La dual, a fi­na­les de 2018

La nue­va uni­dad, a car­go de Fu­da­ce, tie­ne que es­tar cons­trui­da an­tes del tér­mino del pró­xi­mo año si quie­re re­ci­bir fon­dos de la Unión Eu­ro­pea

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - Fiestas patronales -

La Fun­da­ción de Da­ño Ce­re­bral (Fu­da­ce) se en­car­ga­rá de la cons­truc­ción de la nue­va Uni­dad Dual de Cas­tro de Ri­bei­ras de Lea, des­ti­na­da a aco­ger a las per­so­nas dua­les, aque­llas que pre­sen­tan tras­tor­nos adic­ti­vos y psi­quiá­tri­cos, dos al­te­ra­cio­nes que fre­cuen­te­men­te van de la mano, de­bi­do a que la pri­me­ra po­ten­cia la apa­ri­ción de la se­gun­da.

Las per­so­nas afec­ta­das por es­te pro­ble­ma mues­tran cier­ta pro­pen­sión a la agre­si­vi­dad, lo cual es per­ju­di­cial tan­to pa­ra ellos co­mo pa­ra su en­torno, por lo que ur­gía crear un cen­tro acon­di­cio­na­do pa­ra que se les ofrez­ca un tra­ta­mien­to ade­cua­do. De es­te mo­do, Fu­da­ce se en­cuen­tra in­mer­sa en el pro­ce­so de edi­fi­ca­ción de un cen­tro que aco­ja esta Uni­dad Dual. El in­mue­ble es­ta­rá ubi­ca­do jun­to al pro­pio cen­tro de la fun­da­ción, en unos te­rre­nos de 80.000 me­tros cua­dra­dos que fue­ron ce­di­dos por la Dipu­tación de Lu­go pa­ra los pró­xi­mos 50 años.

Las pre­vi­sio­nes pre­su­pues­ta­rias in­di­can que la ci­fra es­ta­rá al­go por de­ba­jo del mi­llón y me­dio de eu­ros, y pa­ra lle­var a ca­bo la fi­nan­cia­ción se con­ta­rá con fon­dos de la Unión Eu­ro­pea. Pa­ra po­der re­ci­bir es­tas sub­ven­cio­nes co­mu­ni­ta­rias, no obs­tan­te, las obras de­ben es­tar aca­ba­das an­tes de la con­clu­sión del pró­xi­mo año, es de­cir, an­tes del 1 de enero de 2019.

En un prin­ci­pio, se­gún anun­ció Luis Abe­llei­ra, pre­si­den­te de Fu­da­ce, la Uni­dad Dual ten­drá ca­pa­ci­dad pa­ra diez per­so­nas, con el ob­je­ti­vo de po­der au­men­tar las pla­zas po­co des­pués. Su cons­truc­ción su­po­ne una gran ayu­da pa­ra aque­llos que su­fren es­tos tras­tor­nos, de­bi­do a que en to­da Ga­li­cia tan so­lo exis­te un cen­tro dis­pues­to pa­ra aco­ger a es­te ti­po de pa­cien­tes, y es­tá ubi­ca­do en Pon­te­ve­dra. De es­te mo­do, la Uni­dad Dual vie­ne a cu­brir una ne­ce­si­dad que, ac­tual­men­te, no pre­sen­ta nin­gu­na otra so­lu­ción.

Es­tas ins­ta­la­cio­nes con­tri­bui­rán a me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de quie­nes su­fren es­tas al­te­ra­cio­nes, pues con­ta­rán con per­so­nal es­pe­cia­li­za­do, co­mo un psi­quia­tra y un psi­có­lo­go clí­ni­co con co­no­ci­mien­tos es­pe­cí­fi­cos en el campo.

El pe­li­gro de la adic­ción

Otro de los ob­je­ti­vos con­sis­te en vi­si­bi­li­zar los pro­ble­mas ge­ne­ra­dos por las adic­cio­nes, y con­cien­ciar a la po­bla­ción a fin de re­du­cir el con­su­mo de sus­tan­cias pro­cli­ves a ge­ne­rar des­ór­de­nes psi­quiá­tri­cos, tan­to aque­llas ile­ga­les (ma­rihua­na, co­caí­na u otras dro­gas) co­mo las le­ga­les. Es­tas, en­tre las cua­les cons­tan el al­cohol, el ta­ba­co o al­gu­nos me­di­ca­men­tos, son es­pe­cial­men­te pe­li­gro­sas de­bi­do a que su con­su­mo es­tá acep­ta­do so­cial­men­te, lo que im­pli­ca que mu­chas per­so­nas las con­su­man sis­te­má­ti­ca­men­te sin ser cons­cien­tes del gra­do de no­ci­vi­dad que pue­den pro­vo­car en su or­ga­nis­mo. No en vano, el 55% de los adic­tos pre­sen­ta al­gún tras­torno psi­quiá­tri­co en los 15 años pos­te­rio­res.

FO­TO CHE­CHU RÍO

Cen­tro de la Fu­da­ce jun­to al cual se cons­trui­rá la nue­va Uni­dad Dual.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.