­le­bra­ción, ha que­da­do sin su ci­ta. La ra­zón de la in­te­rrup­ción ha es­ta­do en la de­ci­sión de la aso­cia­ción de mu­je­res ru­ra­les, co­lec­ti­vo que lle­va­ba tiem­po, con la co­la­bo­ra­ción del Con­ce­llo, en la or­ga­ni­za­ción.

En el co­lec­ti­vo pa­re­ce ha­ber­se da­do un des­gas­te, co­mo re­co­no­cía esta se­ma­na el al­cal­de, Lino Rodríguez. Pe­ro tam­bién ad­mi­tía que el go­bierno lo­cal no ha­bía te­ni­do ex­ce­si­va agi­li­dad pa­ra reac­cio­nar y que ya no se ha­bía dis­pues­to de plazo pa­ra afron­tar al­gu­na de­ci­sión que com­pen­sa­se la pos­tu­ra del co­lec­ti­vo Ol­vi­do.

De to­dos mo­dos, lo ocu­rri­do es­te año pa­re­ce ser más bien un paréntesis que, sea cual sea su du­ra­ción, pa­re­ce lla­ma­do a ce­rrar­se. El re­gi­dor po­len­se de­cla­ró una vez más que hay una ini­cia­ti­va a la que lle­va al­go de tiem­po dán­do­le vuel­tas has­ta ver có­mo pue­de cua­jar: se tra­ta de la ce­le­bra­ción de una fe­ria de ganado.

La ma­te­ria pri­ma es abun­dan­te. Unas 12.000 ca­be­zas de ganado va­cuno, de pro­duc­ción de le­che en una muy abru­ma­do­ra ma­yo­ría, de­mues­tran la im­por­tan­cia del sec­tor pri­ma­rio en el mu­ni­ci­pio, aun­que en los úl­ti­mos tiem­pos, co­mo en otros mu­ni­ci­pios de la co­mar­ca, la ac­ti­vi­dad fo­res­tal ha ex­pe­ri­men­ta­do un gran au­ge.

La car­ga ga­na­de­ra se re­par­te por va­rias pa­rro­quias, si bien Sue­gos o Tor­nei­ros po­drían fi­gu­rar se­gu­ra­men­te a la ca­be­za de una cla­si­fi­ca­ción. Así las co­sas, la ce­le­bra­ción de una fe­ria de ganado ten­dría, con una pe­rio­di­ci­dad que po­dría ser anual, la ven­ta­ja ini­cial de en­con­trar in­te­rés en su en­torno más pró­xi­mo. Si se re­cuer­da ade­más la im­por­tan­cia de la ga­na­de­ría en con­ce­llos li­mí­tro­fes o muy pró­xi­mos, el ar­gu­men­to se ve re­for­za­do.

Ar­te­sa­nía y co­ci­do

En la fe­ria de San Isi­dro que se ce­le­bra­ba en ma­yo, con unas fe­chas no fi­jas pe­ro sí cer­ca­nas al 15 por ser el día del san­to, ha­bía de to­dos mo­dos de­ta­lles que re­cor­da­ban la cer­ca­nía del mun­do ru­ral. Los pues­tos de jar­di­ne­ría o de ar­te­sa­nía eran una mues­tra de ac­ti­vi­da­des que tie­nen su ba­se en zo­nas ru­ra­les, de igual mo­do que el per­fil gas­tro­nó­mi­co del pro­gra­ma era tam­bién un ex­plí­ci­to ho­me­na­je a la co­ci­na tra­di­cio­nal, aún pre­sen­te en la co­mar­ca y en otras zo­nas. La de­gus­ta­ción de tri­pas y el co­ci­do re­for­za­ban ese se­llo, de igual mo­do que la en­vi­dia­ble y cén­tri­ca car­ba­llei­ra de Mos­tei­ro, ca­pi­tal del mu­ni­ci­pio po­len­se, demuestra las po­si­bi­li­da­des de un cam­po de la fe­ria que aco­ge una ci­ta al mes.

FO­TO AL­BER­TO LÓ­PEZ

En la fe­ria de San Isi­dro no fal­ta­ban de­mos­tra­cio­nes de di­ver­sas ac­ti­vi­da­des ar­te­sa­nas

FO­TO Ó. CE­LA

El co­ci­do del San Isi­dro se ser­vía en ge­ne­ro­sas y vis­to­sas ra­cio­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.