¡Va­ya fin de cur­so!

Hin­cha­bles, ta­lle­res y jue­gos hi­cie­ron de la fiesta un día inol­vi­da­ble

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - La Gran Fiesta Del Medio Ambiente - M. OTE­RO

El cam­po de hier­ba ar­ti­fi­cial de Acea de Ama se con­vir­tió ayer de nue­vo en el pa­raí­so de los hin­cha­bles. ¡Bien­ve­ni­dos a la fiesta de fin de cur­so de Voz Na­tu­ra! Un acon­te­ci­mien­to en el que no hay lu­gar pa­ra el abu­rri­mien­to. Jor­ge, de 4 años, se suel­ta de la mano de su pa­dre y sa­le co­rrien­do en cuan­to ve el fut­bo­lín hu­mano. «Yo es­te año los prue­bo to­dos», ase­gu­ra­ba Ne­rea, de 7 años, que, acom­pa­ña­da de sus pri­mas, no sabía muy bien por cuál de las casi vein­te op­cio­nes de­ci­dir­se: La is­la del tesoro, el sa­fa­ri park, el de los mi­ni­ons, el castillo, el bar­co, la tar­ta de cum­plea­ños... «Son más chu­los que los de la co­mu­nión de Ja­vi», sen­ten­cia- ba. Mientras, una pe­que­ña mi­ra­ba asom­bra­da al hom­bre que ca­mi­na­ba so­bre los zan­cos. Él era par­te de la ani­ma­ción cir­cen­se que se pa­sea­ba por el re­cin­to: acró­ba­tas, zan­cu­do, alas de Isis y un clown que en­se­ña­ba a los pe­que­ños sus tru­cos de glo­bo­fle­xia. Un po­co más arri­ba, la co­la pa­ra su­bir­se al tio­vi­vo ya se veía de le­jos. Vo­lan­do so­bre su co­lum­pio, un ni­ño no pa­ra de gri­tar a su ma­dre pa­ra que le ha­ga una fo­to.

En el cam­po de rugby no hay un cen­tí­me­tro li­bre. An­tón se pa­ra pa­ra ver con de­te­ni­mien­to el res­ca­te de los bomberos. «¡Jo, pues si que sube al­to ese!». Al­go más atrás, una ni­ña se sube de un sal­to al ca­mión de la Uni­dad Mi­li­tar de Emer­gen­cias: «¡Moooooo­la!», con una so­la pa­la­bra ya lo re­su­me to­do.

Otro gru­po de ami­gos se ríen sin pa­rar subidos a las mo­tos de la Guar­dia Ci­vil, mientras uno de los pa­dres les co­men­ta en plan bro­ma: «Cui­da­do, eh, no co­rráis que a la mí­ni­ma os po­nen una mul­ta».

¿Can­sa­dos y ham­brien­tos? No hay pro­ble­ma, nos da­mos un pa­seo por las food­trucks, que aquí hay de to­do: piz­za, pe­rri­tos, chu­rros, al­go­dón de azú­car, he­la­dos... y has­ta ham­bur­gue­sas eco­ló­gi­cas.

Los ni­ños dis­fru­ta­ron du­ran­te to­da la jor­na­da de la di­ver­sión a bor­do de casi una vein­te­na de hin­cha­bles en los que sal­ta­ron y se des­li­za­ron ante la mi­ra­da de sus fa­mi­lias.

Los ani­ma­do­res cir­cen­ses se pa­sea­ron por to­do el re­cin­to du­ran­te el día.

El tio­vi­vo fue otra de las atrac­cio­nes clá­si­cas que triun­fa­ron en Acea de Ama.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.