«Era el mo­men­to de de­jar­lo»

Ha­ce un ba­lan­ce po­si­ti­vo de su man­da­to y la­men­ta los pro­ble­mas del pro­ce­so elec­to­ral

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - San xoán de sarria - X. R.. PENOUCOS

Ha­ce seis años que la di­rec­ti­va que pre­si­día Án­gel Tou­rón co­gía una Sa­rria­na a la de­ri­va con deu­das y en un mal mo­men­to de­por­ti­vo. Des­pués de seis años ha lo­gra­do sa­near­la y so­lo la­men­ta el des­cen­so de es­ta úl­ti­ma cam­pa­ña y los pro­ble­mas en las pa­sa­das elec­cio­nes que po­drían de­ri­var en la crea­ción de un nue­vo club.

— ¿Có­mo va­lo­ra la pa­sa­da cam­pa­ña?

—Do­lo­ro­sa por el des­cen­so de ca­te­go­ría. Las ba­jas, unas por le­sio­nes y otras por mo­ti­vos la­bo­ra­les de ju­ga­do­res cla­ve en la plan­ti­lla nos las­tra­ron du­ran­te to­da la tem­po­ra­da y ter­mi­na­ron en el des­cen­so. La reali­dad es que re­sul­ta com­pli­ca­do aguan­tar un equi­po en Pre­fe­ren­te con un pre­su­pues­to muy jus­to.

— ¿Có­mo va­lo­ra sus seis años al fren­te del club?

—Muy po­si­ti­vo, ex­cep­to los dos úl­ti­mos me­ses. Co­gi­mos un equi­po con deu­das y en los juz­ga­dos y lo­gra­mos sa­near­lo pa­ra que ce­le­bre por to­do lo al­to la pró­xi­mo cam­pa­ña su 50 anitro ver­sa­rio. De­ci­di­mos mar­char­nos con tiem­po pa­ra que la gen­te que lle­ga­ra pu­die­ra tra­ba­jar y pu­si­mos en mar­cha un pro­ce­so trans­pa­ren­te en­tre las cua­tu­vie­ron par­tes que par­ti­ci­pa­ron, tres can­di­da­tos y no­so­tros. Al fi­nal me da mu­cha tris­te­za y ra­bia ver que se va a crear un nue­vo club, con ni­ños que siem­pre es- jun­tos y que se van a en­fren­tar en­tre ellos. Otro pro­ble­ma se­rán las ins­ta­la­cio­nes, que aho­ra ya nos cos­ta­ba com­par­tir con los ve­te­ra­nos y que con otro equi­po más ya ve­re­mos co­mo se arre­glan.

— ¿Por­qué de­ci­dió de­jar la pre­si­den­cia?

—Iban ya seis años en el car­go y es una ta­rea que des­gas­ta mu­cho, ade­más aca­bo de afron­tar nue­vos re­tos a ni­vel pro­fe­sio­nal y me re­sul­ta­ba com­ple­ta­men­te in­via­ble com­pa­ti­bi­li­zar­los con el fút­bol. Por otra par­te es­toy con­ven­ci­do de que los car­gos en el fút­bol tie­nen que ser cí­cli­cos y aho­ra era el mo­men­to de que no­so­tros lo de­já­ra­mos y lle­ga­ra gen­te nue­va con nue­vos re­tos y mu­chas ga­nas, ya que re­pi­to que es­ta la­bor des­gas­ta mu­cho y se pier­den las an­sias ini­cia­les.

— ¿Qué les di­ce a los so­cios?

—So­lo ten­go pa­la­bras de agra­de­ci­mien­to pa­ra ellos por to­do lo que me apo­ya­ron en es­tos seis años. Lo mis­mo pue­do de­cir de em­pre­sas que co­la­bo­ra­ron es­tre­cha­men­te co­mo Mon­bus, Mic Sport o Co­vis­sa. Tam­po­co me pue­do ol­vi­dar de los ju­ga­do­res y en­tre­na­do­res que pa­sa­ron por el club en to­do es­te tiem­po y que siem­pre tu­vie­ron un ex­ce­len­te com­por­ta­mien­to.

FO­TO PENOUCOS

Án­gel Tou­rón pi­sa el ba­lón en el es­ta­dio de Ri­be­la en el que jue­ga la SD Sa­rria­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.