Una tem­po­ra­da en la éli­te ga­lle­ga

El C.D. Cas­tro vi­vió una cam­pa­ña pa­ra el re­cuer­do en su de­but en Ter­ce­ra Di­vi­sión

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - Fiestas patronales - A. CABADO / S.V.

El Club De­por­ti­vo Cas­tro al­can­zó, la tem­po­ra­da pa­sa­da, su cé­nit com­pe­ti­ti­vo par­ti­cu­lar, al com­pe­tir por pri­me­ra vez en sus 37 años de vi­da en la Ter­ce­ra Di­vi­sión del fút­bol na­cio­nal.

Pa­ra el con­jun­to chai­re­go, lle­gar al pri­mer es­ca­lón au­to­nó­mi­co su­pu­so un pre­mio al ex­ce­len­te tra­ba­jo rea­li­za­do du­ran­te los úl­ti­mos años, pe­ro tam­bién pro­pi­ció que se tu­vie­se que en­fren­tar al re­to de ma­yor com­ple­ji­dad de to­dos con los que se ha­bía to­pa­do. Su ate­rri­za­je en la Ter­ce­ra Di­vi­sión im­pli­ca­ba irrum­pir en una ca­te­go­ría de un ni­vel muy su­pe­rior al que es­ta­ban acos­tum­bra­dos, pues en ella ha­bi­ta­ban al­gu­nos de los clu­bes más des­ta­ca­dos de Ga­li­cia.

«Cuan­do as­cien­des vas car­ga­do de ilu­sión, pe­ro lle­gas ahí y tro­pie­zas con la reali­dad», co­men­ta Jo­sé Ra­món Ve­ga, pre­si­den­te de la en­ti­dad. Des­de el equi­po eran cons­cien­tes de que la com­pe­ti­ti­vi­dad iba a ser má­xi­ma y de que se iban a en­fren­tar a clu­bes con un pre­su­pues­to y una ma­sa so­cial su­pe­rior a la su­ya. Evi­den­te­men­te, no es­ta­ban dis­pues­tos a ren­dir­se an­tes de em­pe­zar, pe­ro los ini­cios sue­len ser lo más du­ro: re­quie­ren un pe­río­do de adap­ta­ción al rit­mo de la ca­te­go­ría, apren­der a afron­tar los par­ti­dos de un mo­do di­fe­ren­te.

De es­te mo­do, el Cas­tro se pa­só la tem­po­ra­da tran­si­tan­do en­tre los pues­tos de des­cen­so y los de sal­va­ción, lo cual, con­si­de­ran­do la di­fi­cul­tad del ob­je- ti­vo, pue­de con­si­de­rar­se to­do un éxi­to. Ve­ga ase­gu­ra que el club «com­pi­tió muy dig­na­men­te», es­pe­cial­men­te en su pro­pio feu­do. Los chai­re­gos co­se­cha­ron un to­tal de 33 pun­tos en su es­ta­dio, una ci­fra ex­cel­sa pe­ro in­su­fi­cien­te de­bi­do a los exi­guos cua­tro pun­tos su­ma­dos co­mo vi­si­tan­tes. De­ci­die­ron sus­ti­tuir al en­tre­na­dor a fal­ta de po­cas jor­na­das pa­ra la con­clu­sión del cam­peo­na­to a mo­do de re­vul­si­vo, pe­ro el cambio no dio re­sul­ta­do.

Así, el Cas­tro no con­si­guió la per­ma­nen­cia, pe­ro el ob­je­ti­vo era fran­ca­men­te am­bi­cio­so si com­pa­ra­mos sus re­cur­sos con los de sus ri­va­les. Por tan­to, la va­lo­ra­ción de la tem­po­ra­da es re­la­ti­va­men­te po­si­ti­va: el club y la afi­ción pu­die­ron dis­fru­tar de una cam­pa­ña en la éli­te del fút­bol ga­lle­go y vi­vie­ron va­rios mo­men­tos que que­da­rán pa­ra el re­cuer­do, co­mo las vic­to­rias con­se­gui­das an­te un con­jun­to his­tó­ri­co co­mo la SD Com­pos­te­la, o an­te el De­por­ti­vo B o el Rá­pi­do de Bou­zas, que fi­nal­men­te lo­gra­ron el as­cen­so a Se­gun­da Di­vi­sión B tras dispu­tar las co­rres­pon­dien­tes eli­mi­na­to­rias.

Aho­ra, el con­jun­to vuel­ve al gru­po nort de Pre­fe­ren­te con el ob­je­ti­vo de re­gre­sar a Ter­ce­ra lo an­tes po­si­ble. De to­dos mo­dos, Ve­ga se mues­tra cau­to y pre­fie­re no ha­cer pro­nós­ti­cos a lar­go pla­zo. «En prin­ci­pio, la me­ta es es­tar en el gru­po de ca­be­za. La idea es es­tar arri­ba y ver lo que hay, có­mo es­tá el equi­po y có­mo es­tán los ri­va­les y ana­li­zar las po­si­bi­li­da­des que te­ne­mos», se­ña­ló.

El Cas­tro ha vi­vi­do un año en la éli­te y no quie­re de­jar atrás la épo­ca más exi­to­sa de su his­to­ria, pe­ro en el club son cons­cien­tes de que la Ter­ce­ra Di­vi­sión es una ca­te­go­ría de de­ma­sia­do ni­vel. Pe­ro el fút­bol, al fin y al ca­bo, siem­pre tie­ne re­ser­va­do un es­pa­cio pa­ra aque­llos que se atre­ven a desafiar a la ló­gi­ca.

El equi­po lo­gró en ca­sa 33 pun­tos y ven­ció a clu­bes po­de­ro­sos

Los ma­los re­sul­ta­dos fue­ra de ca­sa re­sul­ta­ron un pe­sa­do las­tre

FO­TO CAR­LOS CAS­TRO

La vic­to­ria an­te la SD Com­pos­te­la fue uno de los me­jo­res mo­men­tos de la tem­po­ra­da del Cas­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.