El re­en­cuen­tro de aque­llos hé­roes

La Voz de Ga­li­cia y el Club De­por­ti­vo Lu­go jun­ta­ron a aque­lla plan­ti­lla de 1991-1992

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - 25 aniversario del ascenso - MAR­TA DE DIOS

El equi­po se jun­tó pa­ra ce­le­brar las bo­das de pla­ta de aquel as­cen­so, ines­pe­ra­do pa­ra la so­cie­dad lu­cen­se de los años 90. La Voz de Ga­li­cia y el Club De­por­ti­vo Lu­go lo hi­cie­ron po­si­ble, con la ayu­da de Mo­des­to, el pa­sa­do 23 de ju­nio. El ex ju­ga­dor fue el ne­xo de unión en­tre los or­ga­ni­za­do­res y sus an­ti­guos com­pa­ñe­ros.

16 miem­bros de la plan­ti­lla, in­clui­do el mís­ter, acu­die­ron a la ci­ta: Illán, San­da­mil, Cas­tro, Man­diá, Cou­so, Óscar, Te­ja­da, Ca­cha­rrón, Ja­vi, Mon­to­to, Ca­ro­lo, Mo­des­to, Mi­guel Gar­cía, Al­vi­te, Do­mín­guez y Julio Díaz. De aquel equi­po fal­ta­ron Te­mes, Adol­fo, Mi­guel Án­gel, Vi­cen­te, Jo­sé Ma­nuel, Cas­ca­les, Ca­ye­tano, Jor­ge Re­vuel­ta y Fer­nan­do Cha­mo­rro. Es­te úl­ti­mo, fa­lle­ci­do en el año 2.000 fue re­cor­da­do y ho­me­na­jea­do por sus com­pa­ñe­ros en el Án­gel Ca­rro, don­de de­ja­ron un ra­mo de flores en su me­mo­ria.

Una co­mi­da en uno de los sa­lo­nes del Círcu­lo de las Ar­tes y el pos­te­rior co­lo­quio en el sa­lón re­gio sir­vie­ron co­mo mar­co pa­ra ha­cer aflo­rar los re­cuer­dos de esos an­ti­guos com­pa­ñe­ros. Al­gu­nos lle­va­ban ca­si 20 años sin ver­se, pe­ro los puen­tes de la me­mo­ria se ten­die­ron rá­pi­do pa­ra acer­car de nue­vo a los que po­si­bi­li­ta­ron aquel éxi­to in­só­li­to.

La ma­yo­ría son ga­lle­gos y es­tán re­la­ti­va­men­te cer­ca unos de otros. Mi­guel Gar­cía, aun­que es as­tu­riano, tie­ne su re­si­den­cia en Lu­go des­de aquel mo­men­to. Otros co­mo Te­ja­da desa­rro­lla­ron su ca­rre­ra en otra par­te. El fut­bo­lis­ta vas­co col­gó las bo­tas tras aquel año en las fi­las lu­cen­ses y cre­ció co­mo en­tre­na­dor en la in­fra­es­truc­tu­ra del Spor­ting de Gi­jón. Lle­gó a di­ri­gir al pri­mer equi­po en dos par­ti­dos, pa­ra con­ver­tir­se des­pués en el se­gun­do de Abe­lar­do.

El Círcu­lo de las Ar­tes fue el es­ce­na­rio es­co­gi­do

El equi­po dis­fru­tó de una co­mi­da y un co­lo­quio pos­te­rior

El gol­pe en la me­sa

Aquel as­cen­so con­se­gui­do en la tem­po­ra­da 1991-1992 agi­tó la ciu­dad, que lle­va­ba cer­ca de 40 años sin te­ner un equi­po de fútbol en la ca­te­go­ría de pla­ta. El club no es­ta­ba pre­pa­ra­do a ni­vel ins­ti­tu­cio­nal pa­ra lo que sí se lo­gró a ni­vel de­por­ti­vo en el cam­po y la con­se­cuen­cia se pal­pó al año si­guien­te, con un des­cen­so que se olió prác­ti­ca­men­te des­de di­ciem­bre. Sin em­bar­go, las vo­ces del «sí se pue­de» cam­bia­rían la men­ta­li­dad de una ciu­dad que has­ta en­ton­ces ha­bía da­do la es­pal­da al fútbol.

Lu­go tar­da­ría ca­si dos dé­ca­das en vol­ver al fútbol de pla­ta, aun­que cuan­do lo hi­zo fue pa­ra que­dar­se. En el año 2012 el Lu­go con­se­guía el as­cen­so de­fi­ni­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.